Público
Público

Abascal Así fue la desastrosa (no) actividad de la fundación pública que dirigió Abascal en 2013

Los meses que el líder de Vox estuvo al frente de la Fundación para el Mecenazgo y el Patrocinio Social, la entidad opaca, que recibió una subvención de 183.000 euros, ni tan siquiera llevó a cabo los pocos proyectos que tenía previstos. 

Publicidad
Media: 3.71
Votos: 7

El líder de Vox, Santiago Abascal. - EFE

Santiago Abascal recibió más de 82.000 euros brutos por dirigir unos meses en 2013 una fundación pública madrileña sin apenas actividad conocida. Ese año, la Fundación para el Mecenazgo y el Patrimonio Social recibió una subvención de la Comunidad de Madrid de 183.600 euros. Sin embargo, durante el mandato del líder de Vox, la entidad no realizó ninguno de los pocos proyectos previstos para el que sería su último ejercicio, a excepción del mantenimiento de una beca, que supuso un gasto de 9.000 euros, y conseguir una donación de 1.000, según informa este martes El País

Amigo personal de Esperanza Aguirre y otros altos cargos del Ejecutivo de Ignacio González, Abascal fue colocado en la fundación por el expresidente madrileño en abril de 2013. Para ese año, la fundación sólo tenía cuatro actividades en su calendario, según la documentación pública y un informe, al que ha tenido acceso el citado periódico, que el Ejecutivo de la Comunidad ha enviado recientemente a la Asamblea de Madrid.

Amigo personal de Esperanza Aguirre, Abascal fue colocado  en la fundación por Ignacio González  en abril de 2013

Abascal sólo consiguió el patrocinio de la agencia de noticias Servimedia para las prácticas de un becario. El resto de proyectos acabaron en fracaso pese a los "esfuerzos" del presidente de Vox. "Una labor que ha sido ardua y, como les decía antes, y ustedes también en las intervenciones se aventuraban a sospechar, ha sido infructuosa en muchos casos por el contexto de crisis”, trató de justificar Abascal en Asamblea de Madrid, donde fue obligado a comparecer en noviembre de 2013 a petición del entonces diputado de UPyD, Alberto Reyero, para dar explicaciones sobre las actividades de la entidad.

Dinero para su propia promoción

Según detalla El País, la Fundación para el Mecenazgo y el Patrimonio Social no consiguió soporte económico para poder organizar una entrega de premios a la responsabilidad social empresarial ni para llegar a un acuerdo con bancos y cajas para que cedieran espacios somo soporte publicitario. La entidad tampoco logró que IKEA financiara la apertura de una unidad de acogimiento familiar y un centro de atención primaria. Asimismo, también fracasó a la hora de convencer a empresarios para poner en marcha una guía de enfermedades raras o montar un equipo de fútbol "para discapacitados". 

En 2012, la fundación sólo realizó ocho actividades. La principal fue para su propia promoción

El organismo, además, trató de cerrar un acuerdo para gestionar los ingresos de las actuaciones de un coro de mayores de la Comunidad de Madrid. La firma del convenio no se llevó a cabo aunque la entidad recibió una donación de 1.000 euros.

Eso en 2013. En 2012, la fundación sólo realizó ocho actividades, según reveló Reyero, de UPyD, en la Asamblea de Madrid. La principal se gastó la mitad del presupuesto, 130.000 euros, y se dedicó en exclusiva a la promoción de la propia entidad. La segunda gran actividad fue la publicación de un manual de Dependencia que costó 92.000 euros. También consta la creación de una beca de Periodismo y anuncios en dos emisoras de radio.

Opacidad y encuestas fantasma

La entidad ha mantenido esa opacidad en sus trabajos y números desde, al menos, 2011. Según un informe de la Cámara de Cuentas de Madrid del año pasado, la fundación no rindió cuentas ante el organismo fiscalizador durante los ejercicios de 2011 a 2015. En concreto, el informe desvela que el organismo "no aportó los datos solicitados, y, en consecuencia, no se pudo fiscalizar la fiabilidad de sus cuentas durante el periodo en que la misma se encontraba en activo".

El organismo se disolvió el 17 de diciembre de 2013. Ese mismo día, Vox se constituía como partido político

La Cámara de Cuentas no dispuso ni de la documentación relativa a la Escritura Pública de constitución de la Fundación, ni información sobre su inscripción, su dotación inicial o la participación de sus socios fundadores. El informe tan solo señala que estos fundadores son la Comunidad de Madrid, Caja Madrid, “Obra Social”, “Arpegio, Sociedad Anónima” y “Madrid Excelente, Sociedad Anónima”.

A todo ello se suma, según publica este martes InfoLibre, el gasto que realizó durante el Gobierno de Esperanza Aguirre en la Comunidad de más de un millón de euros para un estudio sobre la aplicación de la Ley de Dependencia. Ese "trabajo de campo" se realizó a través de "8.500 encuestas" sobre las que no hay ninguna información ni de su ficha técnica ni del autor y organizador del estudio.

Abascal siempre ha fanfarroneado de no haber vivido nunca de la política. Pero, lo cierto es que repasando su periplo entre diversas administraciones públicas desde que se afiliara al PP con 18 años, se ha ido lucrando poco a poco entre sueldos estratosféricos o ayudas como las recibidas para la Fundación para el Mecenazgo y el Patrimonio Social. La entidad se disolvió el 17 de diciembre de 2013. Ese mismo día, Vox se constituía como partido político.

Más noticias en Política y Sociedad