Público
Público

Exclusiva de Público

LA MAFIA POLICIAL BALEAR

El jefe de la Policía Local de Palma asciende a los dos comisarios procesados por la trama mafiosa de Cursach

Joan Miquel Mut y Antoni Morey, que tendrán que sentarse en el banquillo para responder por la organización criminal del "rey de la noche" mallorquina, serán a partir de ahora, respectivamente, adjunto a la Prefectura, puesto de reciente creación, y jefe de la Comisaría de Personal y Apoyo Logístico, con autoridad sobre la Administración, el parque móvil y el armamento de la Policía Local.

Los comisarios de la Policía Local de Palma  Joan Miquel Mut y Antoni Morey, cuando fueron suspendidos de empleo y sueldo en 2016 por las medidas cautelares del juez que investigaba el caso Cursach.
Los comisarios de la Policía Local de Palma Joan Miquel Mut y Antoni Morey, cuando fueron suspendidos de empleo y sueldo en 2016 por las medidas cautelares del juez que investigaba el caso Cursach. | EFE

Son los dos más altos mandos de la Policía Local de Palma de Mallorca que acaban de ser procesados, por sendos autos de apertura de juicio oral emitidos por el juez Enrique Morell, como integrantes de la trama mafiosa relacionada con el magnate del ocio nocturno Bartolomé Cursach. Pero casi simultáneamente el jefe del cuerpo de Seguridad Ciudadana de la capital balear, José Luis Carque Vera, ha ordenado su ascenso a la Prefectura y a la Jefatura de Personal.

En una "instrucción de servicio" firmada este último 19 de febrero pero con "fecha de publicación" del día 20, a la que ha tenido acceso Público, Carque dispone:

Primera página de la Instrucción de Servicio 014/20 que asciende a los comisarios Mut y Morey en la cúpula de la Policía Local de Palma de Mallorca.

"Dentro del proceso de reestructuración de la Policía Local que se ha iniciado con la incorporación de la nueva Prefectura, y hasta que no se apruebe el nuevo organigrama, se hace necesario avanzar en la redistribución de las responsabilidades que han de cumplir los mandos de la escala técnica, con objeto de ir trabajando en la dirección marcada por la Regiduría de Seguridad Ciudadana.
Aparte de las nuevas responsabilidades y funciones que se encargarán a los mencionados mandos, a partir de esta fecha tendrán que asumir la responsabilidad de los diferentes destinos existentes, de acuerdo al siguiente cuadro
:

Comisario Joan Miquel Mut García:
​Adjunto a la Prefectura

Comisario Antoni Morey Jover:
​Comisaría de Personal y Apoyo Logístico
División de Logística
Mantenimiento
Parque Móvil
Taller
Vestuario
Administración Policial
División de Personal
Objetos Recuperados (OBRE)
Armamento

La instrucción interna del jefe Carque continúa detallando las funciones que asumirán los seis mayores de la Policía Local de Palma.

Tanto Mut como Morey ejercieron en el pasado en algún momento la jefatura de la Policía Local y, por tanto, son los más altos mandos de ese cuerpo encausados en la macro-causa judicial sobre la trama mafiosa policial que actuaba al servicio del Grupo Cursach.

Los 17 delitos que se imputan a los policías locales de Palma

Hace más de dos meses que el juez Morell dictó auto de procedimiento abreviado para la apertura de juicio oral contra una treintena de policías o expolicías locales de Palma (y cinco funcionarios, políticos o abogados) por haber formado parte, presuntamente, de una "organización criminal" de estilo mafioso que se dedicaba a coaccionar, amenazar y extorsionar en beneficio propio y del emporio de Cursach.

En ese auto, el magistrado cerró la instrucción imputando a los encausados, incluidos Mut y Morey, "sin perjuicio de aplicar la continuidad delictiva a la mayoría de ellos, por presuntos delitos de cohecho, prevaricación, extorsión, coacciones, amenazas, falsedad documental, pertenencia a organización criminal, trafico de influencias, uso de información privilegiada, omisión del deber de perseguir delitos cometida por funcionarios, contra la salud pública, obstrucción a la justicia, encubrimiento, contra la administración de justicia, revelación de secretos, negociaciones prohibidas a los funcionarios e infidelidad en la custodia de documentos".

En concreto, dicho auto cita a los dos comisarios ahora ascendidos:

JUAN MIGUEL MUT GARCIA, Comisario de la Policía Local de Palma, aparece en las actuaciones como uno de los pilares de la trama de corrupción y habría estado recibiendo, junto con otros miembros de la Policía Local, "sobres" de dinero o prebendas de diversa índole por partes de empresarios beneficiados por su irregular actuación. Existen, igualmente, indicios de la imposición, por el mismo, con la aquiescencia del Regidor Sr. Guillermo Navarro Garau, de una sanción disciplinaria al Policía Ramis Jover pese a conocer que no existía infracción disciplinaria alguna (supuesto delito de prevaricación).

