Público
Público

Thomas Cook Ocho claves para entender la quiebra de Thomas Cook

El colapso de la empresa de turismo más antigua, con 178 años de historia, provoca el mayor programa de repatriación de británicos -más de 150.000- desde la II Guerra Mundial. En total, 600.000 turistas se han quedado sin sus reservas y la quiebra afecta a 22.000 empleados.

Publicidad
Media: 2.83
Votos: 6

La agencia de viajes más antigua del mundo se declara en quiebra y deja a cientos de miles de turistas sin sus reservas. / REUTERS - KAI PFAFFENBACH

La quiebra de la agencia de viajes Thomas Cook ha dejado este lunes a 600.000 turistas sin sus reservas en todo el mundo. El colapso de la empresa de turismo más antigua, con 178 años de historia, provoca también el mayor programa de repatriación de británicos –más de 150.000– desde la II Guerra Mundial.

El grupo entró en suspensión de pagos al no prosperar el pasado domingo las negociaciones de emergencia con su principal accionista y acreedores a fin de encontrar un rescate. "Todas las reservas del Grupo Thomas Cook, que incluyen los vuelos y las vacaciones, han sido canceladas", apuntó la Autoridad de Aviación Civil (CAA) tras las negociaciones fallidas. La quiebra afecta a 22.000 empleados, de los que 9.000 corresponden al Reino Unido. Las Embajadas y Consulados de España en el extranjero están siguiendo con atención las situaciones derivadas de la quiebra del touroperador británico pero por el momento ningún español se ha dirigido a ellos por haber resultado afectado durante sus vacaciones.

Thomas Cook: una marca con 178 años de historia

La compañía de viajes de turismo británica es una de las más antiguas del mundo con 178 años de historia. Thomas Cook llegó a convertirse en el segundo turoperador global ya que opera en 16 países, cuenta con 105 aviones y posee 200 hoteles y complejos hoteleros con su marca. 

La empresa fue fundada en 1841 en el condado inglés Leicestershire para hacer excursiones a localidades cercanas, y 14 años después ya se ofrecían viajes a destinos europeos antes de que siguieran los de Estados Unidos, Asia y Oriente Medio. A finales de 1920, los nietos de su fundador vendieron el negocio a los propietarios belgas del Orient Express, pero con el estallido de la II Guerra Mundial fue nacionalizado por el Gobierno británico a fin de salvarlo de una posible ocupación nazi.

¿Por qué ha colapsado?

La compañía llevaba años en serias dificultades financieras por el brexit, el auge de las compras de vacaciones y billetes de avión por Internet, así como el aumento del número de compañías de billetes baratos. Registró el pasado mayo pérdidas valoradas en 1.500 millones de libras (1.680 millones de euros) correspondientes a la primera mitad del año fiscal.

Thomas Cook ha tratado de asegurar su futuro hasta el último minuto. Su directiva llevó a cabo reuniones de emergencia este domingo con su principal accionista, el conglomerado chino Fosun, en un último intento por lograr los 200 millones de libras (227 millones de euros) adicionales que le reclamaban los bancos -como el RBS y el Lloyds- para hacer frente a los meses de invierno. En total, el grupo esperaba concluir con Fosun un rescate estimado en 900 millones de libras (1.023 millones de euros).

Los turistas afectados

Hay 51 destinos afectados en los 16 países en los que operaba el turoperador.
La compañía vendía paquetes turísticos a 19 millones de clientes en todo el mundo, por lo que hay afectados a nivel global. En total, 600.000 turistas se han quedado sin sus reservas, 150.000 de ellos, británicos. Por otra parte, más de 20.000 belgas y holandeses se han visto afectados.

Cerca de 50.000 clientes de Thomas Cook se encuentran en Grecia. Según la Asociación de Empresas de Turismo Griegas (SETE), la mayoría de los turistas clientes del turoperador que se encuentran en el país están en las islas de Creta, Rodas, Cos, Corfú y Zante.

¿Cómo afecta a España?

Más de 30.000 turistas se encuentran afectados en Canarias por la quiebra de Thomas Cook, según los primeros cálculos de la Consejería de Turismo del Gobierno regional, que mantiene "contactos permanentes" con todos los agentes del sector. El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, ha considerado que se perderán este invierno 13.000 turistas, el 7 % del total previsto para la temporada alta en el archipiélago, que comienza en octubre.

Debido al cierre de la compañía, este mismo lunes se han cancelado un total de 22 vuelos en Canarias, mientras que en Balerares se han cancelado 12 vuelos (afectando a 2.100 personas).

La ministra en funciones de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha asegurado que el Gobierno británico ha garantizado que está activado un plan de contingencia que repatriará a los españoles afectados.

Las reservas hoteleras en España

Los hoteles españoles también se verán afectados de forma importante por esta reducción de llegadas, aunque de momento no se conocen las cifras exactas del impacto en el sector. Cientos de hoteles españoles en las costas mediterráneas, Canarias y Baleares venden cada año parte de su capacidad a Thomas Cook.

Impacto en las compañías aéreas

La quiebra de Thomas Cook puede suponer un golpe muy importante para el sector turístico español teniendo en cuenta que las aerolíneas de la agencia de viajes británica trajeron a España un total de 7,1 millones de viajeros el pasado 2018, según estadísticas del grupo Aena. De este total de pasajeros 3,3 millones vinieron a través de Condor Flugdienst, otros 2,6 millones a través de Thomas Cook Airlines y otros 1,2 millones a través de Thomas Cook Airlines Scandinav, las tres aerolíneas con las que cuenta la compañía.

¿Qué pasará con los turistas?

La Autoridad de Aviación Civil del Reino Unido (CAA, en inglés) inicia desde este lunes la mayor repatriación de británicos -más de 150.000- desde la II Guerra Mundial. Se estima que el proceso para repatriar a los británicos comience este lunes y durará hasta el próximo 6 de octubre, fecha en la que los viajeros deberán buscar por sus propios medios una alternativa para volver al país. El primer ministro británico, Boris Johnson, dijo a los medios que el Gobierno hará todo lo que pueda para repatriar a sus ciudadanos. "Haremos todo lo que podamos para traerlos a casa", expresó. El Ministerio de Industria de España está en contacto con las autoridades británicas para prestar la ayuda necesaria.

Cómo actuar ahora: las reclamaciones

Desde FACUA, se insta a que los afectados reclamen las devoluciones e indemnizaciones pertinentes y señala que "hay cuatro perfiles de afectados, que tendrán que seguir distintos procedimientos para reclamar". Así, "quienes hayan contratado a través de agencias viajes combinados" deben reclamar a estas agencias. Si pertenece a Thomas Cook, deben acudir a la empresa porque tienen la obligación de contar con un seguro en caso de quiebra. En el caso de los vuelos, los usiarios "deben presentarse directamente a las compañías aéreas del grupo en quiebra", explica FACUA. Por último, los alojamientos contratados con empresas del grupo Thomas Cook "las reclamaciones deben presentarse directamente a dichas empresas", concluye la organización. 

Hasta el momento, Boris Johnson ha pedido que se inicie una investigación sobre este colapso con el fin de que los turoperadores estén más protegidos y evitar así que se repita una caída como la de Thomas Cook.

Más noticias de Internacional