Público
Público

El concepto de violencia explicado por Zoido

El ministro del Interior ha calificado como "violencia" un buen número de situaciones en los últimos meses relacionadas con el proceso independentista en Catalunya, pero calificó como "fuerza mínima" las cargas policiales del 1 de octubre.

Publicidad
Media: 2
Votos: 1

Los ministros de Justicia, Rafael Catalá; de Interior, José Ignacio Zoido; de Educación, Cultura y Deporte, Iñigo Méndez de Vigo. - EFE

Para el Ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, pitar el himno nacional en la final de la Copa del Rey constituye "violencia". Es más, se trata de una violencia que hay "que erradicar" desde las instituciones. No es lo único. Cuando el entrenador de fútbol Pep Guardiola lamentó que el movimiento independentista catalán fuera comparado con ETA o la Kale Borroka, Zoido replicó que "acosar a quienes no comulguen con el independentismo es violencia"

"Intentar presionar a jueces y a fiscales es violencia. Enfrentarse con la Policía es violencia e intentar imponer un proyecto excluyente a la mitad de la población, por las bravas, no es democrático”, decía Zoido en rueda de prensa. 

El titular de Interior señaló entonces que el movimiento independentista tenía un "carácter de mayor violencia"

Hay más. El ministro también habló de violencia tras la detención en Alemania de Carles Puigdemont y las protestas que le siguieron en las calles de Catalunya. El titular de Interior señaló entonces que el movimiento independentista tenía un "carácter de mayor violencia". "No se dónde está el movimiento separatista que se decía pacífico, y no quería ir contra nadie", se jactaba el ministro. 

También son violencia para el ministro los CDR (Comité de Defensa de la República), de quienes señaló que tienen un carácter violento y los llegó a comparar con "los comités de defensa cubanos" durante la Revolución. Los CDR empezaron a actuar con "acciones violentas antes y durante el referéndum del 1-O", proseguía el exjuez. 

Con este relato de los hechos en Catalunya y esta interpretación del concepto de violencia, el ministro Zoido no entendió nada de la decisión de la justicia de Alemania cuando rechazó entregar a Puigdemont por el delito de rebelión al no 
apreciar que se haya ejercido una "violencia" o "amenaza de violencia". 

"Preferiría que el juez alemán me explicase qué entiende por violencia, porque no lo entiendo", manifestó en declaraciones a Telecinco. Según el ministro, en Catalunya se habían acreditado "más de 300 actos violentos" entre los que puso como ejemplo ​"pintadas y lanzamiento de artefactos explosivos" en dependencias de la Guardia Civil o "cientos de escraches" a policías.

Zoido defendió que la actuación policial durante el 1 de octubre  se ajustó a “la fuerza mínima imprescindible”

Sí que sabemos, no obstante, qué no fue violencia para el ministro Zoido: la actuación policial del 1 de octubre, que terminó con decenas de heridos con golpes de la Policía y con al menos 257 ciudadanos presentando una denuncia ante la justicia por la actuación policial. Sin embargo, Zoido defendió en este caso que la Policía había utilizado “la fuerza mínima imprescindible”. 

Es más, durante su comparecencia en el Congreso para explicar la actuación policial el 1-O, el ministro señaló que las imágenes de violencia que se pudieron ver tenían como responsables al Govern de Carles Puigdemont y los partidos independentistas, a la dirección de los Mossos d’Esquadra, con el mayor Trapero al frente, y a la distorsión informativa. La intervención policial, además, había servido para "salvar" a la democracia y al estado de Derecho de la “rebeldía” de los independentistas, 

"La interpretación que el ministro Zoido está haciendo de la violencia es muy similar en todos los casos. Del mismo modo que dijo que la violencia policial del 1-O fue culpa del Govern por convocar el referéndum ahora mantiene que pitar el himno en la final de Copa es violencia y culpará a los independentistas si después del partido hay enfrentamientos", defiende la abogada Isabel Elbal, que ve en las palabras de Zoido un intento de culpar a la víctima de la violencia. "El ministro viene a decir que si recibes un golpe por manifestarte la culpa es tuya por haberte manifestado".