Público
Público

Exclusiva de Público

la mafia policial balear

Audio exclusivo: el comisario Mut admitió los nombramientos a dedo en la Policía Local de Palma

Público ha obtenido la grabación de una conversación entre tres comisarios en la que Joan Mut, recién ascendido como número dos de la Prefectura de Palma, reconoce que "muchísima gente se ha colocado así, a dedo" en cargos de la Policía Local de la capital balear. El amaño de las oposiciones para ascensos en ese cuerpo policial dio origen a las primeras investigaciones del 'caso Cursach'.

El comisario de la Policía Local de Palma (izquierda), Joan Mut, cuando fue a declarar con su abogado al Juzgado de Instrucción Nº12 en 2015. A. VERA/EFE
El comisario de la Policía Local de Palma (izquierda), Joan Mut, cuando fue a declarar con su abogado al Juzgado de Instrucción Nº12 en 2015. A. VERA/EFE

Joan Miquel Mut acaba de ser ascendido al cargo de Adjunto a la Prefectura de la Policía Local de Palma, pese a estar procesado en dos de las piezas judiciales sobre el 'caso Cursach' para las que ya se ha dictado auto de apertura de juicio oral, incluida la que le imputa –junto a otros quince policías locales que están ahora en activo– por 17 graves delitos, incluido el de "pertenencia a organización criminal".

Este ascenso, del que Público informó en exclusiva, ha generado mucha polémica, y tensiones internas en el gobierno municipal de coalición, pero ha sido confirmado hace sólo unos días con la modificación de la RPT (Relación de Puestos de Trabajo) por parte del Área de Seguridad Ciudadana del Ajuntament de Palma, que lo justifica por el levantamiento (hace casi un año) de las medidas judiciales cautelares que pesaban sobre él y los otros 14 policías locales.

Público ya explicó que ese levantamiento de medidas cautelares no conlleva la automática reincorporación de los funcionarios procesados, ni mucho menos su ascenso, sino que la doctrina del Tribunal Supremo ha dejado bien claro que, en el caso de miembros de los cuerpos de seguridad, recomienda la "suspensión administrativa cautelar de funciones en base al auto de procesamiento hasta que la sospecha no desaparezca", sin perjuicio de la presunción de inocencia, para que "sea evitada la negativa repercusión que tendría ante la sociedad" que un mando policial en activo esté al mismo tiempo procesado por delitos de gravedad (sentencia de 9 de mayo de 1991).

Ahora, Público ha obtenido el audio de una conversación entre tres comisarios de la Junta de Mandos, incluido el propio Mut, en la que éste admite que "muchísima gente se ha colocado así, a dedo" en cargos de la Policía Local de Palma. Fue precisamente el descubrimiento del amaño masivo de los concursos-oposición, requeridos para los nombramientos y ascensos en ese cuerpo policial, lo que provocó la investigación judicial que acabó destapando una organización criminal dedicada a cometer coacciones, extorsiones y amenazas a empresarios mallorquines en beneficio del emporio de ocio nocturno de Tolo Cursach.

En la grabación, Mut habla con los también entonces comisarios Enrique Cabellos (hoy jubilado) y Miguel Pericás (en activo, pero ya no comisario) sobre los autos judiciales que empiezan a destapar esa trama mafiosa en la Policía Local:

Mut: "Me consta que muchísima gente se ha colocado a dedo"

Cabellos: Un momentito, muy importante, de lo único que estamos seguros es de lo que hemos visto con nuestros propios ojitos. Aquí lo pone como una cosa clarísima… vamos… Este señor [en referencia al juez Manuel Penalva] …que se lo haga mirar, ¡eh!
Pericás: Eso es muy fuerte.
Mut: Enric, en el momento… para un segundo, que quiero contestar. En el momento en que empieza a salir agresión sexual, favores sexuales mientras esté en secreto [ininteligible] no sabemos lo que hay; mientras haya un sumario, no sabemos lo que hay.

