Público
Público

Toques de queda y límites de aforo: Europa toma medidas para evitar que la segunda ola de covid se transforme en un tsunami

Los Estados miembros están aplicando nuevas medidas, no siempre populares.

Varias personas en Montmartre (París) este viernes. EFE/EPA/IAN LANGSDON
Varias personas en Montmartre (París) este viernes. EFE/EPA/IAN LANGSDON

Europa está sufriendo los estragos de la segunda ola de la pandemia, cuando todavía no se había recuperado de la primera. Aunque la incidencia es bastante desigual en los Estados miembros de la UE, las alarmas han saltado de forma homogénea en el Viejo Continente y los jefes de Estado y de Gobierno han establecido normas para poner cerco al coronavirus. Unas medidas poco populares, pero necesarias según los expertos, y que no entienden de norte-sur o derecha-izquierda. Todo es poco para evitar que la segunda ola se transforme en un tsunami con consecuencias devastadoras.

Según los datos del Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades, República Checa es el país con mayor número de casos acumulados en la última quincena por cada 100.000 habitantes, seguida de Bélgica, Holanda y Francia. España se encuentra en quinta posición.

Bruselas, toque de queda en todo el país

Tras una intensa jornada de negociación, Bélgica anunció este viernes las normas para el próximo mes, para poner freno a la escalada de contagios que está sufriendo el país y que le ha valido con la plata en incidencia a nivel europeo. Bélgica registra una media de 5.976 casos diarios y el punto álgido fue el lunes pasado, cuando la cifra ascendió a 8.682 y disparó la media en un 101% respecto a la semana anterior.

Entre las restricciones presentadas están el toque de queda entre la medianoche y las cinco de la mañana y el cierre de toda la restauración. Desde el 29 de septiembre, bares y restaurantes cerraban a las once de la noche y limitaban el número de comensales por mesa en cuatro. Medidas que no han valido para frenar el virus. La nueva norma entrará en vigor el próximo lunes, con el fin de evitar el colapso en los centros hospitalarios.

De hecho, todos los hospitales belgas han pasado a fase 1B, lo que implica disponer el 50% de su capacidad UCI para enfermos afectados por la covid-19, en previsión de un fuerte aumento de las hospitalizaciones. Un duro golpe para el país, que en el momento más viral de la primera ola nunca llegó a ocupar más del 70%. El hospital de Lieja, por ejemplo, tuvo que cancelar este viernes los tests salivares que estaba ofreciendo por la saturación del servicio.

El primer ministro belga, Alexander De Croo, ha pedido "ponerse en guardia para recibir malas noticias", ya que ha advertido de que "en los próximos días seguirán subiendo". Por ello, el teletrabajo ha vuelto a ser obligatorio, siempre que sea posible, y la burbuja social fuera del hogar pasa a limitarse a una persona, frente a las 3 que había este último mes.

Holanda, primera muerte tras una reinfección

Los Países Bajos tienen el tercer promedio más alto de nuevas infecciones en el Viejo Continente. Por ello, a pesar de que hasta ahora había medidas menos estrictas que en otros países de la UE, el primer ministro holandés ha anunciado que tomará nuevas medidas.

Durante estos meses Mark Rutte ha apelado al sentido común y las restricciones se limitaban a cerrar los restaurantes a las 22 horas y limitar el aforo en 30 personas. Como dato del país, donde la libertad individual es palabra de Dios, no se ha llegado a establecer en ningún momento la obligatoriedad de llevar mascarilla.

Esta semana, toda la prensa internacional se hizo eco de la muerte de una mujer de 89 años, porque ha sido la primera víctima mortal tras reinfectarse con el virus. De hecho, hasta la fecha solo se han contabilizado 23 reinfecciones en todo el mundo.

Italia y los fantasmas de la primavera

Los fantasmas de la primavera regresan a Roma, después de haber sorteado el verano sin grandes sustos. Este sábado, el Ministerio de Sanidad ha anunciado que el país transalpino ha registrado 10.925 nuevos casos en la última jornada y ha lamentado la muerte de 47 personas. En total, desde que la pandemia arrancara, Italia ha contabilizado 402.536 infectados y 36.474 fallecimientos.

