Público
Público

ExclusivaLas cloacas de Interior

EXCLUSIVA | La mafia policial balear El PP pagó altos sobresueldos a los policías de Palma que espiaban a políticos en burdeles

El gobierno municipal del PP montó la unidad de espionaje (SIAP) de la Policía Local de Palma para controlar todas las instituciones y ponerlas al servicio de una "organización criminal" mafiosa, según las conclusiones de la investigación. Para ello, colocaron en puestos clave a "personas sin escrúpulos", capaces de delinquir "de forma constante y permanente" y de desafiar las resoluciones judiciales, que aprovechaban su control de los prostíbulos para espiar a los políticos mallorquines.

Publicidad
Media: 4.35
Votos: 17

José María Rodríguez, expresidente del PP balear, llegando a los juzgados de Palma, escoltado, para declarar sobre la mafia de la Policía Local. / EFE

Como ha revelado Público en la anterior exclusiva sobre la mafia policial de Palma, esa Policía Local creó una unidad de inteligencia que se dedicó a controlar, con fines delictivos, a las prostitutas de la Playa y S'Arenal. Sin embargo, el objetivo fundamental del PP de Balears para poner en marcha diversas unidades policiales de información y de "actuación preventiva" era mucho más ambicioso, como especifican las conclusiones de la macro-investigación judicial sobre el llamado caso Cursach, a las que este diario ha tenido acceso.

A partir del folio 709 del informe final del Grupo de Blanqueo de la UDEF que investigó durante años el entramado mafioso se puede leer lo siguiente:

"Pues bien, lo expuesto de forma extensa y detallada en el presente informe, permite, en primer lugar, concluir que está perfectamente demostrada la existencia de una organización criminal que, de forma premeditada y totalmente dolosa, diseño y ejecutó, a lo largo del tiempo, un plan con la finalidad de controlar ilícitamente la  administración para poder servirse de ella y para poder utilizar sus poderes exorbitantes como instrumento esencial de sus actuaciones ilícitas, totalmente contrarias al Principio de Legalidad y a la actuación objetiva en pro del Interés Público".

"Como se ha expuesto, se pretendía y se consiguió controlar totalmente determinados puestos de la administración, claves para sus intereses, para que actuasen en una pluralidad de hechos criminales, con el nexo común de que esa administración y esos funcionarios, los cuales debían obediencia y se encontraban controlados por la organización criminal".

Las dos fases de la operación para controlar el gobierno

Fragmento del informe final de la Brigada Provincial de la Policía Judicial sobre el entramado de la mafia política y policial de Palma organizada por el PP de Balears.

"Como también se ha demostrado, para conseguir ese objetivo delictivo de control de la administración, su estrategia se llevó a término cronológicamente en diversas fases".

"En una primera fase el objetivo fue el control de determinados órganos políticos, de determinados técnicos gestores de los recursos humanos y de determinados representantes sindicales. Con ello se conseguía tener el pleno control del acceso a la función pública y a la policía de determinadas personas, así como de la promoción profesional a determinados puestos de trabajo por parte de individuos cuyo perfil respondía a un servilismo y a una carencia absoluta de mérito y capacidad, así como de los principios que deben presidir la actuación de todo servidor público".

"En una segunda fase el control de los tres elementos referidos permitió, como si del más virulento cáncer se tratase, que su metástasis afectase a aquellos órganos que interesaban especialmente a la organización criminal para valerse de ellos como instrumentos útiles e imprescindibles para sus propósitos delictivos".

Unidades especiales integradas por agentes escogidos con criterios de fidelidad ciega y de falta de escrúpulos

La formación de esas unidades especiales (GAP y SIAP) dentro de la Policía Local con "personal sin formación y con escasos conocimientos generales, que no pasan ningún tipo de prueba por concurso-oposición", escogido únicamente con criterios de fidelidad ciega y de falta de escrúpulos, está desgranado laboriosamente en los 700 folios anteriores. Por ejemplo, en el 583, tras un resumen de las declaraciones ante el juez de Jaime Garau Calero –uno de los integrantes del Servicio de Información y Análisis Policial (SIAP)–, el inspector que redacta el informe constata:

"Resultado de las antedichas declaraciones se pueden apreciar diversas cuestiones importantes sobre Jaime GARAU, que ambas unidades fueron creadas en función de las necesidades de la organización, con funciones acorde con sus intereses y recortadas posteriormente por sentencias judiciales que daban una imagen clara de las extralimitaciones en las que se había incurrido, con la connivencia de mandos, sindicatos, responsables políticos y funcionarios técnicos".

Fragmento del informe final de la Brigada Provincial de la Policía Judicial sobre el entramado de la mafia política y policial de Palma organizada por el PP de Balears.