Joan Mut: "De momento aguanta, mientras haya secreto de sumario"…

Pericás: Enric, Joan… yo he callado todo el tiempo porque no he querido opinar sobre el secreto del sumario, pero no quiero decir nada, no quiero que nadie me pueda acusar de que lo esté defendiendo, ¡eh! [ininteligible] Ahora, de lo que sí sé, es que estábamos aquí dentro todos nosotros, no sé quién faltaba, lo que sí sé es que nadie dijo lo que este tío dice, nadie. Y aquí tengo un juez y un fiscal que dan fe de que se creen totalmente lo que ha dicho un fulano, que no sé quién es.
Cabellos: Además se mete con personas que son completamente íntegras.
Pericás: …y dan fe de lo que dice este tío en contra de todo lo que decimos nosotros. Es muy fuerte esto, muy fuerte, y eso sí que lo puedo decir.
Mut: ¿Lo puede decir quién? De momento aguanta, mientras haya secreto de sumario…
Pericás: Aquí no hay secreto de sumario, aquí ya está todo dicho… ¡Juan!, habrá secreto de sumario en lo otro, pero esto ya sabemos. Aquí no nos pueden venir a contar una historia de indios.

Mut: "Lo que dice el sumario es que aquí estamos todos conchabados para montar una estructura piramidal de... corrupción"

Mut: Sí, claro, pero después resulta que yo, con [Antoni] Morey y con [Antonio] Vera [ambos ahora procesados por la red para amañar exámenes de oposición], estamos conchabados para montar una estructura policial y no se qué y tal y cual. Y está aquí también y la relación que yo tengo con Vera. A mí Vera me sacó fuera. Y Morey es compañero mío, pero en ningún caso…
Pericás: Y Morey con Vera, yo y tú…
Mut: Por eso.
Pericás: Por eso.
Mut: Y aquí por eso, por eso, y aquí estamos todos conchabados para montar aquí una estructura piramidal de… corrupción y no sé qué, no sé cuánto. Esto es lo que dice y esto es parte del secreto del sumario…
Cabellos: Y la Patrulla Verde. Lo hace extensivo a toda la historia. Para mí, la Patrulla Verde es una sección modélica en la Policía Local.
Mut: Bueno.
Cabellos: Sí.
Mut: A ver, bueno…

Mut: "Todos sabemos cómo es Estarellas" / Cabellos: "Una vez lo detuvo la Guardia Civil por traficar... tráfico de tabaco"

Pericás: Bueno, pero vamos a ver, pero lo que han comentado antes, el Consell…
Mut: De Miguel Estarellas [Sastre, llamado "el tapicero", quien coaccionaba a los empresarios a que "contrataran sus servicios para evitar actuaciones de Policía Local", según el auto de procesamiento] sabemos, sabemos…
Cabellos: Miguel Estarellas actúa de por libre…
Mut: Bien, pero Miguel Estarellas estaba en la Patrulla Verde y yo más de una vez intenté sacarlo fuera y casi me hicieron la piel por eso [expresión mallorquina que significa que casi le expedientan]. Qué me tienes que ir a contar.
Cabellos: Ya lo sé.
Mut: Todos sabemos cómo es el Miquel.
Cabellos: Todos sabemos cómo es el Miquel, pero todos sabemos cómo es Miquel… de bocazas. De lo que yo sé de Miguel Estarellas, fuera de esto, es que una vez lo detuvo la Guardia Civil por traficar, por, por tráfico de tabaco, al principio, y que cumplió su pena y que después era tapicero y que rumoreaban por ahí de que hacía propaganda por, por… cuando estaba de policía de su tapicería, eh, eh… Ahora parece ser que hacía algo más que propaganda…
Mut: Ejem, ejem.
Cabellos: Nunca ha estado, bajo… bajo mis órdenes, Miguel Estarellas.
Mut: Y toda la RPT [Relación de Puestos de Trabajo], toda, toda queda así. Claro, aquí si se demuestra que todo esto que se ha montado están colocados a dedo…
Esto es una decisión política de cómo se hace la RPT. Claro, a mí me consta y yo sé que muchísima gente se ha colocado así, a dedo, ¿eh? Y aquí tenemos que hacer una reunión para pensar y aquí el Ayuntamiento habrá de pensar que se hace con la RPT de aquel tiempo.

