Público
Público
Únete a nosotros

Crisis en Podemos Podemos convoca el 2 de febrero a su dirección tras la renuncia de Espinar

Según fuentes de la dirección, se trata de una decisión "personal" que atribuyen a que "no ha aguantado la presión" de la situación en la que ha dejado al partido la decisión de Errejón.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ramón Espinar, Iñigo Errejón, Irene Montero y Pablo Iglesias en el Congreso / EUROPA PRESS

Podemos ha convocado para el sábado 2 de febrero una reunión del Consejo Ciudadano Estatal para analizar la situación del partido tras la renuncia de Ramón Espinar y la crisis abierta por la decisión de Íñigo Errejón de concurrir a las elecciones en Madrid con la marca de Manuela Carmena.

Según explican  fuentes de la dirección, Espinar les ha comunicado su dimisión unas dos horas antes de que la hiciera pública a través de un comunicado difundido en las redes sociales.

Las fuentes han explicado que se trata de una decisión "personal" que atribuyen a que "no ha aguantado la presión" de la situación en la que ha dejado al partido la decisión de Errejón.

Las reacciones a la dimisión de Espinar, que abandona todos sus cargos en la Asamblea de Madrid, en el Senado y en la dirección de Podemos en la Comunidad madrileña, aunque no la militancia, se han ido sucediendo, como las de la diputada nacional Carolina Bescansa. Según ha señalado este viernes en una entrevista en La Sexta, la marcha de Espinar demuestra que en la organización política se vive "una crisis en racimo", con ramificaciones por distintos puntos de la geografía española.

El origen de esta "crisis" lo ha situado Bescansa en Vistalegre II, donde los "problemas de organicidad" del partido no se resolvieron. Problemas que derivaron de que no dejar claras las funciones de los órganos y de las personas que los forman, a su juicio.

Según ha señalado quien fuera de una de las personas fundadoras de Podemos, la Asamblea de Vistalegre I, hace cinco años, culminó en una "organización muy flexible", de "fronteras poco claras", que debía responder a la velocidad de los acontecimientos en ese entonces.

Surgieron dichos "problemas de organicidad" y estos tuvieron que haberse solucionado en Vistalegre II, hace dos años, pero en vez de eso, la organización que salió del cónclave fue "más laxa". Bescansa, en la entrevista, ha abogado por recuperar el proyecto político de Podemos, por superar "identidades de partido" y por "enganchar la mirada" de la organización con la de la sociedad. En este sentido, ha puesto como ejemplo "la forma de hacer política" de Manuela Carmena.

Asimismo, la diputada ha pedido a la dirección de Podemos que ofrezca una "explicación política" a la crisis y que no se escude en "decir 'estoy dolido o decepcionado' o es una conspiración".

Desde Toledo, donde una serie de responsables autonómicos de Podemos se han reunido para lanzar un mensaje de unidad, el secretario general del partido en Castilla-La Mancha, José García Molina, ha reconocido que la noticia de la dimisión de Espinar es "dura y triste".

Además de con los medios, ha hablado en una entrevista en La Sexta y en esta cadena ha destacado que el ya ex secretario general de Podemos en Madrid compartía la voluntad del resto de los responsables autonómicos de abogar por la “unidad y responsabilidad”.

Como Bescansa, Juan Carlos Monedero es otro de los fundadores y también se ha pronunciado por medio de su perfil en Twitter. Primero en un tuit en el que menciona que la división "agota" a Podemos y que, por ello, "alguno tendrá que dar cuenta del roto que ha hecho". Después, ha escrito lo siguiente: "No sé si le compensará a Íñigo Errejón que en el momento en que debiéramos estar defendiendo a los trabajadores y trabajadoras haya roto tanta alegría. Ningún interés personal debiera primar".

Más noticias en Política y Sociedad