Público
Público

La ONU considera una "obscenidad" el desigual acceso a las vacunas contra la covid

La Alianza People's Vaccine ha criticado que los países del G7 sólo hayan donado una de cada ocho vacunas prometidas y aseguran que que el plan de Biden de alcanzar el 70% de la población mundial vacunada para el próximo 2022 "no se conseguirá si lo único que ofrecen los países ricos es un poco de caridad, como hasta ahora".

21/09/2021 Antonio Guterres, secretario general de la ONU
Antonio Guterres, secretario general de la ONU. EPA/TIMOTHY A. CLARY / POOL / EFE

El jefe de la ONU, António Guterres, ha catalogado de "obscenidad" y considera un fracaso ético que los países ricos hayan inmunizado ya a la mayoría de su población mientras más de un 90% de África espera aún su primera dosis. 

En el discurso que ha dado este martes de apertura de la Asamblea General de Naciones Unidas, el diplomático portugués ha criticado con dureza la falta de solidaridad en este ámbito y la ha destacado como un reflejo de los grandes problemas del mundo actual. 

"De un lado vemos vacunas desarrolladas en tiempo récord, una victoria de la ciencia y del ingenio humano. Del otro, vemos un triunfo arruinado por la tragedia de la falta de voluntad política, el egoísmo y la desconfianza", ha señalado Guterres. 

"La foto que hemos visto de algunas partes del mundo con vacunas contra la covid 19 en la basura. Caducas y sin usar".

El secretario general de Naciones Unidas ha recalcado que el mundo "aprobó el examen de ciencia", pero tiene un suspenso en "ética". A lo que ha añadido: "Quizás una imagen cuenta la historia de nuestro tiempo. La foto que hemos visto de algunas partes del mundo con vacunas contra la covid -19 en la basura. Caducas y sin usar". 

Además, ha vuelto a reclamar a los líderes internacionales un "plan global de vacunación" que, como mínimo, duplique la producción de vacunas y asegure que éstas lleguen al 70% de la población mundial en la primera mitad de 2022

La pandemia y el acceso a las vacunas se perfila como uno de los temas clave de esta edición de la Asamblea General de la ONU, que ha arrancado este martes en Nueva York y que continuará hasta el próximo lunes con la presencia en la ciudad de alrededor de un centenar de mandatarios de todo el mundo, además de otros que intervendrán por vídeo desde sus capitales. 

Aprovechando la cita, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, tiene previsto organizar el miércoles una cumbre virtual para discutir en exclusiva la respuesta internacional a la covid-19.

Las ONG se suman a las críticas

Las más de 75 ONG y otros organismos internacionales, como Oxfam o Alianza Africana, que conforman la Alianza People's Vaccine han criticado que los países del G7 sólo hayan donado una de cada ocho vacunas prometidas. 

Estas críticas llegan un día antes de que se celebre la cumbre Mundial sobre Vacunas, que tendrá lugar el miércoles en el marco de la Asamblea General de la ONU. 

La colación, además de asegurar que el plan de Biden de alcanzar el 70% de la población mundial vacunada para el próximo 2022 "no se conseguirá si lo único que ofrecen los países ricos es un poco de caridad, como hasta ahora"

"Los líderes mundiales han hecho grandes promesas sobre vacunar a todo el mundo, pero no las han cumplido"

"Los líderes mundiales han hecho grandes promesas sobre vacunar a todo el mundo, pero no las han cumplido", ha lamentado Winnie Byanyima, directora ejecutiva de Onusida, en un comunicado. "En cambio, han permitido a las compañías farmacéuticas no priorizar a los países pobres en la asignación de las dosis", prosiguía, con lo que "ahora tenemos un apartheid de vacunas". 

Según Byanyima, se precisa de un "nuevo paradigma que se base en compartir la tecnología y el conocimiento de la fabricación de vacunas en todo el mundo".

Por ello, la alianza ha solicitado a Biden y al resto de jefes de Estado que vayan a tomar parte en la Cumbre acabar con los monopolios sobre las vacunas, renunciar a las reglas de propiedad intelectual sobre tecnologías y medicamentos contra la covid-19, exigir el intercambio de tecnologías y conocimientos, invertir en la capacidad de fabricación e I+D en los países en desarrollo y reasignar las dosis de vacunas existentes lo antes posible. 

La presidenta y directora ejecutiva de Oxfam América, Abby Maxman, ha explicado que, "mientras que los países ricos han administrado el 80 por ciento de las dosis globales, los países pobres solo han recibido el 0,5 por ciento".  Maxman estima que, de momento, sólo se ha entregado el 13% de los 1.000 millones de dosis que los líderes del G7 prometieron en junio. 

Mientras tanto, la iniciativa internacional de vacunas Covax ha anunciado que le faltan 500 millones de dosis para alcanzar su objetivo, "ya de por sí bajo", con el que pretendían llegar al 23% de las personas de los países en desarrollo, y el "G7 va camino de desperdiciar 100 millones de dosis de vacunas que caducarán a finales de este año", ha denunciado. 

Más noticias de Internacional