Público
Público

Ayuso se rebela contra el plan de ahorro energético: "Madrid no se apaga"

La presidenta de la Comunidad de Madrid sostiene que el plan de ahorro energético aprobado por el Gobierno "provoca oscuridad, pobreza y tristeza" además de espantar al turismo y al consumo.

06/07/2022 La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, interviene en la presentación de la segunda edición de Hispanidad 2022
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, interviene el pasado mes de julio en la presentación de la segunda edición de Hispanidad 2022, en la Real Casa de Correos. Eduardo Parra / Europa Press

La noticia, en realidad, era de esperar. Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, se ha rebelado contra el plan de ahorro energético aprobado este pasado lunes por el Gobierno, que prevé medidas urgentes para reducir el consumo de energía en edificios públicos y establecimientos comerciales.  

"Madrid no se apaga", ha avisado Díaz Ayuso en sus redes sociales. La presidenta madrileña ha afirmado que no aplicará el plan diseñado por el Gobierno porque "genera inseguridad y espanta el turismo y el consumo".

Además, Ayuso sostiene que el plan del Gobierno "provoca oscuridad, pobreza y tristeza". A continuación, Ayuso afirma: "El Gobierno tapa la pregunta: ¿qué ahorro se va a aplicar a sí mismo?".

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, se anticipó tras el Consejo de Ministros, celebrado este pasado lunes, a la posibilidad de que alguna comunidad autónoma se negase a aplicar las medidas, algo que calificó de "temeridad" e "insolidaridad". Este mismo lunes, tras las palabras de Ayuso, ha respondido que "confía en que los responsables públicos cumplan la ley y los esfuerzos que pedimos".

También se ha pronunciado la vicepresidenta de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño: "Es un real decreto-ley que hay que cumplirlo, pero vamos, ya estamos acostumbrados a este tipo de respuestas de la señora Díaz Ayuso, que siempre demuestra egoísmo y falta de solidaridad".

De acuerdo con el plan de ahorro del Gobierno, los edificios administrativos, espacios comerciales y culturales, estaciones de tren y autobús y aeropuertos tendrán que ajustar sus termostatos para que no queden por debajo de los 27 grados en verano ni superen los 19 grados en invierno. Medidas que hace unos días recomendó la propia Unión Europea.

Se deberán apagar tanto las luces de los escaparates a partir de las 22:00 horas como la iluminación de los espacios públicos cuando no estén en uso, al tiempo que tendrán que mantener sus puertas cerradas cuando estén funcionando sus sistemas de calefacción o refrigeración.

Más noticias