Público
Público

El terremoto que sacudió a varias ciudades asiáticas deja seis muertos y no registra daños generalizados

El seísmo de magnitud 6,6 sorprendió el domingo a residentes de Kabul, la capital afgana, y forzó a algunos en altos edificios de Nueva Delhi, en India, a salir a las calles para estar mas seguros.

Un niño herido tras el terremoto en el hospital de Peshawar, Pakistan. EFE/EPA/ARSHAD ARBAB

REUTERS

ISLAMABAD.- Seis personas murieron en el norte de Pakistán por el fuerte terremoto que sacudió el domingo a varias ciudades asiáticas y que aparentemente no ha causado daños generalizados, dijeron autoridades el lunes.

El terremoto de magnitud 6,6 sorprendió el domingo a residentes de Kabul, la capital afgana, y forzó a algunos en altos edificios de Nueva Delhi, en India, a salir a las calles para estar mas seguros.

El seísmo se sintió también en Islamabad y Lahore, en el este de Pakistán, a unos 630 kilómetros de su epicentro en el Jaiber Pajtunjuá, en el noreste de Afganistán, junto a la frontera con Tayikistán.

La Autoridad Nacional de Gestión de Desastres de Pakistán (NDMA por sus siglas en inglés) dijo que cinco personas murieron en dicha región y se registró otra muerte en el estado de Gilgit-Baltistán.

Al menos siete personas resultaron heridas en Pakistán, mucho de ellos en la ciudad fronteriza de Peshawar. Pese a que el seísmo sacudió edificios en los tres países durante más de un minuto, no hubo informaciones inmediatas sobre grandes daños en Afganistán ni India.

Una encuesta geológica estadounidense estimó que el terremoto se produjo a una profundidad de 210 kilómetros. Según residentes locales de Chitral, el terremoto generalizó el pánico en la zona.

"Fue una situación muy peligrosa, porque nuestras casas ya estaban dañadas por las recientes lluvias torrenciales", dijo Isa Khan, cuya casa en la aldea de Susoom sufrió daños moderados.

La mayoría de las casas de su pueblo están hechas de barro y ladrillo. "Hemos visto una gran cantidad de paredes dañarse frente a nosotros", dijo Khan. La NDMA de Pakistán informó en un comunicado de que la Fuerza Aérea había pedido realizar una fotografía aérea para evaluar los daños en Gilgit-Baltistán y Khyber Pakhtunkhwa.

Los residentes Chitral, según cuenta Khan, aún siguen esperando una indemnización tras el terremoto de 7,5 grados de magnitud que sacudió la zona el 26 de octubre del año pasado, matando a más de 300 personas y destruyendo miles de viviendas.

La zona del Hindu Kush entre Pakistán y Afganistán es sísmicamente activa. Hace poco más de una década, un terremoto de 7,6 grados de magnitud en otra parte del norte de Pakistán mató a unas 75.000 personas.