Público
Público

Ayuntamiento de Barcelona Colau vuelve a colgar el lazo amarillo en el Ayuntamiento de Barcelona

El Consistorio vuelve a lucir el lazo amarillo en pro de la libertad de los presos políticos, en prisión tras su participación en el referéndum del 1-O. Una decisión ante la que el PSC, Ciudadanos y PP han expresado su oposición

Publicidad
Media: 4.20
Votos: 5

Imagen de archivo. - EFE

El Ayuntamiento de Barcelona vuelve a lucir el lazo amarillo en pro de la libertad de los presos políticos, en prisión tras su participación en el referéndum del 1-O. La responsable de que el lazo ondee de nuevo en la fachada es Ada Colau, que ha revalidado el cargo al frente del Consistorio, y que ha comunicado la decisión en una reunión informal previa a la junta de portavoces, según informa La Vanguardia

El teniente alcalde, Janet Sanz, ha explicado a la salida del encuentro que, con este gesto, han "querido compartir con los grupos nuestra voluntad de que el Ayuntamiento exprese su solidaridad con las personas que están encarceladas injustamente”.

Una decisión que, pese a que depende de Colau, han querido "constatar" opiniones con el resto de formaciones y para la que ha contado con el aval de una amplía mayoría mientras que el PSC, Ciudadanos y PP han expresado su oposición.

Ciudadanos se opone al lazo amarillo

Sin embargo, el líder de Cs en el Parlament, Carlos Carrizosa, ha criticado que la alcaldesa de Barcelona aprovechara su primer discurso para anunciar que repondrá el lazo amarillo en el edificio del Ayuntamiento: "Va siempre de la mano del independentismo", ha deplorado.

Desde Cs critican la decisión: "Va siempre de la mano de los independentistas"

En declaraciones a los medios, Carrizosa ha restado importancia al hecho de que el grupo municipal al que respalda su formación, el del exprimer ministro francés Manuel Valls, se dividiera a la hora de votar la investidura de Colau: los tres concejales independientes apostaron por el 'sí' y los tres que tienen carné de partido votaron en blanco.

"Lo primero que dijo Ada Colau es que iba a volver a colgar el lazo amarillo en el Ayuntamiento de Barcelona. Nosotros no apoyamos a quienes hacen trizas la unión entre todos los catalanes; no apoyamos a los que siembran cizaña, dividen y se apropian de las instituciones", ha subrayado. Sin embargo, acto seguido ha defendido que Cs y Valls comparten "valores y un programa", y se ha mostrado convencido de que en lo sucesivo colaborarán para implementarlo.

Más noticias en Política y Sociedad