Público
Público
violencia sexual

Detenido en Portugal un presunto violador al que el juez dejó en libertad en Madrid hace tres años

El juzgado no le había impuesto medidas cautelares y se encontraba en libertad provisional. Al no presentarse al juicio, se activó una orden internacional de detención. 

Portugal cierra su frontera con España durante dos semanas
Frontera de Portugal en Caya, Badajoz. - EUROPA PRESS

El pasado 11 de diciembre, Nazrul Islam (Bangladesh, 1987) tenía que haberse sentado en el banquillo acusado de un presunto delito de agresión sexual con penetración. La Fiscalía solicita para él ocho años de prisión por la presunta violación a una mujer de 26 años, el 5 de octubre de 2018, en Madrid. Pero el presunto violador no se presentó al juicio, como temía su víctima. Había huido de España para evadir la acción de la justicia.

El acusado acaba de ser detenido en Portugal, según ha podido saber Público de fuentes jurídicas, en virtud de una orden de detención europea e internacional dictada por la Audiencia Provincial de Madrid días después de su incomparecencia en la vista oral. Aún no ha llegado a España el prófugo, algo que se espera que ocurra en las próximas semanas.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del 5 de octubre de 2018. La víctima y su grupo de amigos entablaron conversación con Nazrul Islam, que vendía cervezas en la vía pública en una céntrica calle madrileña. Entre bromas y risas, el hombre siguió a la víctima y a un amigo hasta la parada de los autobuses en la Plaza de Cibeles y montó con ellos. Llegados al domicilio de la víctima, los tres decidieron tomar unas cervezas en la azotea del domicilio de la chica, sin acceso a su propio piso. El acusado insistió en quedarse a dormir con la joven, a lo que ella se negó, accediendo a que pernoctase en el ático. En ese momento, el amigo de la chica se marchó a su casa.

Cuando la joven fue a buscar una manta para subírsela a Nazrul, éste aprovechó que la puerta de la vivienda se encontraba abierta y accedió. Ya en el interior,  violó a la joven, según consta en el auto de procesamiento, al que ha tenido acceso este diario. 

Pese a que el juez califica la declaración de la víctima de "rotunda y coherente", no le impuso al presunto agresor ninguna medida cautelar y decretó la libertad provisional, sin ni siquiera solicitarle fianza alguna para poder eludir la cárcel. Desde que se dictó el auto de procesamiento, en julio de 2019, y declaró como investigado en el juzgado, el acusado pudo haber huido de España. No fue hasta diciembre de 2020 cuando las autoridades se percataron de ello, al no presentarse al juicio. Entonces, a petición de la Fiscalía y de la acusación particular, ejercida por el bufete penalista Ospina Abogados, la Audiencia Provincial de Madrid dictó auto de prisión provisional sin fianza y también la orden de detención, que ha dado sus frutos medio año después.

La Fiscalía solicita para el presunto violador ocho años de prisión --la misma pena que pide la víctima-- y una indemnización de 10.000 euros; y, además, otros ocho años de libertad vigilada y la obligación de que participe en programas de educación sexual, así como la prohibición de que se aproxime a la víctima a menos de 500 metros en un plazo de 16 años. 

 

Más noticias