Público
Público
mes del orgullo

Múnich reacciona contra la UEFA y decide iluminar con los colores de la bandera LGTBIQ+ varios edificios 

La ciudad seguirá mandando una "señal clara" iluminando durante el encuentro de la Eurocopa el ayuntamiento, una noria y la torre de telecomunicaciones de la capital bávara.

Vista del estadio Arena con la bandera LGTBIQ+.
Vista del estadio Arena con la bandera LGTBIQ+. Andreas Gebert / Pool/ Reuters

El alcalde de Múnich, Dieter Reiter, cargó este martes contra la UEFA por prohibir iluminar con la bandera del colectivo LGTBIQ+ el estadio Allianz Arena de la ciudad donde este miércoles se celebra el Alemania-Hungría. 

En unas breves declaraciones para reaccionar a la decisión de la UEFA, Reiter se dijo "avergonzado" y "decepcionado" por la prohibición y avanzó que Múnich seguirá mandando una "señal clara" iluminando durante el encuentro de la Eurocopa con la bandera LGTBIQ+ el ayuntamiento, una noria y la torre de telecomunicaciones de la capital bávara. 

"No creo que la UEFA se muestre así como una institución abierta y tolerante", consideró.  

La idea de iluminar el Allianz Arena, que lanzó Reiter y apoyó todo el consistorio y el Gobierno bávaro, pretendía ser un símbolo de "respeto" y "solidaridad", en favor de la "igualdad" y la "libre determinación personal".

"Nosotros no nos dejamos impresionar. Independientemente de lo que diga la UEFA", agregó Reiter, que criticó expresamente la ley homófoba aprobada por Hungría contra la que se fraguó esta propuesta.

Varios estadios de fútbol alemanes, de Colonia a Berlín, ya han anunciado que se sumarán a esta iniciativa e iluminarán sus instalaciones con la bandera LGTBIQ+. 

El jefe del Gobierno bávaro, Markus Söder, lamentó en Twitter también la decisión de la UEFA porque "hubiese sido una muy buena señal en favor de la tolerancia y la libertad". "Tenemos que mostrarnos fuertes contra la discriminación", agregó. 

La UEFA rechazó este martes la petición de la alcaldía de Múnich para iluminar el Allianz Arena con los colores del arcoiris alegando que como organización neutral desde el punto vista político y religioso tiene que rechazar una acción de ese tipo. 

La acción tiene que considerarse como un mensaje político, según la UEFA, puesto que el alcalde de Múnich se refiere concretamente a la nueva legislación húngara.

Más noticias de Internacional