Público
Público

Perú La Fiscalía de Perú pide casi 31 años de cárcel para Keiko Fujimori a un mes de las elecciones presidenciales

La hija del exmandatario Alberto Fujimori se enfrenta a más de treinta años de condena acusada de lavado de activos y crimen organizado tras más de dos años de investigaciones.

28/01/2020.- Keiko Fujimori Higuchi sale de su domicilio. EFE/ Juan Ponce Valenzuela
Keiko Fujimori Higuchi sale de su domicilio. - EFE

Un fiscal peruano solicitó el jueves al Poder Judicial 30 años y 10 meses de prisión para la candidata presidencial Keiko Fujimori a un mes de las elecciones, por cargos de lavado de activos y crimen organizado tras más de dos años de investigaciones.

El fiscal José Domingo Pérez afirmó a periodistas luego de presentar la acusación que también solicitó también imponer a Fujimori restricciones en sus manifestaciones publicas porque "podría obstruir a la justicia".

Fujimori, hija del encarcelado exmandatario Alberto Fujimori, venía siendo investigada por la presunta recepción de 1,2 millones de dólares de la constructora brasileña Odebrecht para su campaña electoral del 2011, cuando postuló por primera para la presidencia.

"Estamos ante una organización criminal", afirmó Pérez. La acusación contra Fujimori incluye cargos contra otras 41 personas, además a su partido Fuerza Popular, para el cual el fiscal pidió al juez la disolución.

Fujimori, de 45 años, rechazó la acusación vía Twitter:

"Por más que un fiscal quiera ahora meterse en la recta final de la primera vuelta, yo seguiré enfrentando esta persecución y avanzando con energía para que juntos podamos superar esta emergencia sanitaria y económica", afirmó.

Escándalo en su tercera candidatura

Fujimori, que intenta por tercera vez llegar al poder, apareció segunda en un reciente sondeo con un 7% de apoyo, junto al exfutbolista George Forsyth y el ultraconservador Rafael López Aliaga. El populista Yonhy Lescano lideró las dos últimas encuestas para los comicios del 11 de abril.

La abogada de la candidata, Giulliana Loza, dijo que las acusaciones no tienen sustento y que se trata de "un último acto desesperado" de la fiscalía. "El fiscal se está inmiscuyendo y politizando un proceso judicial", manifestó al respecto a la estación de televisión por cable Canal N.

Más noticias de Internacional