Público
Público

Los trenes que concentran al 90% de los viajeros serán gratis durante cuatro meses para combatir la crisis energética

Renfe permitirá entre septiembre y diciembre viajar en Cercanías y en la mayoría de los Regionales con una tarifa plana de diez euros y baja a la mitad los abonos de trece líneas de alta velocidad, cantidades recuperables si se utilizan 16 veces en ese periodo, como alternativa al coche privado y para reducir la demanda de hidrocarburos. 

01/08/2022. Los bonos reembolsables afectan a los trayectos que concentran más del 90% de los usos del ferrocarril en España, a 1 de diciembre de 2019.
Los bonos reembolsables afectan a los trayectos que concentran más del 90% de los usos del ferrocarril en España, a 1 de diciembre de 2019. EUROPA PRESS

El Gobierno ha decidido tirar los precios del billete de tren de septiembre a diciembre como medida para reducir el uso del coche privado y la demanda de hidrocarburos ante el previsible escenario de crisis energética que puede darse este otoño por la escasez de gas y derivados del petróleo derivada de los cambios en los flujos de esas fuentes de energía iniciados de manera simultánea a la guerra de Ucrania.

"Debemos estar preparados para lo peor", advertía este domingo la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula Von del Leyen, ante un horizonte de recortes en el suministro de gas a los países del este de la UE desde Rusia.

Las previsiones no parecen mucho más halagüeñas con los combustibles de hidrocarburos, algo que ha llevado al gobierno de coalición PSOE-UP a intensificar antes de su aprobación en el Consejo de Ministros de este martes las medidas de fomento del transporte público que había ido perfilando en los últimos días. 

Así, viajar en los trenes que actualmente absorben más del 90% de la demanda ferroviaria de España será, siempre que se cumplan unas condiciones de habitualidad en el uso, gratis entre el 1 de septiembre y el 31 de diciembre en los núcleos de Cercanías (Rodalies en Catalunya), en los 76 trenes regionales y de media distancia catalogados como OSP (Obligación de Servicio Público), en los convoys de ‘ancho métrico’ o ferrocarriles de vía estrecha (antiguo Feve) y en trece de las líneas de alta velocidad de distancia media que discurren bajo la 'marca' Avant por la España Interior, las cuales cubren trayectos de más de cien kilómetros de longitud en un formato similar al de los trenes Regionales.

Tarifas planas de 10 euros con derecho a devolución

En cada uno de los núcleos de Cercanías (Asturias, Bilbao, Catalunya, Cádiz, Madrid, Málaga, Murcia/Alicante, Santander, San Sebastián, Sevilla, Valencia y Zaragoza) y en cada línea de trenes Regionales OSP se establecerá un nuevo tipo de abonos de diez euros que se recuperarán "si al final del periodo se han realizado más de 16 viajes", explicó María José Rallo, secretaria general del Ministerio de Transportes, que anotó que esos diez euros actuarían más "como fianza" que como precio para los "usuarios recurrentes".

Si el pago se realiza por tarjeta el reintegro será gestionado por la propia Renfe, mientras que si se adquiere mediante un desembolso en metálico la devolución deberá solicitarse en las oficinas de la compañía.

Para trece líneas de media distancia y de Avant se aplicará una rebaja del 50% en los abonos

En el caso de los billetes integrales (intermodales) que gestionan los consorcios de transportes de las áreas metropolitanas del país, caso de Madrid, Barcelona o Valencia, entre otras, serán esas entidades las que decidan si piden al ministerio la aplicación de la tarifa plana, algo que conllevaría para estas la reducción del precio de venta de los abonos "en esa cantidad" y la prohibición de destinar ese dinero a "otros usos" distintos de la subvención de los viajes.

Para los recorridos de media distancia y de 'ancho métrico' la tarifa plana será de veinte euros, también con reintegro en caso de alcanzar los 16 usos en los cuatro meses, mientras que para otras trece líneas de alta velocidad no declaradas OSP se aplica una rebaja del 50% en los abonos. Estas últimas son las rutas internas de Castilla y León, las conexiones con Madrid desde Palencia, Zamora y Burgos y las que enlazan León y Valladolid, Ourense y Zamora y Huesca y Zaragoza.

Las líneas con descuentos mueven al 90% de los viajeros

Esas medidas engloban trayectos que suman el 90% del actual volumen de usuarios del ferrocarril en España, según los datos de la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia), que también reseñan una amplia capacidad para ampliar servicios en un país en el que este formato no acaba de cuajar como alternativa a la carretera para las mercancías y en el que la red del AVE sigue engullendo recursos a una elevada velocidad pese al deterioro e infrautilización de una parte de su red. 

En 2019,  los servicios de Cercanías realizaron 443,1 millones de movimientos de personas

Según la CNMC, en 2019, el año previo a la pandemia y a sus restricciones, los servicios de Cercanías realizaron 443,1 millones de movimientos de personas, con la mitad de esa demanda concentrada en Madrid y en Barcelona, mientras las líneas de media distancia de OSP sumaron 33,1, más del triple de los 8,9 de los Avant y un tercio por encima de los 24,3 usuarios de la red convencional y de 'ancho métrico'.

Eso supone que las líneas afectadas por las medidas que este lunes aprobó el Gobierno mueven en torno al 90% de los viajeros del país, ya que la alta velocidad sumó otros 24,2 millones de desplazamientos.

El coche mueve cinco veces más viajeros interurbanos que el tren y el bus

"Se trata de una medida de protección social que apoya la descarbonización", señaló Rallo, que destacó que esta iniciativa de "gratuidad de los servicios OSP", catalogación que incluye los Cercanías, complementa a la de reducción del 30% del billete de bus urbano (ampliable en un 20% por ayuntamientos y consorcios) y del 50% en las líneas de concesión estatal que se mantendrá vigente en esos cuatro meses.

El plan consiste en desplazar del vehículo particular de combustión al ferrocarril, mayoritariamente eléctrico, y al autobús al mayor número de usuarios con dos objetivos; reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de los motores y recortar la demanda estatal de hidrocarburos en un país en el que, según los datos de la CNMC, la cuota de mercado del coche no bajó del 76% entre 2015 y 2019 mientras la del tren no pasaba del 6,4% y la del bus caía del 11,1% al 7,5%; es decir, que los desplazamientos interurbanos por tierra en vehículo privado prácticamente quintuplican en número a los que se efectúan con servicios públicos.

Los responsables de Transportes, no obstante, declinaron avanzar en qué cálculos se apoya la medida o cuáles son sus objetivos en cuanto al trasvase de usuarios y a la merma de la demanda. "Tenemos muchas estimaciones, pero lo más importante es observar cómo se desarrolla la realidad. Tenemos que hacer un examen muy detallado y aprender", dijo Rallo.

Renfe tiene previsto dedicar a un millar de personas a tareas informativas sobre la batería de descuentos, explicó José Rodríguez, responsable del área de Servicios Públicos de Renfe, que no especificó si se trataría de nuevas contrataciones, de reubicaciones de personal de la compañía o de otras fórmulas como la subcontratación.

Más noticias de Economía