Público
Público

El primer ministro de Irak anuncia su dimisión

El anuncio de Adel Abdelmahdi se produce después de una de las jornadas de protestas más violentas en el sur de Irak, que se saldó con al menos de 30 muertos en Nasiriya y ocho en la sureña Nayaf.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

El primer ministro de Irak, Adel Abdelmahdi. - EFE

El primer ministro de Irak, Adel Abdelmahdi, ha anunciado este viernes que presentará su dimisión al Parlamento, después de una de las jornadas de protestas más violentas en el país, que están a punto de entrar en su segundo mes. "Presentaré al estimado Parlamento una carta oficial para pedir mi dimisión de la presidencia del actual Gobierno para que la Cámara pueda reconsiderar sus decisiones", anunció Abdelmahdi en un comunicado difundido por la oficina de prensa del primer ministro.

En la nota, Abdelmahdi aseguró que tomó la decisión tras haber escuchado el discurso de la máxima autoridad religiosa chií de Irak, el ayatolá Ali al Sistani, que invitó este viernes a los parlamentarios iraquíes a reconsiderar su apoyo al Gobierno, al que calificó de "incompetente". El primer ministro agregó que presentará su dimisión a pesar de lo que había "propuesto en público y en memorandos oficiales por y para el interés del pueblo y del país".

Con estas palabras, Abdelmahdi hizo referencia al discurso a la nación que el pasado 31 de octubre dio el presidente de Irak, Barham Saleh, quien aseguró que el primer ministro estaba a favor de presentar su dimisión si las fuerzas políticas llegaban a un acuerdo y propusieran a un sustituto. Sin embargo, el primer ministro aseguró en futuras ocasiones que seguía dispuesto a presentar su renuncia en el Ejecutivo, pero advirtió de que esta opción acarrearía muchos problemas para el país.

El anuncio de Abdelmahdi se produce después de una de las jornadas de protestas más violentas en el sur de Irak, que se saldó con al menos de 30 muertos en Nasiriya y ocho en la sureña Nayaf y después de que la noche del miércoles los manifestantes irrumpieran en el consulado iraní de esa localidad.

Por su parte, en dos comunicados difundidos por separado el ex primer ministro y líder de la coalición Al Nasr, Haidar al Abadi, y el clérigo chií y líder de la coalición Sairún, Muqtada al Sadr, instaron al Parlamento iraquí a celebrar este sábado una sesión especial para proponer una moción de censura. El jueves, Muqtada al Sadr pidió la dimisión "inmediata" del Gobierno iraquí, tras la jornada de violencia que se produjo en el sur, donde la población chií es predominante y donde las protestas están siendo duramente reprimidas por las fuerzas de seguridad.

Los movimientos Al Fath y Estado Derecho, del ex primer ministro Nuri al Maliki, han sido blanco de las críticas de los manifestantes por su cercanía a Irán, mientras que importantes figuras chiíes como Al Sadr y sobre todo Al Sistani -máxima autoridad religiosa de esa rama en Irak- han apoyado las protestas. Los manifestantes piden un cambio de Gobierno al considerarlo corrupto y responsable de la mala gestión de los recursos y problemas económicos del país, sobre todo en el sur rico en petróleo donde la población no se beneficia del oro negro.

Más noticias de Internacional