Público
Público

Asalto al Capitolio Casado compara el asalto al Capitolio con las protestas de rodea el Congreso en 2016

"Nosotros somos el partido que estamos en la moderación, en la centralidad, los extremos a la izquierda y derecha se retroalimentan, polarizan a base de populismo", ha asegurado el líder del PP.

El líder del Partido Popular, Pablo Casado durante la rueda de prensa.
El líder del Partido Popular, Pablo Casado durante la rueda de prensa. Fernando Alvarado / EFE

marta monforte

Pablo Casado se suma al discurso de Albert Rivera y Santiago Abascal y compara el asalto al Capitolio de Estados Unidos perpetrado por los seguidores del presidente saliente Donald Trump con las manifestaciones de rodea el Congreso en el año 2016 cuando Mariano Rajoy fue designado presidente del Gobierno y también con las Marchas por la Dignidad contra el bipartidismo del año 2015 protagonizadas por parados, preferentistas, sindicalistas, desahuciados y colectivos sociales.

"No entiendo que haya partidos que critican este asalto y que justificaban cuando en Catalunya se intentó asaltar el Parlament de Catalunya en dos ocasiones, cuando se rodeó el Congreso en 2016 o cuando se hicieron también las marchas por la dignidad en 2015", han sido las palabras de Casado desde Girona, acompañado por el presidente del PP catalán, Alejandro Fernández.

Para Casado "el Parlamento es sagrado" y por ello ha pedido "responsabilidad" a la hora de ir a las urnas el próximo 14 de febrero en Catalunya. "Pido que los partidos extremistas que o bien apoyan a los que asaltan el Parlament o apoyan a los que asaltan al Capitolio no tengan apoyo electoral", ha señalado, porque esto "acaba en una frustración que conduce a polarización y malas cifras económicas y de bienestar social". 

El líder de la oposición ha defendido la postura del PP. "Nosotros somos el partido que estamos en la moderación, en la centralidad, los extremos a la izquierda y derecha se retroalimentan, polarizan a base de populismo", ha dicho. Sin embargo, fue el propio Casado el que tachó de "ilegítimo" el Gobierno de Pedro Sánchez en el año 2019 por establecer un diálogo con las formaciones independentistas. "Ilegítimo es estar chantajeado y ceder a la presión de aquellos que quieren destruir España", dijo.

"Creo que todos los demócratas lo debemos condenar este tipo de actuaciones y no entiendo como hay partidos que lo tratan de justificar", ha señalado, en una alusión velada a Vox, cuyo discurso se asemeja al de Trump en multitud de aspectos, por lo que su líder, Santiago Abascal, ha evitado condenar directamente el asalto al Parlamento norteamericano. "El populismo tiene unos efectos nocivos para la sociedades libres. Los radicalismos y extremismos acaban costando caro", ha zanjado el líder del Partido Popular. 

Más noticias de Política y Sociedad