ANTONIO MOREY JOVER, de lo actuado se desprende la presunta falsedad del informe emitido por el inspector Morey Jover en fecha 26 de junio de 2015 (folios 16926 y ss.) y tenía por objeto exculpar al Sr. Torres del quebrantamiento de medida cautelar por el que fue objeto de detención y posterior ingreso en prisión.

Mut es el sexto de los 24 encausados que encabeza Cursach

En cuanto al último auto de apertura de juicio oral en la pieza principal de la macro-causa, en la que la Fiscalía pide una pena de ocho años de cárcel por organización criminal y otros delitos para Cursach e imputa a otras 23 personas, empezando por su lugarteniente Tolo Sbert –y sus altos directivos Antonio Bergas, Jaime Lladó y Arturo Segade–, el comisario Mut es el sexto acusado de la lista y el primero de todos los policías encausados:

JUAN MIGUEL MUT GARCIA en concepto de autor un delito de prevaricación administrativa continuada de los artículos 404 y 74, un delito de cohecho pasivo continuado de los artículos 419 y 74, un delito de omisión del deber de perseguir delitos del artículo 408 Código Penal.

El juez asume el escrito de acusación de la Fiscalía, al que también ha tenido acceso Público, en el que se enumeran detalladamente varios casos en los que se imputan concretamente los delitos atribuidos al comisario Joan Mut (los números entre paréntesis aluden al orden en que son imputados los encausados en el escrito de los fiscales Subirán y Carrau):

Los mandos tomaban medidas penales y disciplinarias contra los agentes que denunciaban las actividades mafiosas

5.- INICIATIVAS DISCIPLINARIAS Y PENALES CONTRA LOS AGENTES DE POLICÍA QUE DENUNCIABAN LAS PRÁCTICAS DESCRITAS EN LOS APARTADOS ANTERIORES.
Los acusados con responsabilidad en la jerarquía de la Policía Local de Palma (JUAN MIGUEL MUT GARCIA (6), GABRIEL TORRES PERICAS (8)) y ANTONIO BERGAS (3), como responsable del GRUPO CURSACH, querían garantizar la permanencia de lo anteriormente dicho en orden a: los preavisos de inspecciones, las inspecciones injustificadas a los negocios de la competencia hasta asfixiarlos, la imposición de policías locales como "seguridad en puertas", las exigencias del pago periódico de dinero ("mordidas") a otros empresarios. Con esta finalidad, decidieron expedientar injustamente, aplicar medidas cautelares arbitrarias y forzosas de traslado de unidad, acoso judicial y amenazas personales, incluso con armas de fuego a todos aquellos agentes de policía que denunciaron las prácticas descritas.

Concretamente:
El Ayuntamiento de Palma, por decreto de fecha 1 de febrero de 2006 ordenó a la entidad MAGAINVER S.A. (integrada en el GRUPO CURSACH OCIO), la paralización y clausura de la actividad en el bar "DON QUIJOTE", sito en la Carretera del Arenal, número 52.
[…] una vez en el interior de la actividad se constata que la música tenía un nivel de presión acústica superior al ruido ambiente, apagándose bruscamente sin poder realizar una medición.
[…]

Tolo Sbert presionó a los agentes en el despacho de Mut

El sábado o lunes siguiente a la fecha del acta por incumplimiento anteriormente referida, el acusado Gabriel TORRES (8) llamó a los agentes actuarios (219 y 914) y "de manera enérgica, seria y enojado les recriminó: "que por qué no le habían avisado de la actuación" y "que modificaran el informe y el atestado" a lo que el oficial 219 le contestó: "que no lo haría" motivo por el que TORRES ordenó a los agentes 219 y 914 que acudieran al despacho del acusado MUT (6).
Allí, se hallaba presente el acusado SBERT (2) y a presencia de éste les manifestó de manera reiterada "que cambiaran el atestado y el informe…".
En sus declaraciones sumariales, los policías 219 y 914, manifestaron que "en tantos años de trabajo era la primera vez que se veían en una encerrona en la que se les presionaba no sólo ante su jefe sino ante el denunciado que también le presionó".