El Ejecutivo italiano no quiere hablar de confinamiento a nivel nacional y defiende que en la actualidad el país cuenta con herramientas de control con las que no contaba en el pasado. Sin embargo, sí se exige el uso de la mascarilla en el exterior, se han prohibido los viajes escolares y el contacto social se ha limitado a seis personas.

El norte de Italia (Lombardía) vuelve a ser la región más afectada, y comparte incidencia con Campania (en el sur). Sendas regiones han limitado los horarios de la restauración y establecido un toque de queda para la noche de Halloween.

Francia se plantea alargar el estado de emergencia dos semanas más

Ante una situación cada vez más precaria en los hospitales franceses, el primer ministro galo, Emmanuel Macron, ha declarado el estado de emergencia en todo el país durante un mes, a contar desde el viernes 16 de octubre a medianoche. Además, en vistas de la incidencia de nuevos casos, ha fijado el toque de queda entre las 21 horas y las 6 de la mañana en 9 ciudades: Ile de France, Grenoble, Lille, Lyon, Aix Marseille, Saint- Etienne, Rouen, Montpellier y Toulouse.

Las autoridades galas han anunciado que estas normas son de obligado cumplimiento y las únicas excepciones previstas son por motivos laborales, sanitarios, de traslado (transporte), atender a una persona dependiente o sacar a pasear a una mascota. El Ejecutivo de Macron prevé ampliar el plazo dos semanas más y pide a los ciudadanos y ciudadanas que tengan que desplazarse en esta franja horaria que soliciten un certificado a través de la página web del Eliseo.

Además, desde el 5 de octubre las universidades solo pueden cubrir el 50% de su aforo, tanto en las nueve ciudades consideradas de alerta máxima, como las zonas de alerta reforzada.

Alemania considera zona de riesgo a partir de 50 casos

A pesar de que Alemania no sufrió un incremento significativo de positivos en el mes de septiembre, está empezando a preocuparse por el alza de contagiados de los últimos días. Según los datos del Instituto Robert Korch, el país germano registró 7.830 nuevos casos en la jornada de ayer, además de lamentar la muerte de 33 compatriotas. En total, el país ha contabilizado 356.387 casos y 9.767 muertes.

Por ello este sábado la canciller Angela Merkel ha pedido a los alemanes que "reduzcan el número de personas con las que se ven dentro y fuera de casa, y que eviten los viajes que no sean realmente necesarios y las fiestas". "Quédense siempre que sea posible en su casa o en su lugar de residencia", ha añadido, para insistir en que "cada día cuenta".

Merkel ha hecho hincapié en que la propagación del virus depende directamente del número de contactos y por ello pide que se reduzcan los encuentros lo máximo posible. "Si cada uno de nosotros reduce durante un tiempo los contactos fuera de nuestras familias, entonces, podremos parar la tendencia de crecimiento", ha subrayado la canciller.

En el país germano los municipios que acumulen más de 50 casos se consideran zonas de riesgo y las autoridades locales deberán adoptar medidas inmediatas, como la reducción del entorno social, la limitación de movimiento y el cierre de bares y restaurantes a partir de las 11 de la noche. En estos momentos hay media centena de localidades afectadas con estas restricciones.

Recomendaciones y mapeo

El 4 de septiembre, la Comisión Europea adoptó una propuesta de Recomendación del Consejo para garantizar que todas las medidas adoptadas por los Estados miembros para restringir la libre circulación se coordinen y comuniquen claramente a escala de la UE.

La propuesta incluye un sistema de cartografía común basado en un código de colores (verde, naranja, rojo y gris), criterios comunes para los Estados miembros a la hora de decidir si introducen restricciones de viaje, un enfoque común para los viajeros procedentes de zonas rojas (aquellas que exigen pruebas y auto cuarentena), así como información más clara y oportuna a la ciudadanía.

Más noticias de Internacional