Público
Público

Alberto Garzón cree que el acuerdo con Podemos está a falta de "dos o tres escaños"

El portavoz de IU aboga por que las siglas de su formación estén presentes en la papeleta electoral en su eventual coalición con la formación de Pablo Iglesias

El portavoz de IU, Alberto Garzón, a su llegada a la reunión del consejo político federal de la formación, elpasado fin de semana. EFE/Sergio Barrenechea

AGENCIAS

MADRID.- El portavoz de IU, Alberto Garzón, ha afirmado que el acuerdo con Podemos para ir juntos a las elecciones del 26J está a falta de "ajustar dos o tres escaños", al tiempo que ha defendido que la oferta de su partido es "muy razonable", ya que "está lejos de la proporción de escaños" que le correspondería.

Ha insistido en que tanto Podemos como IU tienen "voluntad política" de cerrar un preacuerdo este lunes, pero ha señalado que tienen de plazo hasta el viernes para sellarlo y que "todo podría cambiar porque estas cuestiones siempre tienen elementos difíciles".

Garzón, que ha opinado que sería un "drama" que los puestos de IU en las listas frustren el acuerdo, ha defendido que las listas son un "elemento importante, pero secundario frente a la urgencia social que atraviesa nuestro país".  Además, ha remarcado que su partido no aceptará cualquier pacto, sino un acuerdo que sea "bueno para IU, bueno para Podemos y bueno para la sociedad". "Si quisiéramos cualquier acuerdo, el anterior sábado hubiéramos llevado un documento. Como en ese momento no pudo alcanzarse el acuerdo bueno que nosotros esperábamos, vamos a ver si hoy es posible", ha asegurado.

 El plazo legal para registrar coaliciones finaliza el próximo viernes día 13, pese que ambas fuerzas han anunciado que antes quieren consultar el pacto con sus bases.

En otras declaraciones a RNE, Garzón ha asegurado que que no habría "inconveniente" en que las siglas de su organización estuvieran presentes en la papeleta electoral que resulte del acuerdo que se alcance con Podemos para el próximo 26 de junio. "Una vez que se ha reconocido que las dos son fuerzas diferentes y nos respetamos, no hay ningún inconveniente en que la simbología de cada organización esté presente en la campaña electoral", ha dicho, incluyendo en esta consideración las papeletas de voto.

IU sitúa ahora entre seis y diez los diputados a los que aspira IU pero insiste en que las listas no deben ser el "obstáculo" del acuerdo

Garzón cree que el debate se ha centrado en las listas electorales porque es un elemento "espectacular" que "refleja ciertas cuotas de poder", pero ha defendido que durante las conversaciones no debe haber "egos" que bloqueen la negociación. "Cuanta más visibilidad mejor, pero tiene que ser un elemento subalterno de lo importante, que es ganar las elecciones para transformar el país", ha defendido. En cualquier caso, ha insistido en que su objetivo es contar con un sexto de los candidatos en puestos de salida para obtener una representación justa en el Congreso. Esto se traduciría en un número de diputados no menor a los que obtendrían en solitario, que ha señalado que según las últimas encuestas oscilarían entre los seis y los diez parlamentarios. El pasado sábado, el Consejo Político Federal de IU colocó la horquilla entre los ocho y los doce diputados.

Lo que queda al margen de las negociaciones es la deuda previa de IU, que seguirá siendo de la organización sin que tenga ninguna relación con la coalición que se pueda alcanzar. "Cada problema de cada organización se queda en casa", ha asumido sobre una deuda que en el caso de IU supera los diez millones de euros arrastrada desde hace más de dos décadas.

Una vez en el Congreso, habrá un grupo parlamentario común en el que IU quiere tener su presencia "autónoma" con su propio portavoz, sus diputados y su actividad, similar a la organización que ahora hay dentro del grupo de Podemos con las candidaturas de confluencia de Catalunya y Galicia.

Más noticias