Público
Público

Catalunya Sánchez propone que la mesa de diálogo comience con temas de fácil acuerdo

El presidente del Gobierno evita aclarar si estará sólo en la reunión constitutiva o en las que se celebren a continuación pero sí ha insistido en que va "con el mejor de los ánimos" a pesar de reconocer que será "muy difícil".

Pedro Sánchez en Bruselas
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a su llegada al edificio Europa del Consejo de la UE. (HORST WAGNER | EFE)

público | EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, apuesta por que en la mesa de diálogo con la Generalitat de Catalunya se empiece a hablar de aquellas cuestiones que puedan llevar a un acuerdo de forma "fácil", y no ir ya buscando las "conclusiones".

En declaraciones a los medios antes de participar en el Consejo Europeo, Sánchez ha hecho esta reflexión al ser preguntado por las cuestiones de las que quiere hablar el presidente de la Generalitat, Quim Torra, en dicha mesa que se constituye el miércoles 26 de febrero, entre las que ha incluido el reconocimiento del derecho de autodeterminación o la amnistía de los presos del procés.

"Lo más importante es que hablemos en primer lugar de las cosas en las que podemos llegar a un acuerdo de manera mucho más fácil", ha dicho Sánchez, quien también ha asegurado entender que a Torra pueda no gustarle el formato de la mesa, pero la propia constitución de este órgano ya es algo "sustantivo" y el Gobierno acude con "el mejor espíritu" y la "mayor voluntad".

Sánchez no ha entrado a comentar los desencuentros entre Gobierno y Generalitat de estos días sobre la fecha de constitución de la mesa –el Ejecutivo anunció su propuesta de que fuera el lunes 24 y el Govern le reprochó que no la cerrara antes– y ha insistido en que lo importante es que se superen las diferencias y se abra esta vía de diálogo.

Consideró que en ambas partes deben ser "muy conscientes" de que va a ser una negociación "compleja" y "muy larga, muy prolongada en el tiempo", porque habrá que abordar muchos temas que "se han ido anquilosando" durante años por la falta de diálogo entre las administraciones.

Por eso señaló que si se quiere abordar "con autenticidad" hay que ser "generosos, responsables" y tener "altura de miras" y defendió que se empiece a hablar de las cuestiones en las que ambas administraciones pueden llegar a acuerdos.

"Como soy de los convencidos de que son muchas más cosas las que nos unen de las que nos separan, me refiero en términos sociales y no solo políticos, espero que paso a paso" se pueda ir "encauzando esta crisis", ha señalado el presidente del Gobierno.

Y ha añadido que eso es lo que quieren los catalanes y el conjunto de los españoles, que se dé ese "reencuentro" que él defiende tras "muchos años de reproches, de falta de diálogo" y de "incomunicación y fracturas".

No ha querido Sánchez confirmar si estará sólo en la reunión constitutiva o en las que se celebren a continuación pero sí ha insistido en que va "con el mejor de los ánimos" a pesar de reconocer que será "muy difícil" por el contexto –preelectoral en Catalunya– y el "medio ambiente" que hay, en alusión implícita al rechazo de la derecha a este diálogo.

Pedro Sánchez ha recordado que en esta mesa se va a sentar un Gobierno de coalición –que conforman PSOE y Podemos– que representa a "una parte muy importante de catalanes".

Considera por eso "muy importante" que se traslade la "voluntad" de este Ejecutivo de "encauzar una crisis que ha durado mucho, que se ha judicializado" y que entre "todos" hay que "devolver al terreno de la política".

Más noticias de Política y Sociedad