Público
Público

Centenares de alcaldes andaluces se movilizan contra el deterioro de la sanidad con Juanma Moreno

El PP acusa al PSOE de "utilizar a las instituciones y a los alcaldes para confrontar en materia sanitaria".

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno (1i), junto al consejero de Sanidad, Jesús Aguirre (1d) y el consejero de Economía, Rogelio Velasco (c), en una imagen de archivo.
Juanma Moreno (1i), junto al consejero de Sanidad, Jesús Aguirre (1d) y el consejero de Economía, Rogelio Velasco (c), en una imagen de archivo. María José López / Europa Press

El estado de la sanidad pública –y la preocupación por su futuro– en Andalucía, después de años de deterioro, que el Gobierno andaluz de Juanma Moreno, a pesar de haber incrementado los presupuestos y de recibir fondos para ello, no ha logrado frenar en medio de una fortísima presión asistencial por la pandemia, ha provocado que centenares de alcaldes de toda la Comunidad –sobre todo del PSOE y de Unidas Podemos, también independientes– se hayan organizado para reclamar mejoras al Gobierno andaluz y dar voz a los vecinos que les exigen explicaciones en sus localidades.

En las plataformas no hay alcaldes del PP y la presión va dirigida hacia el Ejecutivo, que se sacude la presión como puede, de momento a través de las delegaciones provinciales de la Junta. "Por supuesto, la plataforma está abierta a todos los alcaldes, incluidos los del PP. De hecho, estamos haciendo mucho hincapié en esta cuestión", afirma Modesto González alcalde de Coria (Sevilla, Andaluces Levantaos).

"Hablamos de problemas reales, que los ciudadanos sufren, que no hace falta explicárselos a la gente. Los que no están son ellos: ¿quién hace política aquí?", añade José María Villalobos, alcalde de Utrera (Sevilla, PSOE).

"Nuestra principal reivindicación es la situación de colapso de la atención primaria, que es lo que los vecinos nos hacen llegar con muchísimas quejas. Es una situación generada por los muchos años de dejadez por parte de la Junta de Andalucía", agrega González.

"Hacemos un llamamiento a todas las fuerzas políticas para que se alcance un gran acuerdo social y político sobre la sanidad", propone Juanma Valle, alcalde de Los Palacios (Sevilla, IU). "Cuando empezó la plataforma –añade Valle– quedó claro que nacía sin colores políticos, porque alcaldes y alcaldesas representamos a nuestros pueblos. Tenemos claro que la plataforma es plural: del PP no hay porque no han querido. Entendemos que es un error. Esto nace del diálogo y buscamos el diálogo. Bastante tenemos con lo nuestro para enzarzarnos en cosas que no son de nuestra competencia, pero sí estamos preocupados con la atención a nuestra gente. Deberían poner a su pueblo por delante del partido".

En la provincia de Sevilla, una plataforma que agrupa 90 ayuntamientos, entre ellos los que representan estos tres alcaldes con los que ha hablado Público, reclamó la semana pasada un encuentro con el presidente de la Junta, Juanma Moreno, y lanzaron un manifiesto en el que defienden un aumento del gasto. En Jaén, unos 70 alcaldes se concentraron el miércoles ante la delegación de la Junta.

En Huelva, una delegación que representa a la mayoría de los ayuntamientos de la provincia mantuvo la semana pasada un encuentro con la delegada de Salud para buscar soluciones. En Cádiz, 36 alcaldes también protestaron por la situación de la sanidad en sus pueblos. En Granada, la semana pasada un centenar de regidores –estos del PSOE– criticaron la "penosa" situación sanitaria en una concentración. En Almería, lo mismo, también se organizan los regidores. Y en la provincia de Córdoba y de Málaga, igual.

En el año electoral, este movimiento de alcaldes, que recorre toda Andalucía, y que de momento trabaja a nivel provincial, sin coordinación autonómica, según indican a Público representantes de las plataformas, puede ser una extraordinaria fuerza de choque en las elecciones, si pervive y no remite la sensación, predominante en la Comunidad, de que la sanidad pública está hecha unos zorros. Así lo refleja también la última encuesta del centro de estudios andaluces, en la que, tras el paro, un mal ya endémico en Andalucía, la crisis sanitaria se ubica como el mayor problema para la ciudadanía. 

Aunque el deterioro de la sanidad viene de lejos y tiene raíces profundas –entre otras, además de la propia actividad de la Junta en los años de gobierno del PSOE, en la austeridad promovida en Europa tras la caída de Lehman–, está a punto de estallarle con fuerza al presidente de la Junta, Juanma Moreno. Los sindicatos, las organizaciones profesionales y ahora también los alcaldes, están hartos. Según la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública, Andalucía está, junto a Murcia y Madrid, a la cola de la financiación por habitante (hasta 300 euros por debajo de la media de todas las comunidades autónomas). 

