Público
Público

Génova ¿Qué ha provocado el derrumbe del puente de Génova? Polémica en Italia tras la tragedia

Las fuertes lluvias, las obras de mantenimiento que la compañía encargada de su gestión reconoció estar haciendo y la posibilidad de que el puente estuviera mal planificado desde su construcción, entre las causas del colapso.

Publicidad
Media: 3
Votos: 7

Una pareja observa el puente de Morandi tras el accidente. / REUTERS

Al menos una veintena de personas fallecieron este martes como consecuencia del derrumbe del tramo de un puente en la ciudad italiana de Génova, un suceso que ha generado en el país un debate sobre el estado de las infraestructuras.

El suceso ocurrió en torno a las 11.30, cuando un tramo del puente Morandi, de un kilómetro de longitud y una altura de unos 100 metros, se vino abajo, sepultando bajo los escombros a varios vehículos.

Desde entonces son varias las hipótesis que se barajan para explicar su colapso. Si bien al principio se apuntó a las fuertes lluvias de los últimos días, e incluso el impacto de un rayo, como posible causa, otras hipótesis se han ido sumando al debate público. El reconocimiento por parte de la compañía encargada de su gestión y mantenimiento, Autoestrade per l'Italia, filial de Atlantia, reconoció recientemente mediante un comunicado que se estaban llevando a cabo mejoras para asegurar el pavimento del viaducto.

El gobernador de la región de Liguria, Giovanni Toti, aseguró que el trabajo de mantenimiento llevado a cabo en el puente había resultado insuficiente. "No es aceptable que un puente tan importante no se haya construido para evitar este tipo de colapso", dijo Rixi a los medios.

Al menos 22 personas han muerto y cinco han resultado gravemente tras el derrumbe de un puente en Génova (Italia). / REUTERS

La concesionaria subrayó que "tal y como estaba previsto, se había instalado un puente grúa para permitir el desarrollo de actividades de mantenimiento" y que "los trabajos y el estado del puente estaban sujetos a la constante observación" por parte de las autoridades locales.

Sin embargo, existe otra hipótesis. Que el puente tuviera fallas de construcción desde el inicio. Así lo afirmó en una entrevista a un medio italiano (Ingenieri.info) en 2016 Antonio Brencich, ingeniero y profesor de Construcción en la Universidad de Génova y que el medio ha vuelto a publicar tras el catastrófico derrumbe.

Según esta tesis, el viaducto, conocido con el apellido de su constructor (Ricardo Morandi) presentó inmediatamente varios aspectos problemáticos, así como el aumento de los costos estimados de construcción, "como una evaluación errónea de efectos retardados (viscosidad) de hormigón que producen una superficie de carretera no horizontal. Incluso a principios de los 80, los que cruzaban el viaducto se veían obligados a soportar altos y bajos molestos debido a los desplazamientos diferidos de las estructuras de cubierta diferentes de los previstos en la fase de diseño. Solo las repetidas correcciones de nivel han conducido al plan de carretera en las condiciones semi horizontales aceptables actuales", afirmó el ingeniero dos años antes del derrumbe.

Este no fue el único puente que construyó Morandi que acabó en catástrofe. Durante la misma década de la construcción del puente de Génova (la de los 60), Morandi construyó también el puente General Rafael Urdeneta, que cruzaba el lago de Maracaibo en Venezuela. Los dos puentes eran muy parecidos y utilizaban un nuevo y moderno sistema de vigas con tirantes subtendidos sobre dobles soportes inclinados. El puente de Maracaibo acabó colapsando en 1964, cuando un petrolero Esso Maracaibo II chocó contra dos de sus columnas debido a un fallo técnico. Parte del puente no aguantó, causando el derrumbe del mismo.

El puente genovés, también se vio afectado por un trabajo de mantenimiento extraordinario, que incluyó la sustitución de cables de suspensión a fines de los años 80 y principios de los 90, con cables nuevos. 

Debate sobre el estado de las carreteras

El derrumbe del puenteo Morandi ha abierto un debate en Italia sobre el estado de las carreteras y el Gobierno italiano ha asegurado que exigirá responsabilidades. El ministro de Infraestructuras, Danilo Toninelli, ha reflexionado que "todos los responsables pagarán".

El fiscal jefe de Génova, Francesco Cozzi, ha anunciado que iniciará una investigación por "homicidio múltiple y desastre culposo" para depurar responsabilidades por el desprendimiento de un tramo de casi 200 metros por lo que se cree que sería un fallo estructural.

El presidente italiano, Sergio Mattarella, ha calificado de "absurda y espantosa" la tragedia en Génova y ha advertido de que "ninguna autoridad podrá escapar al ejercicio de la plena responsabilidad". "La conciencia de toda una sociedad lo demanda", ha sostenido en un comunicado.

En la misma línea se ha expresado Matteo Salvini: "He cruzado ese puente cientos de veces. Ahora, como ciudadano italiano, haré todo lo posible para conseguir los nombres y apellidos de los responsables, antiguos y actuales, porque es inaceptable que la gente muera así en Italia". "Lo pagarán caro", ha subrayado en Twitter.