Público
Público

Putin y Trump dan por acabada su crisis diplomática

Ambos coinciden en escenificar la paz al señalar que han restaurado la confianza a "un nivel aceptable" y rechazan la injerencia rusa en las elecciones presidenciales de EEUU en 2016

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

Trump, con la pelota que le ha dado Putin durante la conferencia. REUTERS/Kevin Lamarque

Vladímir Putin y Donald Trump han dado este lunes por acabada la crisis diplomática entre Rusia y EEUU tras la reunión mantenida hoy en Helsinki por ambos mandatarios. El presidente ruso ha indicado que el cara a cara ha servido para restaurar la confianza a "un nivel aceptable", tras un "periodo difícil" para las relaciones bilaterales que, según ha insistido, no tenía razón de ser porque, según ha defendido, el Kremlin no intervino en modo alguno en las últimas elecciones presidenciales de Estados Unidos.

En la misma línea, el mandatario norteamericano ha asegurado que la relación de su país con Rusia "ha cambiado" gracias a la cumbre, al asegurar que se han dado "los primeros pasos" dentro de un "largo proceso" para mejorar las relaciones bilaterales. Antes de la conferencia, el magnate ya había afirmado que se trataba de un "comienzo muy, muy bueno para todos"

"Las negociaciones con Trump han tenido lugar en una atmósfera abierta y constructiva; creo que han sido exitosas y útiles", ha dicho Putin en la rueda de prensa conjunta que han ofrecido tras una jornada maratoniana en la que han tenido una reunión a puerta cerrada de más de dos horas y un almuerzo de trabajo con sus respectivos equipos de una duración similar. "Es obvio para todo el mundo que las relaciones internacionales viven un periodo difícil" al que Estados Unidos y Rusia no son ajenos, ha indicado. Su relación bilateral ha pasado también por "una fase complicada", a pesar de que "la actual tensión no tiene una razón sólida detrás", ha declarado.

En este sentido, Putin ha negado ante Trump cualquier injerencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016. Según ha contado, el magnate neoyorquino ha sacado el tema durante la reunión. "Y he tenido que reiterar cosas que he dicho muchas veces, que el Estado ruso nunca interfirió y no va a interferir en asuntos internos estadounidenses, incluidos procesos electorales", ha subrayado. Eso sí, ha confesado que su preferido para los comicios estadounidenses era el magnate porque Trump "quería mejorar las relaciones con Rusia".

Por su parte, el presidente de EEUU ha asegurado que no ve "ningún motivo" por el que Rusia podría haber interferido en las elecciones estadounidenses de 2016, contradiciendo así la conclusión de las agencias de inteligencia de su país: "Me han dicho [las agencias de inteligencia] que creen que fue Rusia. Yo no veo ninguna razón por la que podría serlo (...) y el presidente Putin fue extremadamente fuerte y poderoso en su negativa de eso hoy".

El mandatario ha añadido que la investigación judicial sobre la trama rusa es "un desastre" para su país y lamentó que haya "mantenido separados" a Washington y Moscú.

Trump y Putin, durante su encuentro en Helsinki este lunes. REUTERS/Kevin Lamarque

Por otro lado, Putin ha mencionado como ejemplo de futura cooperación entre ambos países la guerra civil en Siria. "La tarea de establecer la paz y la reconciliación podría ser el primer ejemplo de trabajo conjunto exitoso", ha dicho, aunque sin detallar en qué consistirá esta colaboración entre Washington y Moscú. Así, el presidente ruso le ha pasado literalmente la pelota del arreglo del conflicto sirio a su homólogo durante la conferencia.

"En lo que se refiere a que la pelota de Siria está en nuestro tejado... señor presidente, usted acaba de decir que hemos organizado exitosamente el Mundial de fútbol. Así que quiero entregarle esta pelota. Ahora, la pelota está de su lado", ha dicho Putin, que ha entregado a Trump el balón oficial del campeonato.

A pesar del buen tono general, Putin ha aprovechado para expresar en público su rechazo a la decisión de Trump de retirar a Estados Unidos del acuerdo nuclear con Irán. En su opinión, "gracias al acuerdo nuclear, Irán se ha convertido en el país más controlado del mundo".

Poco antes de la cumbre, Trump había escrito en su cuenta de Twitter que la relación de su país con Rusia "nunca ha estado peor", debido a la investigación sobre la injerencia rusa en las elecciones estadounidenses de 2016. “Nuestra relación con Rusia nunca ha estado peor gracias a los muchos años de idiotez y estupidez y ahora la caza de brujas amañada", ha afirmado a través de la red social.