Público
Público

Se venden parcelas ilegales del Amazonas a través de Facebook

"Los invasores de tierras se sienten muy empoderados hasta el punto de que no se avergüenzan de entrar en Facebook para hacer negocios ilegales de tierras", denuncian varias ONG que trabajan en la zona.

Amazonas
Una brigada camina en una zona quemada del Amazonas cerca de la localidad de Apui. Ueslei Marcelino / Reuters

Partes de la selva del Amazonas están siendo vendidas a través de Facebook de manera, según un reportaje de la BBC firmado por Joao Fellet y Charlotte Pamment. De acuerdo con esta información en la red social se han puesto en venta parcelas de tierra reservadas a las comunidades indígenas y que, además, están protegidas porque pertenecen al parque nacional. Algunas de las parcelas puestas a la venta son tan grandes como cien campos de fútbol.

El pasado mes de agosto, el Gobierno de Jair Bolsonaro puso en marcha el programa Adopta un parque con el objetivo de inyectar inversión privada a través de la venta de espacios en la selva del Amazonas, en concreto, 132 áreas equivalentes al 15% del ecosistema en peligro de extinción. 

Tras conocerse la noticia de que se venden parcelas en territorios indígenas, Facebook aseguró que estaba "lista para trabajar con las autoridades locales", pero indicó que no tomaría ninguna acción independiente para detener el comercio. "Nuestras políticas comerciales requieren que los compradores y vendedores cumplan con las leyes y regulaciones", agregó la red social.

Mientras tanto, el líder de una de las comunidades indígenas afectadas ha instado a la empresa de tecnología a hacer más. Los activistas medioambientales denuncian por su parte que el Gobierno pretende seguir adelante con su programa de venta de tierras en el Amazonas. "Los invasores de tierras se sienten muy empoderados hasta el punto de que no se avergüenzan de entrar en Facebook para hacer negocios ilegales de tierras", dijo Ivaneide Bandeira, directora de la ONG medioambiental Kanindé. 

Cualquiera puede encontrar las parcelas vendidas ilegalmente escribiendo los equivalentes portugueses de términos de búsqueda como "bosque", "selva nativa" y "madera" en la herramienta de búsqueda de Facebook Marketplace, y seleccionando uno de los estados amazónicos como ubicación. Algunos de los listados incluyen imágenes de satélite y coordenadas GPS.

La actividad ilegal está siendo impulsada por la industria ganadera de Brasil. Muchos de los vendedores admiten abiertamente que no tienen un título de propiedad, el único documento que prueba la propiedad de la tierra según la ley brasileña. 

La herramienta Marketplace de Facebook se ha convertido en un sitio de referencia para vendedores como Fabricio Guimarães. "No hay riesgo de una inspección por parte de agentes estatales aquí", dijo mientras caminaba por un trozo de selva tropical que había quemado hasta los cimientos.

Con la tierra despejada ilegalmente y lista para la agricultura, había triplicado su precio inicial de venta hasta alcanzar los 35.000 dólares, unos 28.800 euros. Fabricio no es agricultor. Tiene un trabajo estable de clase media en una ciudad y ve la selva tropical como una oportunidad de inversión. 

La deforestación en la Amazonía brasileña está en su punto más alto en los últimos diez años.

Más noticias de Internacional