Público
Público
Página12

Sergio Moro, el exjuez que encabezó una persecución política contra Lula, consigue un escaño en el Senado de Brasil

Moro -quien quiso presentarse a las presidenciales, pero finalmente su partido, Unión Brasil, descartó su nombre- se impuso con un 33,7% de los votos por el estado de Paraná.

El exjuez y ministro de justicia de Brasil, Sergio Moro, habla en el lanzamiento de su nuevo libro titulado 'Contra el sistema de corrupción' en Curitiba
El exjuez y ministro de justicia de Brasil, Sergio Moro, habla en el lanzamiento de su nuevo libro titulado "Contra el sistema de corrupción" en diciembre de 2021. Eduardo Matysiak / AFP

El exjuez Sergio Moro, que encabezó una persecución política contra el expresidente Lula da Silva a través de la Operación Lava Jato, logró un escaño en el Senado brasileño en las elecciones legislativas de este domingo.

Moro quiso presentarse a las presidenciales, pero finalmente su partido, Unión Brasil, descartó su nombre; se impuso con un 33,7% de los votos por el estado de Paraná, con un 98,2% de las urnas escrutadas.

Así, Moro quedó por delante de Paulo Martins, que era el candidato más próximo a Bolsonaro (29,1%); Álvaro Dias (23,9%); y Rosane Ferreira (8,0%), y consiguió el asiento que se disputaba en el estado desde donde juzgó en primera instancia los casos de la Operación Lava Jato.

En 2021, el Supremo Tribunal Federal determinó que en aquel proceso Moro fue parcial y ejerció una persecución política contra el expresidente y líder del Partido de los Trabajadores.

Los jueces entendieron que cometió ilegalidades en la instrucción del proceso, usando arbitrariedades y hasta la pinchadura de teléfonos del equipo de abogados del expresidente.

El entonces juez condenó a Lula en 2017 por la supuesta obtención de un apartamento de una constructora a cambio de contratos públicos y lo encarceló al año siguiente, lo que dejó al exmandatario afuera de las elecciones en las que terminó venciendo Bolsonaro. A continuación, Moro dejó la magistratura para asumir como ministro de Justicia del nuevo gobierno el primero de enero de 2019.

Quince meses después, Moro terminó dando un portazo al denunciar la injerencia de Bolsonaro en la designación de comisarios de la Policía Federal. Lula estuvo 580 días preso en la sede de la Policía Federal de la ciudad de Curitiba, con una condena en tres instancias.

Filtraciones hechas por un hacker mostraron el complot de Moro y el equipo de fiscales del Lava Jato, dirigido por Deltan Dallagnol, durante el cual se pergeñaron diferentes persecuciones contra dirigentes del Partido de los Trabajadores (PT) y la familia de Lula, a quien llamaban "Nine", burlándose de la pérdida de un dedo del expresidente mientras trabajaba como tornero.

Otro de los aliados de Moro en la Lava Jato, el entonces fiscal coordinador de esa operación, Deltan Dallagnol, fue elegido este domingo diputado federal, siendo el más votado de Paraná, por delante incluso de la presidenta del PT, Gleisi Hoffmann, según los resultados oficiales.

En estas elecciones legislativas también se presenta la esposa de Moro, Rosângela Moro, quien es candidata a diputada federal por el estado de São Paulo.

Página12

Esta información forma parte de un acuerdo entre Público y Página 12

Encuentra aquí la última hora sobre Argentina

Más noticias de Internacional