Público
Público
Únete a nosotros

Mubarak endurece la represión

La policía de Egipto detiene a 700 personas tras dos días de protestas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Miles de egipcios salieron a las calles en distintas ciudades del país por segundo día consecutivo para exigir la dimisión del presidente Hosni Mubarak y reformas sustanciales, a pesar de que el Ministerio de Interior anunció que no permitiría desórdenes y que los 700 detenidos serán puestos a disposición judicial.

Y aunque las protestas tuvieron una menor participación que las del martes, cuando la jornada terminó con la muerte de tres civiles en Suez y de un policía en El Cairo, hoy murieron otras dos personas, un manifestante y un miembro de las fuerzas de seguridad.

En la capital se registraron concentraciones en numerosos puntos de la ciudad y la policía antidisturbios intervino con dureza para dispersar a los manifestantes.

Estos quieren poner fin a la etapa del rais Mubarak, de 82 años, que ha gobernado el país desde 1981 con mano de hierro, especialmente con respecto a la oposición islamista, que es la que aparentemente cuenta con el apoyo real de un gran sector de la población, como quedó demostrado en las penúltimas elecciones legislativas.

Los liberales, que están liderando las manifestaciones de estos días, todavía tienen que demostrar si tienen un respaldo que vaya más allá de unas élites occidentalizadas. La policía se empleó con más dureza que el día anterior. El martes algunos policías dijeron que habían recibido instrucciones de no actuar con demasiada contundencia.

'Creemos que el Gobierno tiene una importante oportunidad para aplicar reformas'

El primer ministro, Ahmed Nazif, dijo que el Gobierno está dispuesto a permitir la libertad de expresión a través de 'medios legítimos', lo que se interpretó como una primera concesión y tal vez como una indicación de debilidad y de cierto temor a que la situación se le escape de las manos. Al caer la noche, la multitud prendió fuego a un edificio gubernamental en Suez.

No se podía acceder desde Egipto a las páginas de Facebook ni Twitter. Las protestas del martes se organizaron a través de las dos grandes redes sociales de internet.

Los Hermanos Musulmanes difundieron un comunicado denunciando la detención de decenas de sus militantes en la ciudad de Asiyut, un feudo islamista que tampoco se ha escapado a las protestas.

'Creemos que el Gobierno egipcio tiene una importante oportunidad para aplicar reformas políticas, económicas y sociales que respondan a las necesidades legítimas y a los intereses del pueblo egipcio', dijo la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton.