Público
Público

Nigeria brutalidad policial Al menos 49 muertos en las protestas en Nigeria contra la brutalidad policial

Los manifestantes consideran que la disolución del SARS, acusados de abusos y asesinatos, no es una medida suficiente para frenar las protestas y exigen reformas en el seno de la Policía nigeriana y un juicio a las fuerzas de seguridad del país.

El pueblo nigeriano recibe apoyo en una protesta contra la Policía de Nigeria, acusada de abusos y asesinatos, frente a la Alta Comisión del país en el centro de Londres. /Europa Press
El pueblo nigeriano recibe apoyo en una protesta contra la Policía de Nigeria, acusada de abusos y asesinatos, frente a la Alta Comisión del país en el centro de Londres. /Europa Press

europa press /Público

Al menos 42 manifestantes y seis agentes de policía han muerto este martes durante una nueva jornada de protestas en Nigeria contra la brutalidad policial, siendo el estado de Lagos, al sureste del país, el que más fallecidos ha registrado, mientras que centenares han resultado heridos.

La violencia, registrada desde la semana pasada en las manifestaciones que se suceden en el país desde el ocho de octubre para reclamar la disolución del polémico Escuadrón Especial Contra el Robo (SARS), se ha recrudecido desde el toque de queda decretado este martes, según informa el medio local Punch.

En el estado de Lagos, 29 personas han muerto, incluidos dos policías, cuando las fuerzas de seguridad han disparado contra los protestantes en diferentes partes del territorio. 

Por otra parte, en Mushin, 17 personas han perdido la vida durante un enfrentamiento entre vándalos y policías, después de que los primeros impidieran el paso a los agentes, según reporta Punch.

Este mismo martes, el gobernador del estado nigeriano de Lagos - el más poblado del país africano -, Babajide Sanwo-Olu, anunció la imposición de un toque de queda a causa de la "anarquía" registrada en las manifestaciones. Horas más tarde, los disturbios fueron en aumento y desde este miércoles se consideran los más graves registrados hasta la fecha en el marco de las protestas contra la brutalidad policial.

Durante los últimos días se han registrado varios incidentes violentos, incluido un ataque el lunes contra una comisaría en la ciudad de Benin, en el estado de Edo (sur), por parte de "personas que se hacen pasar por manifestantes", según denunció la Policía.

Pese al anuncio de disolución del polémico Escuadrón Especial Contra el Robo (SARS), los manifestantes han resaltado que esta decisión no es suficiente y han reclamado una serie de reformas en el seno de la Policía y que los responsables de esta unidad sean juzgados por sus actos.

Amnistía Internacional acusó en junio a miembros del SARS de torturas y malos tratos con el objetivo de "ejecutar, castigar y extraer información a sospechosos", con un total de 82 casos documentados entre enero de 2017 y mayo de 2020.

Según explica la propia organización, las fuerzas de seguridad solo pueden recurrir al uso de la fuerza letal cuando sea estrictamente inevitable para protegerse contra una amenaza inminente de muerte o evitar lesiones graves. Sin embargo, desde Amnistía denuncian que han "recibido pruebas creíbles de que el uso excesivo de la fuerza ha provocado la muerte de varios manifestantes" en la ciudad de Lagos. 

La UE pide a Nigeria que cumpla con las reformas prometidas

El bloque europeo ha señalado que es "crucial" que los responsables de los abusos policiales sean llevados ante la justicia y paguen por ello. Después de que las autoridades hayan dicho que disolverán la polémica unidad SARS, la UE ha enviado un mensaje para que el Ejecutivo nigeriano cumpla con las reformas prometidas.

Por su parte, el Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, también ha comunicado su inquietud respecto al país africano y ha calificado la actual situación de "alarmante".

Por su parte, los tiroteos y choques han continuado este miércoles, incluido el incendio de la sede de la Autoridad de Puertos de Nigeria (NPA), donde los bomberos trabajan para intentar contener las llamas, sin que por ahora haya informaciones sobre víctimas.

Más noticias de Internacional