Público
Público
Únete a nosotros

Alegre rechaza un ‘Ganemos’ autonómico y Tania Sánchez llama a empezarlo sin Podemos

“Ganemos solo no podría haber convocado la manifestación del sábado”, ha dicho el secretario de participación de Podemos, que asegura que no les interesa perder “el tirón electoral” de su marca para los comicios regionales.

Publicidad
Media: 2.39
Votos: 23

La candidata de IU de la Comunidad de Madrid, Tania Sánchez, y Luis Alegre, aspirante a dirigir Podemos en Madrid, durante un debate sobre unidad popular celebrado este lunes en Madrid. EFE/Alberto Martin

MADRID.- Si el acuerdo de la pasada semana entre Ganemos Madrid y Podemos para impulsar una candidatura de unidad popular que concurra a las municipales en la ciudad de Madrid había hecho pensar a alguien que ese experimento podría elevarse hasta el escalón autonómico, se estaba equivocando.

Luis Alegre, secretario de participación interna de Podemos y candidato a liderar el partido en la Comunidad de Madrid, ha descartado esta opción con contundencia en un debate en el que participaban también la candidata de IU para la Comunidad de Madrid, Tania Sánchez; la coportavoz de Equo, Inés Sabanés; Yayo Herrero, activista de Ecologistas en Acción; la activista feminista Justa Montero y el que fuera candidato a las primarias del PSM, Enrique del Olmo.

El tema central del acto, celebrado en la sala Mirador del madrileño barrio de Lavapiés, era la “crisis de régimen y unidad popular” y ha sido la ocasión perfecta para poner sobre la mesa las posturas de cada interlocutor. Todos coinciden en la importancia que para los procesos de cambio tiene la unidad popular, aunque las divergencias se han situado en la forma de interpretar este término.

Esta vez, Alegre no jugaba en casa y se ha tenido que enfrentar a un público crítico con su postura y con la estrategia de Podemos, porque no había pueblo en la grada, sino mucha prensa y personas muy politizadas que no han perdido la ocasión de recriminar al partido de Iglesias que está aprovechando el malestar ciudadano que durante los últimos años han expresado diferentes colectivos y movimientos sociales, las mareas ciudadanas o las Marchas de la Dignidad.

Alegre ha tenido que defenderse, y lo ha hecho enarbolando a las 300.000 personas que su partido sacó el pasado sábado a las calles de Madrid, según sus organizadores, durante la que bautizaron como la Marcha del Cambio. “Solo Ganemos no hubiera podido convocar la manifestación del sábado”, ha dicho Alegre para resumir su postura: "La unidad popular no somos nosotros” (refiriéndose a los ponentes y también al público). “Nosotros somos gente de izquierdas”, ha apuntado antes de recordar la premisa con la que su partido pretende articular una nueva mayoría política y social de cambio: “Decimos que el marco de la izquierda y la derecha te coloca donde quiere el enemigo, y colocado ahí, pierdes”.

Siguiendo la hoja de ruta que su partido aprobó en su asamblea fundacional, el secretario de participación de Podemos ha explicado que sería “electoralmente absurdo renunciar al tirón, en clave electoral, de la marca Podemos” y ha puesto sobre la mesa que, a escala autonómica, “no existe un sujeto que haya estado trabajando durante meses como ha ocurrido en Ganemos Madrid”. “Sería un error electoral descabellado renunciar a una marca que se estudia ya en todo el mundo”, ha zanjado.

Dejar de esperar a la "fuerza motriz"

Tania Sánchez ha afirmado que “una crisis de régimen como la actual es una oportunidad de cambio” que “no depende sólo de Podemos” y ha añadido que la clave está en que "las diferentes interpretaciones de los elementos de cambio no se frustren porque cada uno tenga una visión del cambio muy diferente”.

En ese sentido, la candidata y diputada autonómica de IU ha pedido que se deje “de llamar a la puerta de la fuerza motriz” que para ella representa Podemos. “En Madrid hay un sujeto político que complementa a la fuerza motriz de Podemos. Dejemos de llamar a la puerta de la fuerza matriz y pongámonos a construir ese instrumento colectivo para el cambio político en el mes que nos queda” hasta las elecciones del 24 de mayo.

La diputada también ha advertido de que "por más que el régimen esté en caída libre, no nos va a dar las llaves; ni siquiera va a aceptar sin más que se cambien las cosas democráticamente", ha dicho para recordar que habrá intentos de restauración aunque el cambio político llegue.

Por su parte, Inés Sabanés, cuyo partido también ha participado en el proceso de articulación de Ganemos Madrid, ha reconocido que "es difícil renunciar a una marca con el potencial de Podemos", sin embargo ha enfatizado en que "los madrileños llevan desde el 95 (cuando el PP llegó al poder) pasándolo mal". Esa es, a su juicio, la razón por la que Podemos debería replantearse la convergencia a nivel regional, ya que el hecho de que no exista "pone en riesgo" el éxito de la candidatura planteada ya a nivel municipal.

Más noticias en Política y Sociedad