De abajo arriba

La situación es compleja para el PP, atrapado hoy entre la espada y la pared después de haber alentado las protestas sanitarias durante los años de Gobierno del PSOE. Según ha podido saber Público, hay alcaldes del PP que creen que detrás de las reivindicaciones, que consideran legítimas y reales, porque esos mismos problemas que denuncian los demás regidores existen en sus pueblos también, lo que hay es la intención de desgastar al Gobierno de Moreno.

La diputada autonómica y secretaria general del PP de Sevilla, Virginia Pérez, no se anduvo con rodeos y hace unos días aseguró que "el PSOE utiliza las instituciones y a los alcaldes de la provincia para confrontar en materia sanitaria". "Se han quitado la careta y han construido un mantra falso con intereses partidistas", manifestó.

"Según la evolución de la pandemia, todo indica que en los próximos días la sexta ola comenzará a remitir, y que, dentro de dos o tres semanas, podrá normalizarse la relación entre médicos y pacientes en atención primaria [la principal preocupación]", dijo este viernes el consejero de Salud, Jesús Aguirre.

En Andalucía, hay 785 municipios, de los que en torno a dos tercios –unos 520, según los datos de los propios partidos– están gobernados por el PSOE –más de 450 alcaldes, casi 400 con mayoría absoluta– e IU –unos 65 regidores–. De las ocho capitales, la izquierda gobierna en cuatro, Sevilla, Huelva, Jaén y Granada.

Fuentes del PSOE andaluz indicaron a Público que este movimiento había surgido "de abajo arriba" y negaron haberlo impulsado. "Partió de los alcaldes y alcaldesas de Los Palacios, Utrera, Villaverde, Osuna, Bormujos y Peñaflor. Estos son los que están en la coordinadora de la plataforma, en la que también estamos Espartinas y Coria del Río", afirmó a Público el andalucista Modesto González.

"Nadie nos ha llamado. Esto viene de una conversación –asegura Valle, regidor de Los Palacios (IU)– del alcalde de Utrera conmigo, cuando la Junta cambia la adscripción de Utrera del Hospital Virgen del Rocío al Valme. Eso a la gente allí le viene peor por el tren y nosotros pensamos: si le meten 60.000 vecinos más, ¿se colapsará el Valme? Utrera entonces se moviliza. Estuvimos hablando, viendo. Contactamos con varios alcaldes, que también tienen problemas sanitarios. Impulsamos el grupo promotor. Y la respuesta ha sido muy rápida y con muchísima adhesiones, porque la situación es lamentable". "Lo que pensábamos que era un problema nuestro, fuimos descubriendo que era también de los demás", resume Villalobos.

Fuentes de la dirección de Unidas Podemos también aseguran que es el malestar de sus vecinos el que impulsa a los alcaldes. "En Cádiz viene de largo: los alcaldes de IU han convocado marchas desde hace más de un año, ahora se han sumado del PSOE. Córdoba también lleva meses de marchas desde las alcaldías, pero allí el PSOE no ha pisado ninguna. En Málaga funciona una plataforma de alcaldes de IU y PSOE a cuenta del hospital de Antequera desde hace mucho. Por arriba no ha habido que mover nada".

La pandemia

Los problemas son numerosos en los pueblos, donde afecta más el colapso de la atención primaria porque los hospitales están en las ciudades y eso exige desplazamiento. "Nos afecta doblemente, primero porque soy usuario –asegura Valle–. Que te den cita, es practicante imposible. Te puedes aburrir. Como alcalde te llegan cientos de mensajes: no me cogen el mensaje; estoy malo; mi hijo está malo; me tengo que ir a primera hora; me han dado cita para 26 días; yo me voy para el hospital: esa es la realidad. Hay una saturación. No hay manera, no funciona correctamente la atención sanitaria".

"Si conoces –prosigue Valle– a trabajadores, te dicen: cualquier día vamos a tener un altercado. Los trabajadores están al límite y aunque no es competencia de los ayuntamientos, nos preocupa. Llevamos años: los problemas de la sanidad no vienen de ahora. Nos hemos manifestado siempre, es cierto que la situación es mucho más grave y no está relacionado con la sexta ola, yo he mandado no sé cuantos escritos a la delegación en momentos de contagios inexistentes prácticamente. Todos habíamos recuperado la atención presencial menos la salud, y ha sido una mentira. Lo hablamos mucho los alcaldes: hemos sido prudentes y pacientes, somos conscientes de la pandemia, pero cuando los contagios se han venido abajo y la situación no mejora, el problema es otro. Le mandamos cartas a la Junta y no responden. Si, como dicen, hay miles de médicos más que antes, ¿por qué llaman a jubilados y piden horas extraordinarias?".

Más noticias