Mut no reportó ni investigó las amenazas con armas de fuego contra los agentes que habían denunciado a los policías mafiosos

.- Durante el mes de Diciembre de 2012, en el campo de tiro de Puntiró, con motivo de unas prácticas de tiro con fuego real de la Policía Local, los acusados TOMÁS MAS (23) y Carlos TOMÁS (15), cada vez que hacían fuego, gritaban JUANMI, VICENTE, MUERTO.
Ello lo hicieron con la finalidad de escarmentar e intimidar a los agentes, Vicente y Juan Miguel GÓMEZ FERRER, puesto que éstos habían denunciado en numerosas ocasiones por escrito las prácticas irregulares de esos acusados (MAS y TOMAS) y del acusado MONTESINOS (24). En efecto habían denunciado ante sus superiores, que MONTESINOS (24) tenía negocios de máquinas expendedoras, venta de seguros etc en la Playa de Palma, lugar en el que desarrollaba su actividad como policía GAP.
El citado suceso fue conocido por los acusados, el jefe de la Policía Local JUAN MIGUEL MUT GARCIA (6) y el comisario Rafael ESTARELLAS (18), que no investigaron los hechos ni dieron cuenta a CNP, Guardia Civil, Fiscalía o Juzgados. Concretamente MUT (6), manifestó a Vicente GÓMEZ que no sólo no haría nada si no que mientras el fuera el jefe de Policía Local, todo seguiría como antes…

Mut justificó las sanciones injustas por "las presiones..."

.- De manera similar, JUAN MIGUEL MUT (6) en el año 2014, como quiera que el agente de policía Antonio RAMIS JOVER, integrado en el grupo policial GAP, denunció irregularidades en el proceder de los acusados Carlos TOMÁS (15) (subinspector del GAP) y Tomás MAS (23) (oficial del GAP), le incoó al citado agente un expediente disciplinario por falta grave, según lo previsto en el art.69.a de la Ley 4/2016 de 17 de julio por, Desconsideración grave con los superiores…
También dio lugar a la medida cautelar de cambio provisional de destino por decreto de 14/11/2014, que se hizo efectivo por decreto de 10/12/2014, en el que se acuerda el traslado forzoso de RAMIS a la comisaria de seguridad ciudadana, lo que supuso un quebranto profesional, así como de conciliación familiar y económico para el agente.
El acusado MUT (6), como justificación del expediente y de las medidas que en el mismo se adoptaban, manifestó a RAMIS, de manera verbal que "…Le sabía molt de greu, pero que al final las presiones….
Sin indicar que persona le había presionado.

También le indicó: que creía que se había exagerado un poco y que le aconsejaron que la solución estaba en la salida del GAP…que estuvieran separados y a partir de esta premisa, cualquier solución le parecía correcta.

El grupo de policías que actuaba como una mafia en favor de Cursach disfrutaba de bebidas, drogas y prostitutas gratis, todo pagado por los directivos de Cursach

G.- (Dádivas a los funcionarios policiales)
Según lo explicado más arriba, los acusados CURSACH (1), SBERT (2), dieron las órdenes oportunas a sus subordinados, SEGADE (5) y LLADÓ (4) para que en la zona VIP de la discoteca TITO´S se ofreciera botellas de licor, estupefacientes y sexo gratuito. Estos regalos suponían la contraprestación a los servicios prestados al GRUPO en su calidad de policías: MUT (6), CAPÓ (7), TORRES (8), FRANCO (9), MAYOL (10), MAYANS (11), M. ESTARELLAS (12), AMENGUAL HENRY (13), VALLECILLO (14), MONTESINOS (24), GÓNGORA (16) y MAS CASTELLÁ (23) y TOMAS PICÓ (15).
Concretamente, los acusados, tras exhibir su carné de policías locales accedían a la zona VIP de la discoteca. Allí, consumían bebidas en forma gratuita, al tiempo que el empleado de la discoteca Marian Ciprian SABAU (ejecutoriamente condenado por una pieza dimanante de la presente causa) conducía a Tito´s, prostitutas de los clubes de alterne, “Caramelos” y “Globo Rojo”. Estas mujeres, tras contactar con los acusados se ocupaban con ellos en los despachos de SEGADE (5) y LLADÓ (4).
Más tarde, estas mujeres cobraban los servicios sexuales prestados a los funcionarios policiales, a SEGADE (5) y LLADÓ (4) quienes pagaban por orden de CURSACH (1) y SBERT (2).
En estas fiestas, los acusados, en los mismos despachos, consumían estupefacientes, especialmente cocaína que unas veces era proporcionada por SEGADE (5) y LLADÓ (4) y en otras ocasiones, era MONTESINOS (24) quien traía y vendía cocaína a éstos últimos para que a su vez la distribuyera entre el resto de acusados y compañeros.
El valor de estupefaciente distribuido, se consigna, a efectos de punición, como superior, al menos, a los 500 euros.
Las fiestas tenían lugar durante los fines de semana. Cuando terminaba la gala de tarde noche en la discoteca, los acusados policiales mencionados, se desplazaban a un apartamento en el paseo marítimo propiedad de SEGADE y a un prostíbulo sito en la calle Cataluña donde continuaban consumiendo, alcohol, estupefacientes y sexo de forma gratuita a costa del GRUPO CURSACH.

Más noticias de Política y Sociedad