Público
Público

CAJA B DEL PP La Fiscalía y las acusaciones consideran prematura la petición del careo entre Bárcenas y Rajoy

El juicio queda suspendido hasta el próximo martes, porque el acusado Cristóbal Páez está contagiado de covid; será cuando el Tribunal se pronuncie sobre el careo. Mientras, la acusación ejercida por el letrado Gonzalo Boye retira su petición para que declare Rosalía Iglesias, la esposa de Bárcenas, que está en prisión, para "evitarle un mal momento".

9/2/21 Segunda sesión del juicio contra Bárcenas
Imagen de la segunda sesión del juicio en la Audiencia Nacional por la reforma de la sede del PP.-PÚBLICO.

El fiscal Anticorrupción Antonio Romeral ha rechazado este martes, en la segunda sesión del juicio por la reforma de la sede del PP, pronunciarse sobre la conveniencia de la celebración de un careo entre el procesado Luis Bárcenas y el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, tal y como lo ha solicitado el abogado del extesorero del PP. Lo considera "prematuro" al desconocerse aún si habrá contradicciones entre ambos en el curso de la vista oral. 

Rajoy ha sido citado como testigo en esta causa, igual que el expresidente José María Aznar. Según el fiscal Romeral, además de la existencia de contradicciones manifiestas, la Ley de Enjuiciamiento criminal exige para justificar un careo que esas contradicciones afecten al interés de la causa y al objeto del enjuiciamiento. En este sentido, ha insistido que "son las obras en la sede del PP en Madrid sufragadas presuntamente con dinero en negro y "no otros hechos", incidiendo en su petición inicial de sacar de este juicio las donaciones de empresarios al PP.

El Tribunal aún no se ha pronunciado sobre si admite o no el careo entre Bárcenas y Rajoy. Lo hará el próximo martes, 16 de febrero, cuando se reanude la vista oral, suspendida este martes por el positivo en covid de uno de los acusados, el exgerente del PP Cristóbal Páez.

Sobre la solicitud de ausentarse de todas las sesiones del juicio planteadas por algunos acusados, entre ellos, Bárcenas, el fiscal señala que lo deseado es su presencia en aras del derecho de defensa, si bien este derecho no es absoluto, por lo que el Ministerio Público no se opone a una dispensa siempre que comparezcan en el momento de su declaración y al término de la vista, en el turno de última palabra. 

Por su parte, la representante de la Abogacía del Estado, Rosa María Seoane, tampoco se ha opuesto a la dispensa de los acusados y ha compartido las tesis de la Fiscalía. Incluida la relacionada con la petición de sacar para sacar de este proceso el presunto delito fiscal cometido por el PP con el impuesto de sociedades de 2008, así como el posible delito fiscal relacionado con el impuesto de sociedades de 2006 de la empresa Unifica, que realizó las obras de reforma de la sede. 

Las acusaciones se defienden

En este sentido, las acusaciones populares han sido claras al oponerse a esta petición de Fiscalía y Abogacía del Estado. La mayoría de ellas han considerado también prematura la petición del careo entre Bárcenas y Rajoy. Pero, sobre todo, han sido contundentes al contestar al abogado del PP, Jesús Santos, que en la sesión de este lunes arremetió contra ellas, cuestionando su legitimidad y acusándoles de buscar el "desgaste político del adversario político". El veterano letrado José Mariano Benítez de Lugo, de la Asociación de Abogados Demócratas, ha hecho un alegato a favor de la existencia de las acusaciones populares en el ordenamiento jurídico.

Gonzalo Boye, letrado en representación del Observatori Desc le ha recordado a Bárcenas que no basta con su testimonio sino que debe aportar pruebas, y pide la grabación en la que se habla de Rajoy. "¿Dónde está esa grabación?", ha preguntado. Boye también ha recriminado a la defensa del PP  que haya intentado "deslegitimar la personación de las acusaciones populares" en esta vista oral acusándolas de tener fines espurios. "Estamos aquí por las acusaciones populares, por Izquierda Unida y DESC", ha añadido, señalando que el juicio no se celebra gracias al "empuje" de la Fiscalía.

Boye ha indiciado que su asociación ha hecho un cribado de los testigos solicitados en un principio. "Desestimamos nuestra petición inicial de que venga a declarar Rosalía Iglesias [esposa de Bárcenas], para ahorrarle un mal momento; queremos que declare tranquilo". Iglesias se encuentra en prisión, cumpliendo una pena de 13 años por la trama Gürtel Primera Época. Precisamente su ingreso en prisión, en noviembre de 2020, ha sido el detonante para Bárcenas se anime a 'tirar de la manta' contra el PP.

Más noticias