Obediencia a todo tipo de orden, fuese legal o no

"Que, a pesar de que los responsables políticos, de cara al ciudadano venden y predican las bondades de la formación y los estudios, la gran mayoría de los agentes no disponen de estudios, más allá del graduado escolar, siendo elegidos a dedo principalmente por [Rafael] ESTARELLAS y [Antonio] VERA sin ningún concurso oposición, facilitando de esta manera la maleabilidad de los elegidos, por una parte dado el supuesto prestigio del que se les imbuía por estos nombramientos, y por otra parte por la falta de conocimientos técnicos y jurídicos de los mismos, que provocaba la obediencia de cualquier tipo de orden, sin cuestionar su legalidad".

"Que Jaime GARAU accede a la unidad del SIAP (una supuesta unidad de élite), con toda probabilidad habiendo sido elegido para ello antes ya de la realización de las pruebas de acceso, al ser un puesto de Libre designación y, dada la forma en la que ya se ha visto cómo se van colocando en distintos puestos, a pesar de que ESTARELLAS dijese que realizó un buen examen. Varias razones apuntan a ello: mantiene un trato cercano con Álvaro GIJÓN e iba a reuniones en el PP de forma regular; así que la "maquinaria criminal" lo necesitaba en un sitio "clave" de acceso a la información."

En resumen, que se escogió a individuos sin preparación ni escrúpulos ningunos para que actuasen como sicarios sin rechistar y sin miramientos, y con ellos se pusieron en marcha el SIAP y el Grupo de Actuación Preventiva (GAP), cuya creación "no responde a otro interés que el de la creación, de una forma subrepticia, de una unidad cuya única finalidad consistiría en ser controlada por responsables policiales y políticos, que de esta forma dispondrían de un verdadero "comando informativo", a cuyos componentes elegirían por LIBRE DESIGNACION", escribió el inspector que redactó el informe.

Es decir, tal como expone ese oficio 32248/BL de la Jefatura Superior de Policía de Illes Balears en el folio 695:

"El perfil de los encartados es el que se detalla a lo largo del informe, personas sin escrúpulos, capaces de vulnerar el ordenamiento jurídico de forma constante y permanente en el tiempo, a pesar de las resoluciones judiciales emitidas por el orden de lo contencioso administrativo, con la única finalidad de colocar en los puestos clave a las personas que más interesa a la organización criminal".

Fragmento del informe final de la Brigada Provincial de la Policía Judicial sobre el entramado de la mafia política y policial de Palma organizada por el PP de Balears.

Sobresueldos mínimos de 1.740 euros brutos mensuales

"En cualquier caso, y visto brevemente lo mencionado, volviendo al hilo conductor que empezábamos este último punto, José Mª RODRIGUEZ, como máximo responsable de dicha regiduría por allá en el año 1995, era plenamente consciente de dicha situación y de lo que la normativa mencionaba al respecto".

Y los dirigentes del PP no sólo recompensaban a los agentes seleccionados con ascensos –a pesar de que carecían de los más elementales conocimientos informáticos o legales– e impunidad en sus actuaciones, sino que también los premiaban con altísimos sobresueldos mientras proclamaban públicamente que esas unidades especiales no suponían coste extraordinario ninguno para el contribuyente. Así lo explica el informe de la UDEF (folios 588 y siguientes):

"Rápidamente quedo patente, que esta unidad no era gratuita, ni de bajo coste, ya que era una de las unidades mejor pagadas de la Policía, suponiendo unos elevados ingresos, como "Los pluses mínimos por formar parte de la unidad asciende a unos 1.740 euros brutos mensuales, a los que cabe sumar el sueldo base, la antigüedad y otros complementos"

"La modesta 'policía secreta' de Palma –llamada Servicio de Información y Análisis Policial (SIAP)– fue creada a principios de 2012, es decir, en la presente legislatura y con el equipo de gobierno del PP. Consta de siete miembros. Todos ellos han sido elegidos a dedo por la cúpula policial de Sant Ferran".

Fragmento del informe final de la Brigada Provincial de la Policía Judicial sobre el entramado de la mafia política y policial de Palma organizada por el PP de Balears.

"Según la relación de puestos de trabajo del Ayuntamiento de Palma, las plazas son de libre designación. Eso quiere decir que los responsables de la Policía Local pueden decidir qué agentes son destinados a esa unidad, ya que son cargos de confianza".

"Los pluses mínimos por formar parte de la unidad asciende a unos 1.740 euros brutos mensuales, a los que cabe sumar el sueldo base, la antigüedad y otros complementos. Por eso, los siete miembros de la 'secreta' palmesana son de los mejor pagados en la policía".

