Público
Público

Orbán negocia la creación de una nueva derecha europea con Salvini y el polaco Morawiecki

Tras la expulsión de su formación del Partido Popular Europeo (PPE) el líder anunció que Italia, Polonia y Hungría reorganizarán la derecha europea.

Viktor Orban
El primer ministro húngaro, Viktor Orbán en una reciente visita a Israel. EFE/EPA

El primer ministro de Hungría, el ultranacionalista Viktor Orbán, afirmó este viernes que negocia con el italiano Matteo Salvini, líder de la Liga, y el jefe del Gobierno polaco, Mateusz Morawiecki, la creación de una nueva derecha europea después de su salida, anunciada ayer, del Partido Popular Europeo (PPE).

"Estoy en contacto con el primer ministro polaco (líder del ultraconservador Ley y Justicia) y con Salvini", dijo en una entrevista en la radio pública Kossuth. "Estos tres países, Italia, Polonia y Hungría intentarán reorganizar la derecha europea. Nos encontraremos para tratar este tema en breve y planearemos el futuro conjuntamente", agregó Orbán.

Katalin Novák, ministra de Familia y vicepresidenta del partido de Orbán, el Fidesz, anunció ayer que la formación abandonará el PPE, al afirmar que "es hora de decir adiós".

El presidente del PPE, Donald Tusk, tras el anuncio de Novák afirmó que, aunque su salida efectiva se confirmó hoy, "en realidad" desde "hace muchos años" el Fidesz ya estaba fuera de esta formación que aglutina a los democristianos europeos debido a las políticas ultraconservadoras de Orbán.

El Fidesz ya había abandonado el pasado 3 de marzo el grupo del PPE en el Parlamento Europeo, poco después de que éste adoptase unas enmiendas que facilitaban la expulsión de los eurodiputados húngaros debido a que el Gobierno húngaro no respeta los valores europeos.

Ahora Orbán dijo en la radio pública que pertenecer al PPE  "fue bueno, fue lindo, pero bastó", y añadió que "el primer quiebre (entre el Fidesz y el PPE) fue el relacionado con la migración, cuando no nos apoyaron", haciendo una clara alusión a la crisis migratoria de 2015.

"Ahora con la pandemia continuaron (el PPE) presionándonos, reformando los estatutos. Todo esto ya era indignante e inapropiado y en esta situación lo mejor que uno puede hacer es recoger sus cosas", subrayó el primer ministro.

Los dos últimos años el Fidesz estuvo suspendido en el PPE, después de que en la campaña para las elecciones europeas de 2019 el Gobierno de Orbán acusara al entonces presidente de la Comisión Europea (CE), el democristiano Jean-Claude Juncker, de participar en un supuesto complot para traer a Europa millones de refugiados.

En diciembre de 2020 el grupo del PPE en la Eurocámara privó al eurodiputado de Fidesz Tamas Deutsch de su derecho a intervenir en el pleno y a negociar legislación en nombre del grupo, después de que acusase al líder de la formación, Manfred Weber, de expresarse como la Gestapo nazi.

Algunos grupos del PPE han acusado al Fidesz de alejarse de los valores democráticos europeos en un momento en el que la CE tiene abiertos varios procedimientos contra Budapest

Más noticias de Internacional