Público
Público

Myanmar La junta militar de Myanmar muestra las fotos de seis jóvenes detenidos en las protestas con signos de tortura

Las imágenes muestran rostros ensangrentados en el caso de tres hombres y la cara visiblemente hinchada de una mujer. Todos ellos forman parte de un grupo de manifestantes arrestados entre el sábado y el domingo en Rangún.

La junta militar de Myanmar ha mostrado en televisión las fotografías de seis jóvenes detenidos por manifestarse en contra de la junta militar con signos de haber sido torturados.
Los manifestantes llevan pancartas y saludan con tres dedos durante una protesta antimilitarista en Mandalay, Myanmar, el 19 de abril de 2021. EFE

La junta militar de Myanmar ha mostrado en televisión las fotografías de seis jóvenes detenidos en Myanmar por manifestarse en contra de la junta militar con signos de haber sido torturados por las fuerzas de seguridad mientras permanecían bajo custodia, según denuncian este lunes organizaciones locales de derechos humanos.

Las fotografías de primer plano, tomadas tras el arresto y las supuestas torturas, muestran rostros ensangrentados en el caso de tres jóvenes y la cara visiblemente hinchada de una mujer, y fueron publicadas anoche por la televisión Myawaddy, propiedad de los militares.

"Envalentonados por la impunidad, esta junta (militar) usa la tortura como arma política", denuncia la Asociación para la Asistencia de Presos Políticos (AAPP) en una publicación en Twitter acompañada por las instantáneas de los jóvenes tras el arresto.

En las redes sociales muchos usuarios publican las mismas fotografías y las contraponen con fotos de los mismos jóvenes sacadas antes de la detención con el objetivo de incidir en las denuncias sobre los supuestos malos tratos recibidos. Según el activista Ro Nay San Lwin, los detenidos forman parte de un grupo de manifestantes arrestados entre el sábado y el domingo en Rangún.

"El hecho de que Tatmadaw (Ejército) no vea nada malo en compartir fotografías de detenidos maltratados en una televisión nacional es una prueba de su crueldad y décadas de no haber respondido de sus actos", señaló Network for Human Rights Documentation, la red de organizaciones que lleva desde 2014 investigando violaciones de derechos humanos en Myanmar.

Al menos 737 personas han muerto durante la brutal represión ejercida por policías y militares contra las protestas en rechazo del golpe de Estado del 1 de febrero, según las cifras corroboradas por AAPP, que advierte que el número real puede ser mayor. Esta asociación también contabiliza 3.229 detenidos tras la sublevación del Ejército, entre ellos las depuesta líder Aung San Suu Kyi.

"La AAPP está preocupada por todos los detenidos, pero en especial sobre aquellos (detenidos) en paradero desconocido. Si la comunidad internacional no actúa, las torturas y las muertes continuarán", remarca el ente independiente, que había denunciado previamente otras torturas perpetradas por las fuerzas de seguridad.

A pesar de la intimidación y violencia ejercida por las autoridades golpistas, las manifestaciones continúan a lo largo del país, y este lunes se celebran concentraciones en Rangún y en la región de Sagaing, entre otros puntos, informan medios locales. Los manifestantes reclaman a los militares el restablecimiento de la democracia, que se respeten los resultados de las elecciones del pasado noviembre y la liberación de todos los detenidos.

Los militares encabezados por el general golpista Min Aung Hlaing justifican el golpe de Estado por un supuesto fraude electoral en los citados comicios, en los que arrasó el partido de Suu Kyi, como ya hiciera en 2015, con el aval de los observadores internacionales.

Más noticias de Internacional