El informe policial sobre el amaño de los nombramientos

Fue justamente el descubrimiento de que se daban las respuestas de los exámenes de oposición a los aspirantes en la Policía Local escogidos previamente por los cargos políticos –que confeccionaban así una RPT a su medida– lo que destapó toda la mafia de la Policía Local de Palma. Y el comisario Mut conocía eso perfectamente, puesto que él mismo fue beneficiario de esos ascensos amañados, según el extenso informe policial (725 folios) que elaboró sobre esa trama el Grupo de Blanqueo de Capitales y Delitos Monetarios de la Jefatura de Baleares, al que también ha tenido acceso este diario:

Fragmento del análisis policial enviado al Juzgado de Instrucción Nº12 de Palma en el que se constata que fue irregular el nombramiento de Joan Mut, en marzo de 2014, como jefe de la Policía Local.

En el fragmento que aquí reproducimos (página 287 del "Informe dando cuenta de análisis de documentación" dirigido al Juzgado de Instrucción Nº12 de Palma el 25 de septiembre de 2017), se expone:

"Obra de ingeniería administrativa" para ascender a Mut irregularmente al cargo de jefe de la Policía Local 

Que el nombramiento [de Mut, como jefe de la Policía Local, en marzo de 2014] no cumplía con la normativa, a pesar de que así lo afirmaran y que además no existían equivalencias ya que la nueva Ley no lo reconocía, lo cual impedía que materialmente pudiese presentarse otro candidato de otras FFCCSS [Fuerzas y Cuerpos de Seguridad], ni de otros ayuntamientos ya que no existe ninguna categoría de Comisario en toda Baleares, permitiendo con ello que únicamente se pudiesen presentar comisarios, por lo que, evidentemente, sólo podía ser Juan MUT, al ser el más antiguo. A toda esta obra de ingeniería administrativa, ningún sindicato interpuso objeción alguna.

Hasta ahora se ha explicado cómo la organización ha escogido y nombrado al Jefe de Policía, a continuación, se verá como segunda parte, la forma de actuación de la organización para eliminar la vacante de Intendente que quedaba por cubrir, y cuyo proceso de selección ya había sido iniciado.

Más adelante, el informe policial continúa (página 298):

La "artimaña jurídica" para ascender a Mut ejecutada por la organización que dirigía el líder balear del PP, Rodríguez 

Con esa artimaña jurídica, podía ascender a Jefe de Policía, siendo solo Comisario, Juan MUT, quedando descartada cualquier otra posibilidad e injerencia inesperada, ya que habían fulminado que cualquier Intendente pudiese acceder, y la normativa tampoco permitía que accediera ningún otro mando de otras FFCCSS del Estado o de otros ayuntamientos, ya que no se había desarrollado el Reglamento de la Ley 4/2013 de Coordinación de Policías Locales.

El control de la organización sobre los trámites administrativos continúa y sigue apreciándose la coordinación a la hora de situar nuevamente en puestos estratégicos a las personas apropiadas.

Todo ello estaba orquestado –según el largo análisis de la Policía Nacional– por los máximos dirigentes del PP en aquella época, encabezados por José María Rodríguez, como se puede leer en la página 304:

El control de RODRIGUEZ sobre la organización en general y sobre Juan MUT en particular, llegó al extremo de que el Comisario presentó una denuncia por "acoso laboral" contra el equipo de gobierno [del Ayuntamiento], al afirmar que su destitución se trataba de una estrategia política planificada cuando, lo que realmente se encontraba en juego era la pérdida del control de la Policía local por parte de la organización [presuntamente criminal], de la que Juan MUT era una pieza importante de las colocadas por José RODRIGUEZ.

Unas cien páginas más adelante, el informe policial detalla cómo Joan Mut fue después designado, también irregularmente, para una prestación de servicios en el Consorcio de la Playa de Palma. Pero esa es otra historia.

Más noticias de Política y Sociedad