Público
Público

El Defensor investiga dos muertes en seis meses en una comisaría en Algeciras

La Policía las clasifica como suicidios, mientras la APDHA reclama explicaciones

El defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán. EFE
El defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán. EFE

raúl bocanegra

El Defensor del Pueblo ha admitido a trámite una queja de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) en la que la ONG le reclamaba que investigase dos muertes, las de Imad Eraffali –el 23 de enero– y Daniel Jiménez –el 1 de junio–, en la Comisaría de la Policía Nacional de Algeciras ocurridas en los primeros seis meses de 2020.

Ambas muertes, catalogadas como suicidios, el 23 de enero –la de Eraffalu– y el 1 de junio –la de Jiménez– se produjeron, según la ONG, de la misma forma: "por ahorcamiento con las tiras de una manta". APDHA había reclamado que el Defensor examinase las condiciones de detención y custodia en la Comisaría, a lo que la oficina de Fernando Fernández Marugán ha accedido.

El escrito que el Defensor ha enviado a la APDHA señala que "se han iniciado las actuaciones oportunas ante la dirección general de la Policía" y añade que "se ha dado traslado de su petición [de visitar la Comisaría] al Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura al objeto de que se valore su inclusión en el programa de visitas que se han de realizar".

Falta de higiene

Durante su última visita a la Comisaría en 2018,  el Defensor, que se ocupa de prevenir la tortura, constató "sobreocupación de celdas, falta de limpieza e higiene en la zona de calabozos, la presencia de menores, deficiencias en la prestación de la asistencia letrada, así como la ausencia de una explicación sobre los motivos por los que solamente se ingresan en los calabozos de la comisaría a personas de nacionalidad argelina o marroquí, mientras que las de origen subsahariano o asiático son derivados a dispositivos de atención humanitaria y custodia".

Así, la APDHA en su queja reclamó al Defensor conocer las "medidas de comunicación entre detenidos y agentes de custodia", también saber "si se dispone de un sistema de videovigilancia en cada celda y sistema de llamador en cada una de ellas".

También pide la ONG que el Defensor aclare "cuáles son las normas establecidas en dicha comisaría para la vigilancia de aquellas personas detenidas que se consideren más propensas a la autolesión" y "las instrucciones establecidas [en la Comisaría] para que el detenido sea examinado por personal sanitario en el plazo más breve posible".

Por último, APDHA pregunta al Defensor por "la formación del personal de custodia en relación con la prevención de la comisión de conductas [suicidas] por parte de las personas detenidas".

A lo largo de todo 2019 han muerto cinco personas bajo custodia policial en Andalucía, según los datos del Defensor. En los últimos diez años en España, según el Ministerio del Interior, se produjo la muerte de 65 personas en dependencias policiales.

Más noticias