Público
Público

La Audiencia decreta prisión sin fianza para otros cuatro condenados en el 'caso Altsasu'

Con ellos, siete de los ocho condenados por la agresión estarán en la cárcel antes de que la sentencia sea firme.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

Concentración en Altsasu contra la detención de los cuatro jóvenes. - EFE

La Audiencia Nacional ha decretado el ingreso en prisión inmediata y sin fianza de cuatro condenados por la agresión a dos guardias civiles y sus parejas en la localidad navarra de Altsasu en 2016, que fueron sentenciados a penas de entre 9 y 13 años de prisión.

Tras celebrarse la vistilla de medidas cautelares, la sección primera de lo Penal ha tomado esta decisión a instancias de la Fiscalía al considerar que existe riesgo de fuga. Se trata de Jon Ander Cob, Julen Goikoetxea, Aratz Urraizola e Iñaki Abad,  detenidos en la mañana de este martes y que se encontraban en libertad provisional.

Con ellos, siete de los ocho condenados por la agresión de Altsasu estarán en prisión antes de que la sentencia sea firme. Ohian Arnanz ─13 años de prisión─, Adur Ramírez y Jokin Unamuno ─ambos 12 años─ ya estaban en prisión preventiva desde que fueron detenidos a finales de 2016. La única que no está en prisión ni ha sido detenida es Ainara Urkijo, a quien recayó la pena menor, dos años por amenazas y desórdenes públicos, por lo que previsiblemente no tendrá que ingresar en la cárcel.

Durante la vista, que ha sido conjunta y ha durado poco más de media hora, las defensas han rechazado el supuesto riesgo de fuga en el que la Fiscalía ha basado su petición y han solicitado que sus clientes sigan en libertad. Han recordado que sus representados nunca han eludido la acción de la Justicia desde que sucedieron los hechos, ni siquiera cuando la Fiscalía pedía penas mucho más elevadas para ellos, y han alegado que actualmente tienen un puesto de trabajo y que todavía la sentencia no es firme por lo que persiste la presunción de inocencia.

El pasado viernes, la sección primera de la Audiencia Nacional condenó a penas de entre 2 y 13 años de prisión a los ocho jóvenes acusados, pero no vio en su actuación el carácter terrorista que les imputaba la Fiscalía. En la sentencia, el tribunal aprecia las agravantes de abuso de superioridad y de odio y considera probado que los acusados actuaron movidos por la animadversión y menosprecio a la Guardia Civil y por motivos ideológicos, pero no ve en su acción ningún vínculo con ETA.

Los padres y madres de los jóvenes encausados, a través del grupo Altsasu Gurasoak, han anunciado en Twitter que se han reunido en la localidad "planificando la respuesta de esta aberración", en referencia a las detenciones de este martes. Han señalado que sus hijos han sido "arrancados del pueblo" y llevados a Madrid al alegar riesgo de fuga, lo que han calificado como "mentira". "Nuestros hijos quieren seguir viviendo en el pueblo y nunca han mostrado intención de fugarse. Qué diferente es la justicia en base a donde nazcas", han criticado.

Como primera reacción, se han concentrado frente al ayuntamiento de Altsasu y han organizado dos movilizaciones más: una rueda de prensa en la explanada del Centro Cultural Iortia y una manifestación por las calles de la ciudad. Además, han recordado que para el sábado día 16 ya estaba convocada una manifestación en Pamplona para demostrar que las "ganas de justicia superan su ánimo de venganza".

Más noticias en Política y Sociedad