Público
Público

Sucesos Suspendidos dos policías de Londres por publicar 'selfies' con dos asesinadas

Una diaconisa anglicana, madre de las dos hermanas muertas, acusa a los agentes de "deshumanizar" a sus hijas.
La comisaria de la Met, Cressida Dick, tilda de "repugnantes" las imágenes.

Un agente de la Policía con un arma vigila en el Puente de Londres tras un apuñalamiento con heridos. EP/Dominic Lipinski
Un agente de la Policía con un arma vigila en el Puente de Londres tras un apuñalamiento con heridos. EP/Dominic Lipinski

Conxa Rodríguez

Dos agentes de la Metropolitan Police (Policía de Londres) han sido suspendidos de sus cargos mientras se investiga su conducta en el hallazgo de los cadáveres de dos hermanas, Nicole Smallman y Bibaa Henry, en Fryent Gardens, Wembley, norte de Londres, hace un par de semanas. Los agentes han sido acusados de hacerse fotos con las asesinadas y colgarlas en las redes sociales, y de difundir material fotográfico que no estaba destinado para publicar.

Nicole Smallman, de 27 años de edad, y su hermana Bibaa Henry, de 46 años, celebraron con una fiesta el cumpleaños de la última con un grupo de amigos en el parque citado y no regresaron a casa el sábado 6 de junio. Su madre, Guillermina o Mina, la primera mujer de minoría étnica que llegó a ser diaconisa de la Iglesia anglicana, denunció la desaparición de sus hijas a la mañana siguiente y sus cuerpos fueron hallados a mediodía del domingo 7 en el parque cercano a su casa. Según la Policía, las hermanas fueron salvajemente acuchilladas "por un desconocido", a tenor de las primeras investigaciones. A la una de la madrugada entablaron la última comunicación con los amigos en la fiesta.

Mina Smallman, madre de las víctimas, ha manifestado a la BBC que las supuestas fotografías de dos policías con los cadáveres de sus hijas a cara descubierta "las deshumaniza".

Mina, de origen caribeño, fue informada de la existencia de las fotos por la misma Policía y el cuerpo independiente que investiga la publicación de las imágenes. "La conducta de estos dos agentes ha puesto nuestro duelo y dolor en otro lugar", ha dicho la diaconisa situando el asesinato de sus hijas en el contexto antirracista que se vive actualmente en Reino Unido. "Esto es un ejemplo de la toxicidad a la que ha derivado el ambiente; estos policías se sentían seguros, intocables, podían tomar fotos de mujeres, negras y muertas y mandarlas por ahí", ha explicado Mina a la BBC en una entrevista en la que muestra su indignación e incredulidad por lo ocurrido.

"La desaparición de Nicole y Bibaa ha devastado a la familia y a todos quienes las queríamos; nuestra familia nunca será la misma"!, dijo la familia en un comunicado posterior al hallazgo de los cuerpos sin vida de las hermanas; uno junto al otro, desangrados a cuchillazos.

La comisaria jefa de la Metropolitan Police, Cressida Dick, está tan indignada como la madre de las víctimas por el comportamiento de sus dos agentes. La jefa de la Met se ha mostrado "pasmada" por lo que considera una conducta "repugnante". Hablando siempre con el condicional si, la comisaria ha dicho "si ha sucedido como parece, es espantoso y repugnante, y toda la Met condena lo ocurrido". La Policía ha confirmado que dos agentes han sido suspendidos de sus funciones y que hay una investigación abierta acerca del material fotográfico tomado en el hallazgo de las dos hermanas asesinadas en el parque del barrio de Wembley.

La Policía publicó una foto de las dos hermanas en la oscuridad bailando con luces reflectoras durante la fiesta de cumpleaños en el parque. La foto procedía del móvil de una de ellas, encontrado en un lago cercano al lugar en el que fueron asesinadas. "Un lago y una enorme pila de basura son parte de esta enorme investigación que está en curso para esclarecer el asesinato", ha dicho Cressida Dick. "Si las acciones de estos dos policías han aumentado el inimaginable dolor de la familia, me disculpo desde lo más profundo de mi corazón", ha añadido la comisaria.

La investigación sobre los posibles selfies está ahora en la mesa o los ordenadores del Independent Office for Police Conduct, un cuerpo, teóricamente, independiente y ajeno a la Policía, que investigará el caso de los dos agentes, las fotos tomadas a las asesinadas y la difusión que de ellas hicieron los dos suspendidos.

Más noticias de Internacional