Público
Público

Transfobia El jefe del ejército suizo abre la puerta al alistamiento de personas trans

El anuncio se produce poco después de conocerse que un transexual suizo de 21 años llamado Ellyot, nacido mujer pero que hace un año cambió oficialmente su género tras ser sometido a varias operaciones quirúrgicas, no fue autorizado a entrar en el ejército del país centroeuropeo.

Un militar dispara su rifle durante una manifestación del ejército suizo en la octava reunión del convoy para recordar en el pueblo de Birmenstorf, Suiza, el 9 de agosto de 2019. REUTERS / Arnd Wiegmann

efe

El teniente general Philippe Rebord, el jefe de las fuerzas armadas suizas, ha comunicado hoy su intención de autorizar la entrada en el servicio miliar nacional de personas del colectivo trans, según declaró en una entrevista al diario local en alemán 20 Minuten.

"Opino que también las personas trans tienen derecho a servir, si cumplen con todas las condiciones. Revisaremos el manual", destacó Rebord en la entrevista.

Las declaraciones del jefe del ejército se producen poco después de conocerse que un transexual suizo de 21 años llamado Ellyot, nacido mujer pero que hace un año cambió oficialmente su género tras ser sometido a varias operaciones quirúrgicas, no fue autorizado a entrar en el ejército del país centroeuropeo.

"Opino que también las personas trans tienen derecho a servir, si cumplen con todas las condiciones"

Los médicos militares no le consideraron apto para el servicio militar pese a haber superado ya los exámenes físicos y deportivos necesarios y expresar su interés en formar parte de las fuerzas armadas. Ellyot ha apelado la decisión, y una comisión especial del ejército examina ahora su caso.

Cada año se reciben cerca de una veintena de peticiones 

Según la televisión suiza RTS, cada año los médicos militares reciben como media cerca de una veintena de peticiones de ingresar en el ejercito nacional por parte de personas trans.

Aunque por ahora la normativa no permite ese ingreso, en la práctica ha habido casos puntuales en los que el ejército sí lo autorizó, como de una persona que tras una operación de cambio de sexo estuvo destinada durante cien días en una misión de paz suiza en Kosovo.