Público
Público

El Papa pide a Trump que sea un "instrumento de paz"

El presidente de EEUU asegura que está "más decidido que nunca" a trabajar por la paz en el mundo, tras su encuentro en el Vaticano con Francisco

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Trump y el Papa Francisco, durante su reunión en el Vaticano. REUTERS/Evan Vucci

El Papa se ha reunido en la Biblioteca privada del Palacio Apostólico del Vaticano en torno a media hora con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Además, durante el tradicional intercambio de regalos, el Pontífice ha pedido al mandatario estadounidense que sea un "instrumento de paz" y éste, al despedirse, ha asegurado que no olvidará sus palabras.

El primer encuentro del presidente de Estados Unidos y el primer Pontífice de origen latinoamericano ha tenido lugar a las 08.30 horas, justo antes de la audiencia general de los miércoles. Durante la reunión, las conversaciones también han permitido un intercambio de puntos de vista sobre algunos temas relacionados con la actualidad internacional y con la promoción de la paz en el mundo a través de la negociación política y el diálogo interreligioso, con especial referencia a la situación en Oriente Medio y a la tutela de las comunidades cristianas.

Así lo ha puesto de manifiesto el Vaticano en un escueto comunicado en que asegura que, durante las "cordiales" conversaciones, se ha expresado la "satisfacción" por las buenas relaciones bilaterales existentes entre la Santa Sede y los Estados Unidos de América, así como por "el compromiso común en favor de la vida y de la libertad religiosa y de conciencia". "Se ha manifestado el deseo de una colaboración serena entre el Estado y la Iglesia Católica en los Estados Unidos, comprometida en el servicio a la población en los campos de la salud, la educación y la asistencia a los inmigrantes", ha destacado la Santa Sede.

Ya en el tradicional intercambio de obsequios, el Papa ha regalado a Donald Trump el mensaje pontificio para la Jornada Mundial de la Paz que se celebra el 1 de enero y que este año lleva por título La no violencia, estilo de una política para la paz. Mientras se lo ha entregado el Papa ha indicado con el dedo índice algunos de los pasajes del libreto. "Esto se lo regalo para que usted sea un instrumento de paz", ha señalado a continuación Francisco al regalarle Medallón de la Paz, que lleva un árbol de olivo. Es habitual que el pontífice obsequie a los jefes de Estado y de Gobierno con este símbolo de la paz.

Ante el obsequio y las palabras, Trump le ha respondido: "Necesitamos paz". Además, Francisco le ha regalado los tres documentos papales que definen su pontificado: La exhortación apostólica Evangelii gaudium (Alegría del Evangelio), la encíclica Laudato si (Alabado seas) y la exhortación apostólica post-sinodal Amoris laetitia (La Alegría del Amor). Por su parte, Trump ha entregado al Papa una imponente caja azul y le ha dicho que contenían todos los libros escritos por Martin Luther King. "Pienso que le gustarán, lo espero", ha especificado.

Tras la reunión, Trump declaró que está "más decidido que nunca" a trabajar por la paz en el mundo, tras su encuentro en el Vaticano con el Papa Francisco. "Honor de por vida haber conocido a Su Santidad el Papa Francisco. Dejo el Vaticano más decidido que nunca a buscar la PAZ en nuestro mundo", expresó a través de su cuenta de Twitter.

La limusina blindada del presidente de Estados Unidos, conocida como 'La Bestia' ha llegado a las 8:15 al patio de San Damaso, dentro del Vaticano, en medio de un convoy de una media docena de berlinas que los acompañan. El prefecto de la Casa Pontificia, monseñor George Gaenswein, le ha acompañado junto a todo su séquito -formado por doce personas- entre las que estaban la primera dama Melania, su hija Ivanka, su yerno Jared Kushner y varios altos cargos de su equipo que le acompañaban en el viaje, hasta la biblioteca privada, donde el pontífice lo esperaba.

Barack Obama se reunió dos veces con el Papa Francisco, una en el Vaticano en 2014 y otra durante el viaje del Pontífice a Estados Unidos en 2015. Además, en 2009, Obama fue recibido en el Vaticano por el Papa emérito, Benedicto XVI.