"El SIAP enviaba policías de paisano a las manifestaciones, fotografiaba o grababa en vídeo a los participantes, se infiltraba en grupos antisistema y hacía seguimientos de personas consideradas peligrosas"

"Aunque pasó bastante desapercibida, la creación de esta unidad no estuvo exenta de polémica. Entre sus funciones, está enviar a policías de paisano a las manifestaciones, fotografiar o grabar en video a los participantes, infiltrarse en grupos antisistema o hacer seguimiento a personas consideradas peligrosas".

"El concejal de Seguridad Ciudadana, Guillermo Navarro (PP), justificó la necesidad de crear una policía secreta en que, si se sabe "por adelantado lo que piensa hacer el delincuente, se puede evitar actuar después de forma más contundente".

Pero en realidad todas estas teorías sobre el reforzamiento de la seguridad ciudadana por parte del PP enmascaraban otras operaciones inconfesables: un espionaje político similar al que pusieron en práctica los más altos dirigentes del Partido Popular en la Comunidad de Madrid. Ése era el verdadero móvil para crear unidades con actividades de policía secreta que, como subraya el informe, acabarían siendo desautorizadas por la Justicia:

"Un testigo protegido así lo confirma, declarando que, en lo alto de la cúspide, está RODRIGUEZ, y que éste se encargaba junto a otros de crear un sistema que permitiera disponer de cuanta Información fuese necesaria".

Fragmento del informe final de la Brigada Provincial de la Policía Judicial sobre el entramado de la mafia política y policial de Palma organizada por el PP de Balears.

"Un testigo protegido de la causa vinculado al Partido Popular acusa a José María Rodríguez de recibir prebendas además de organizar un espionaje contra otros políticos y policías con agentes de la Policía Local y detectives privados. El testigo conoce el rumor de que el presidente del PP «tiene seleccionado a un grupo de policías locales con la finalidad de espiar a determinados grupos de personas».

"También asegura que Tomás Mas, uno de los agentes que estuvo en prisión por esta causa, «le hacía trabajos privados, concretamente espiar, a cambio de su progresión en su carrera». Apunta que tiene constancia de que al menos una persona pagó entre 250.000 y 500.000 pesetas al presidente del PP de Palma para levantar la clausura de un negocio".

"No quiso dar el nombre al instructor".

Empresarios de la Playa de Palma tenían que hacer regalos como joyas o relojes al presidente del PP

"Esta persona, que tiene miedo de las represalias de Rodríguez, asegura que conoce de primera mano situaciones de empresarios de la Playa de Palma que han tenido que hacerle regalos como joyas, relojes. Al vínculo del PP con la trama también apunta un policía, testigo de la causa".

Los estrechos vínculos con proxenetas y dueños de prostíbulos de los policías locales que formaban la banda mafiosa les daba una vía para espiar a los políticos en situaciones comprometidas: cuando acudían a los burdeles. Por ejemplo, uno de ellos –Nicanor Góngora Salmerón– combinaba su servicio como agente policial con un negocio incompatible: proporcionaba sistemas de seguridad a los mismos prostíbulos que debía vigilar. Y con ello aprovechaba para instalar también aparatos camuflados de grabación. Como queda patente en las declaraciones ante el juez de su jefe Estarellas y de un compañero, recogidas en el folio 609 del informe BPPJ-UDEF:

"Hechos que coinciden plenamente con la declaración de Rafael ESTARELLAS de 30.04.2014 sobre NICANOR GONGORA, que reconoce la existencia de un mando que desarrollaba una actividad que podría ser incompatible con la actividad que éste desarrollaba.

"Que ese señor era NICANOR GÓNGORA y era oficial de la nocturna que se dedican a seguridad ciudadana y tráfico de noche en toda Palma. Que Nicanor tenía empresas de aire acondicionado para locales públicos, ofrecía sistemas de seguridad pasiva a locales como videovigilancia"

La grabación en el Templo del Faraón

Y mucho más concreta con la declaración de FRANCISCO RUIZ CASADO de 25.04.2014

"Que Daniel Montesinos le enseño una grabación en el Templo del Faraón que
se lo había dado el dueño o encargado del Templo del Faraón..." "...Que le enseño esta grabación porque Montesinos era muy amigo de Nicanor..." "Que piensa que esa grabación se la pasó el encargado del local a Montesinos, pudo observar que la grabación es de una cámara fija, luego supone que alguien del local se la ha pasado a Montesinos
".

Porque, además, toda la trama se había fraguado –con los más altos dirigentes del PP balear– en un local que explotaba uno de los policías corruptos; precisamente el mismo que gestionaba la documentación de las inmigrantes víctimas de la trata y obligadas a prostituirse en los clubes a los que acudían los políticos...

Pero el entramado es tan denso y enmarañado, que habrá que seguir explicándolo en otro artículo.

...CONTINUARÁ

Más noticias en Política y Sociedad