Público
Público

Elecciones Bolivia Los sondeos dan la victoria al partido de Evo Morales en la primera vuelta de las elecciones en Bolivia

La encuesta de Ciesmori da un 52,4% de los votos al exministro Arce, con lo que sería el ganador al tener más del 50% de votos.

El expresidente de Bolivia Evo Morales y el candidato del MAS Luis Arce. RONALDO SCHEMIDT / AFP
El expresidente de Bolivia Evo Morales y el candidato del MAS Luis Arce. RONALDO SCHEMIDT / AFP

público/agencias

El expresidente de Bolivia Evo Morales aseguró este domingo desde Buenos Aires que su partido ha ganado las elecciones y que Luis Arce será el nuevo mandatario, poco antes de que un sondeo a boca de urna les diera como vencedores en primera vuelta, mientras se ralentiza el recuento oficial.

Pasada la medianoche y ante la presión de políticos y ciudadanos, se conoció que la encuesta de Ciesmori para las cadenas de televisión Unitel y Bolivision da un 52,4% de los votos al exministro Arce, con lo que sería el ganador al tener más del 50% de votos.

A continuación quedaría Carlos Mesa de Comunidad Ciudadana con el 31,5%, seguido de Luis Fernando Camacho de Creemos con el 14,1%.

Además, la encuesta de la iniciativa Tu Voto Cuenta difundida por la televisión Cadena A da un 53% de los votos al candidato del MAS, a Mesa 30,8% y a Camacho el 14,1.

Arce ya celebró en La Paz un triunfo que dio por seguro, mientras que Evo Morales lo hizo desde Argentina, cuando el recuento oficial de votos iba por poco más del 7%.

Ya por la mañana, en otra comparecencia, Morales comentó que "afortunadamente" su partido tiene su propio sistema de control electoral y que sus delegados harían el registro de cada acta en todas las mesas de votación.

"Hoy hemos recuperado la democracia", dijo el político en su comparecencia, en la que criticó que las empresas encuestadoras no hubieran aún publicado los resultados a boca de urna, lo que le llevó a considerar, como escribió en Twitter poco antes, que se estaba "escondiendo el gran triunfo del pueblo representado por el MAS-IPSP".

Evo Morales asegura que el MAS IPSP tendrá la mayoría de las dos Cámaras de la Asamblea Legislativa Plurinacional

A la espera de que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) ofrezca cifras oficiales dentro de un par de días Evo Morales ya ha felicitado a sus compañeros asegurando que "se ha producido una victoria del Movimiento al Socialismo-Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP). Hermano Luis Arce, presidente, y hermano David Choquehuanca vicepresidente. Además, el MAS IPSP tendrá la mayoría de las dos Cámaras de la Asamblea Legislativa Plurinacional, es una gran responsabilidad (...) 'Lucho' (Luis) será nuestro presidente", aseveró en una declaración a la prensa.

La presidenta interina del país, Jeanine Áñez, también reconoció que aunque no es el cómputo oficial, la victoria de MAS se ve segura y felicitó a sus candidatos.

También en Twitter el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha apludido el triunfo de Arce y su compañero de fórmula, David Choquehuanca, y destacar cómo "el pueblo boliviano unido y consciente derrotó con votos el golpe de Estado" perpetrado contra el "hermano" Evo Morales.

"¡Gran Victoria! Felicitaciones al presidente electo Luis Arce, al vicepresidente David Choquehuanca y a nuestro jefe indio del sur, Evo Morales", ha escrito.

"Muy pronto" Bolivia "empezará una nueva etapa"

Estas elecciones llegan un año después de que fueran anuladas las anteriores, en medio de denuncias de fraude a favor de la reelección de Morales, sobre quien pesan varias órdenes para comparecer por acusaciones de genocidio, terrorismo y sedición, que él niega.

Según dijo, "muy pronto" Bolivia "empezará una nueva etapa de grandes desafíos" y llamó a "dejar de lado las diferencias" para lograr un "gran acuerdo nacional con partidos, empresarios, trabajadores y Estado" y superar así la "grave crisis" que enfrenta el país.

"Juntos construiremos un país que deje de lado los rencores y que nunca se recurra a la venganza", agregó Morales, que en estos comicios no aspiraba a ningún cargo y vive en Argentina desde finales de 2019, cuando dejó la Presidencia y abandonó Bolivia denunciando un golpe de Estado.

Esa situación le impidió llevar adelante un cuarto mandato consecutivo, entre denuncias de fraude electoral a su favor que él siempre ha negado, y en la distancia ha ejercido como jefe de campaña de su partido.

En la jornada electoral de este domingo, unos 7,3 millones de ciudadanos estaban convocados a votar, en el país -donde sufragar es obligatorio- y en el exterior, con Argentina como principal núcleo, donde estaban habilitados para votar 142.568 bolivianos.

Tras una jornada que se desarrolló en paz, con "civismo" y una alta participación de votantes, la incertidumbre se ha apoderado de los bolivianos después de que tras más de ocho horas del cierre de los colegio no se dieran a conocer los primeros datos oficiales, ni las encuestas a pie de urnas previstas para la noche electoral.

Arce y Mesa, su principal adversario, partían como favoritos, con posibilidades de disputar una segunda vuelta que tendría que realizarse en noviembre próximo si ninguno alcanzaba los porcentajes suficientes para adjudicarse el triunfo en primera.

Más noticias de Internacional