Público
Público
Únete a nosotros

Las derechas convierten la celebración del 2 de mayo en una batalla de Juego de Tronos

El acto de celebración del día de la Comunidad de Madrid ha dejado un cruce de declaraciones entre Esperanza Aguirre, exlíder del PP de Madrid y principal valedora de Abascal; Pablo Casado, actual líder del PP, y Ángel Garrido, expresidente de la Comunidad de Madrid, que decidió irse a Ciudadanos cuando ya figuraba en las listas de los populares. 

Publicidad
Media: 3
Votos: 8

Pablo Casado saluda a Esperanza Aguirre durante el acto del 2 de mayo en Madrid.- EP

Pablo Casado se ha negado a saludar a Ángel Garrido, exlíder del PP de Madrid que se ha ido en el último instante a Ciudadanos. Esperanza Aguirre, lideresa indiscutible durante años del PP de Madrid, ha dejado un recado a Casado y ha defendido a Santiago Abascal, líder Vox, a la vez que también ha elogiado al ahora miembro de Ciudadanos. De hecho, Aguirre también se ha acordado de Mariano Rajoy, al que ha achacado haber activado la división de la derecha

Mientras tanto, Casado ha ignorado a Garrido, que se ha quedado con cara de circunstancia y ha devuelto rápidamente el dardo al que hasta hace poco era su líder: "[El giro al centro del PP] es una operación cosmética que tampoco nadie se va a creer. Es evidente que después de haber estado todo este tiempo trabajando a la derecha nadie va a creer que de un día para otro se de ese giro", ha dicho Garrido. 

Así se ha quedado Ángel Garrido tras comprobar que Casado le ha negado el saludo.- EUROPA PRESS

Este es un resumen, a brocha gorda, del inicio del acto para celebrar el 2 de mayo, día de la Comunidad de Madrid. Un enfrentamiento entre las tres derechas que ha convertido un día de fiesta en un escenario más de la popular serie Juego de Tronos. 

Pero la polémica no ha quedado ahí. Mucho antes de comenzar el acto ya había expectación por lo que podría pasar y, finalmente, pasó. En redes sociales, se ha comentado bastante el trabajo de los responsables de Protocolo del acto. Aguirre estaba sentada junto a Ángel Garrido, apenas unos días después de que este se fuera del Partido Popular, mientras que Íñigo Errejón, de Más Madrid, estaba sentado junto a Rocío Monasterio, de Vox, y Carlos Sánchez Mato, de Madrid en Pie, compartía el acto junto a Ortega Smith, candidato de la formación de extrema derecha al Ayuntamiento de Madrid.

En definitiva, la fiesta de la Comunidad de Madrid ha quedado eclipsada por una batalla entre las tres derechas, que han visto como su fragmentación ha supuesto una holgada victoria del PSOE en las recientes elecciones del 28A y ahora muestran sus cuchillos para intentar acaparar el voto de cara a las autonómicas y municipales que se celebran en apenas unas semanas. 

No obstante, no es la primera vez que el 2 de mayo es eclipsado por un enfrentamiento entre líderes conservadores. El año pasado la foto de la jornada fue la de Soraya Saénz de Santamaría y María Dolores Cospedal. Las dos estaban sentadas juntas y las dos evitaron a toda costa compartir una sola palabra con su compañera de asiento y de partido. 

La vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y María Dolores de Cospedal el pasado 2 de mayo en la Real Casa de Correos. Chema Moya Efe

Más noticias en Política y Sociedad