Público
Público
Únete a nosotros

La derecha se inventa un “pacto” entre PSN y EH Bildu en Navarra para atacar a Sánchez

Socialistas y abertzales no han mantenido ningún tipo de conversación de cara a la conformación del nuevo gobierno foral. Fuentes conocedoras del proceso aseguran que tampoco ha habido intermediarios.

Publicidad
Media: 2.75
Votos: 8

La secretaria general del PSN , María Chivite (c), junto a la representante de Geroa Bai y actual presidenta en funciones, Uxue Barkos (d), y el secretario general de Podemos Navarra, Eduardo Santos, en una foto de archivo. EFE

Las dudas ya están (casi) resueltas. Cuando esta semana termine, en Navarra ya habrá –salvo sorpresa de última hora- una nueva presidenta. Se llama María Chivite, pertenece al Partido Socialista de Navarra (PSN) y el próximo viernes será investida por mayoría simple gracias a un acuerdo con Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra. Partidos y medios conservadores juran que en ese pacto también está incluido EH Bildu, lo que les sirve para asegurar que Pedro Sánchez venderá esta comunidad foral al abertzalismo. Los protagonistas hablan, en cambio, de “fake new”.

La Real Academia Española lo define con claridad. “Concierto o tratado entre dos o más partes que se comprometen a cumplir lo estipulado”, dice la primera acepción de la palabra “pacto”. Según Pablo Casado, Albert Rivera y Santiago Abascal, en Navarra ha habido un “concierto o tratado” entre varias partes: la teoría de los tres partidos de la derecha habla de un pacto entre PSN, Geroa Bai, Podemos, Izquierda-Ezkerra… y EH Bildu, cuya abstención resulta imprescindible para que Chivite acceda al Gobierno foral.

A lo largo de las últimas horas, PP, Ciudadanos y Vox han difundido distintos mensajes que apuntan en ese sentido. Tras la fallida investidura de Pedro Sánchez, populares y naranjas han utilizado este tema para alejarse aún más del presidente en funciones. La vicesecretaria de Estudios y Programas del PP, Andrea Levi, habló directamente de “pacto de la vergüenza” e incluso aseguró que el PSOE había llegado al “final de una trayectoria democrática”.

En ese mismo sentido se pronunció el líder de Navarra Suma –coalición formada por UPN, PP y Ciudadanos-, Javier Esparza, quien a través de distintas entrevistas ofrecidas a El Mundo y El Español llegó a asegurar que “se ha cruzado una línea roja que va más allá de la política. Esto tiene que ver con la ética, con la dignidad y con los principios”. “Arnaldo Otegi es el que está defendiendo que se vote a María Chivite. Es que ya solo me falta que salga Josu Ternera pidiendo el voto para Chivite”, dijo al periódico digital que dirige Pedro J. Ramírez.

Las formaciones conservadoras se aferran principalmente a una carta enviada por EH Bildu a sus militantes en Navarra. En ese texto, la coalición abertzale indica que Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra –formaciones que apoyarán a Chivite– les consideraban “interlocutores prioritarios” de cara a la nueva legislatura. En ese contexto, y a falta de conocer el pronunciamiento de las bases –que votarán este martes–, la dirección de EH Bildu en Navarra defiende la abstención para posibilitar un nuevo gobierno plural en ese territorio.

“No han hablado”

Según ha podido confirmar Público, la coalición abertzale ha tomado esta decisión pese a no haber mantenido ningún tipo de negociación con el PSN. “No ha habido ningún tipo de conversación”, coincidieron en señalar fuentes de ambas organizaciones políticas. “Ni siquiera se han visto”, destacaba uno de los representantes políticos que sí ha participado en las negociaciones que alumbraron el nuevo gobierno.

De hecho, fuentes abertzales confirmaron que la decisión de abstenerse en la investidura de Chivite se tomó a pesar de que la formación socialista se mantuvo firme en su decisión de no mantener ningún tipo de conversación con sus representantes.

Por su parte, fuentes de Geroa Bai y Podemos señalaron a Público que ninguna de estas dos formaciones hizo de “puente” entre EH Bildu y el PSN, otro de los aspectos denunciados por la derecha durante las últimas horas.

Acuerdo de Gobierno

Tras las elecciones autonómicas del pasado 26 de mayo, las negociaciones para conformar el nuevo gobierno han tenido exclusivamente como protagonistas a los equipos designados por PSN, Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra. Primero alcanzaron un acuerdo programático, y posteriormente negociaron la composición del futuro Ejecutivo.

Al calor de esas conversaciones, finalmente ha sido posible conformar un gobierno en el que estarán representadas las tres primeras formaciones –Izquierda-Ezkerra ha optado por no ocupar ningún cargo– y que estará liderado por Chivite. EH Bildu, con siete representantes en el Parlamento foral, será clave para que determinados proyectos salgan o no adelante.

La militancia del PSN refrendó el acuerdo en una consulta celebrada el domingo, donde el 89% de los participantes mostró su respaldo. Este lunes, el presidente del Parlamento foral, Unai Hualde, realizó una nueva ronda de contactos para fijar la fecha de la sesión de investidura, que se celebrará este jueves y viernes. 

Más noticias en Política y Sociedad