Público
Público

Albares intenta desvincular a España de su responsabilidad con el Sáhara

"Las relaciones de vecindad jamás se anteponen a la defensa de los derechos humanos", ha sostenido sin mencionar el caso concreto de la activista saharaui Sultana Jaya.

20/10/2021.- El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares durante la sesión de control al Gobierno, este miércoles, en el Congreso de los Diputados. EFE/Emilio Naranjo
El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, durante la sesión de control al Gobierno de este miércoles en el Congreso. Emilio Naranjo / EFE

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel Albares, ha evitado pronunciarse sobre la situación que sufre la activista saharaui Sultana Jaya a un mes de cumplirse un año de su arresto domiciliario sin orden judicial y desde donde relata ataques y agresiones tanto personales como familiares.

En la sesión de control al Gobierno, después de la pregunta del portavoz del PNV, Aitor Esteban, quien ha querido conocer si el ministro tiene algún plan para "salvar la vida de Sultana Jaya, en consonancia con el espíritu de defensa de los derechos humanos que anima su política exterior", Albares ha respondido que el Ejecutivo no hace "distinción entre países y personas".

"Las relaciones de vecindad jamás se anteponen a la defensa de los derechos humanos", ha señalado en sintonía con la equidistancia representada por el Gobierno en relación al Sáhara Occidental.

"En política exterior se requiere discreción. Dice que España es potencia administradora. Ni en la lista de territorios no autónomos de la ONU y ni en ninguna resolución del Consejo de Seguridad, España lo es, ya que dejó de serlo en el año 1975. Pero no le quepa duda, en nuestras relaciones con todos los países del mundo, hacemos valer la defensa de los derechos humanos, de manera global y en los casos particulares", ha sostenido sin pronunciar en ningún momento el nombre de la activista.

Asimismo, cabe destacar que un informe jurídico de Naciones Unidas señaló que el Sáhara Occidental no está administrado por Marruecos, sino que la potencia administradora es España. Este aspecto fue ratificado incluso en 2014 por un auto de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, presidida entonces por el actual ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, en el que se afirmaba: "España sigue siendo la Potencia Administradora del territorio, y como tal, hasta que finalice el periodo de la descolonización, tiene las obligaciones recogidas en los artículos 73 y 74 de la Carta de Naciones Unidas, entre ellas dar protección, incluso jurisdiccional, a sus ciudadanos contra todo abuso, para lo cual debe extender su jurisdicción territorial para hechos como los que se refieren en la querella a que se contrae el presente procedimiento".

Ante esta negativa a responder acerca de los planes para liberar a Sultana Jaya, Esteban ha espetado a Albares: "¡Quítese los manguitos de funcionario y ejerza de político!". Asimismo, ha mostrado su preocupación por el voto en contra del PSOE en la Eurocámara para que Sultana Jaya se quedara fuera del Premio Sájarov, el mayor distintivo que la UE concede a la libertad de expresión y la defensa de los derechos humanos.

Más noticias