Público
Público

'Ndrangheta Italia, asedio a la mafia calabresa

La mayor operación antimafia de los últimos 30 años, esta vez contra la 'Ndrangheta, pone de manifiesto que el Estado italiano tiene una fuerte capacidad de reacción a través de su Poder Judicial, no obstante los transalpinos estén cada vez más desencantados con el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo. 

Imagen donde se muestra una reunión de los jefes de la 'Ndrangheta al sur de Italia - AFP

Los italianos están acostumbrados a relacionarse de forma apática con sus instituciones. Pero noticias como la de los últimos días, dan aliento a un país que, desde hace mucho tiempo, vive en la improvisación política dentro de lo público. Así pues, siempre que hay una novedad positiva acerca del contraste a la mafia, la opinión pública transalpina y los medios de comunicación la reciben con alivio y satisfacción. Visto con cierta distancia, parece sorprendente como, por un lado, el Poder Ejecutivo sea tan volátil e inconstante, con primeros ministros efímeros; mientras que por el otro, el Poder Judicial siga tan concentrado en la lucha contra el crimen organizado de tipo mafioso.

Italia está intensificando su lucha antimafia. Las fuerzas del orden italianas, en los últimos días, han llevado a cabo una maxi operación policial ejecutando la detención de 334 personas en toda Italia: 270 de ellas han ido directamente a la cárcel y unas 70 más han acabado en arrestos domiciliarios. Mafiosos, abogados, políticos, funcionarios, contables, empresarios y otros profesionales vinculados a la conocida 'Ndrangheta, la mafia autóctona de Calabria –la región sureña presente en la punta de la bota que conforma la península italiana–. Pero las ramificaciones estaban presentes por toda Italia e incluso en otros países, como Bulgaria, Alemania y Suiza. La confiscación de bienes asciende, por el momento, a los 15 millones de euros.

Las investigaciones, enmarcadas dentro de la operación "Rinascita-Scott", han sido llevadas a cabo por los carabinieri, la policía militar italiana, y la Fiscalía Antimafia de Catanzaro (Calabria), a su vez coordinada por el fiscal Nicola Gratteri. En total los imputados son 416, que de ahora en adelante tendrán que responder en relación a varios delitos: asociación mafiosa, tráfico de influencias, extorsión, usura, homicidio, falsa declaración de bienes y blanqueo de capitales, entre otros.

Una buena parte de los investigados son acusados de haber delinquido con el agravante mafioso, un elemento tipificado específicamente en el Código Penal italiano. Las detenciones, ejecutadas por 2.500 agentes repartidos por todo el país, ha implicado tanto patrullas regulares como unidades de élite, tanto equipos helitransportados como unidades de paisano. La operación "Rinascita-Scott", según se leyó estos días en el periódico italiano La Repubblica ha "decapitado la 'Ndrangheta" en la zona calabresa de Vibo Valentia.

"Es la mayor operación desde el 'maxiprocesso' de Palermo"

"Es la mayor operación desde el maxiprocesso de Palermo", explicó el fiscal Nicola Gratteri ante los medios de comunicación: "Hemos desarticulado los clanes mafiosos de la provincia de Vibo Valentia, pero que operaban en todas las regiones de Italia, desde los Alpes hasta Sicilia". Gratteri, añadió: "Se trata de una investigación seria, concreta y fundada; en la que empecé a trabajar desde el primer momento que llegué a la ciudad de Catanzaro".

Tal como asegura el propio fiscal y tal como informan de ello los medios de comunicación italianos, la operación "Rinascita-Scott", a nivel de envergadura, está solamente por detrás del conocido maxiprocesso, el "superjuicio" a la cosa nostra –la mafia siciliana– que en 1987 concluyó con 19 cadenas perpetuas y más de 2.000 años de cárcel repartidos entre 341 imputados. A finales de los años 80 representó la obra maestra de ingeniería judicial de los célebres jueces Giovanni Falcone y Paolo Borsellino, quienes perderán la vida en 1992 asesinados por la mafia.

"El Estado ha demostrado toda su capacidad de reacción"

"El Estado ha demostrado, una vez más, toda su capacidad de reacción desplegando unidades y medios para un ataque frontal", asegura Nicola Morra, senador del Movimiento 5 Estrellas (M5E) liderado por Luigi Di Maio –socio principal del actual Gobierno del primer ministro, Giuseppe Conte– y presidente de la Comisión Antimafia en el Parlamento. Y añade: "A partir de hoy en Calabria se respira un aire mejor, un aire que tiene el sabor de libertad", asegura el parlamentario. Hace unos días pronunció unas palabras que ampliaron el contexto de las novedades de los últimos días: "Estas operaciones nos tienen que hacer entender la potencia de fuego y la penetración de las mafias. Por esta razón la lucha contra el crimen organizado tiene que ser el primer punto de la agenda política. No es suficiente con aplaudir cuando hay detenciones, ya que se precisa de un apoyo concreto y continuado para las necesidades de las fuerzas del orden y de la magistradura".

"A partir de hoy en Calabria se respira un aire mejor"

La Iglesia presente en Calabria también se ha pronunciado en una mezcla de alivio y esperanza: "Confio en que en el futuro tengamos otra Calabria capaz de pasar página, independientemente de la gran confusión política", explicó hace unos días el arzobispo de la ciudad de Catanzaro, Vincenzo Bertolone, ante las principales cabeceras periodísticas transalpinas. Y añadió: "Desde mi punto de vista, la reflexión más bonita que puedo hacer en relación a esta operación contra la 'Ndrangheta es que la Iglesia calabresa y mi persona estamos comprometidos para continuar a formar las conciencias de los jóvenes y de los menos jóvenes. Los hombres y las mujeres, pequeños y grandes, tiene que saber con quién deben estar, cómo actuar y cómo tener objetivos bien definidos en la vida. Ésta es nuestra misión".

La población de la localidad ha reaccionado con agradecimiento a favor de las instituciones públicas. Miles de personas, esta semana, se manifestaron en la ciudad de Vibo Valentia para realizar una "marcha por la legalidad": "Queremos expresar cercanía y gratitud a los hombres y a las mujeres del Estado que están todos los días en la trinchera para reafirmar los principios de la legalidad y de la democracia en nuestro territorio". Hasta hace poco, en Calabria, capos y criminales eran homenajeados con aplausos, besamanos y reverencias. Algo está cambiando.