Público
Público

DISCREPANCIAS EN EL GOBIERNO ANDALUZ Vox amenaza con retirar el apoyo al Gobierno de Andalucía por el rechazo de Cs a la censura parental

Las tensiones entre los socios que gobiernan en la Comunidad emergen en una reunión de la Diputación Permanente

Rogelio Velasco, Juan Bravo, Alejandro Hernández, Manuel Gavira y Francisco Serrano. Europa Press
Rogelio Velasco, Juan Bravo, Alejandro Hernández, Manuel Gavira y Francisco Serrano, durante la firma de su acuerdo presupuestario. Europa Press

raúl bocanegra

Vox, después del rechazo de Ciudadanos en Andalucía a la censura parental en las escuelas, ha decidido tomar represalias y ha llevado a dos consejeros de ese partido a que expliquen en el Parlamento de manera extraordinaria su gestión en asuntos polémicos, el frenazo a 241 proyectos feministas por la Consejería de Igualdad y las sustituciones de docentes en la escuela pública. El partido de ultraderecha unió sus votos a los del PSOE y Adelante para forzar esas comparecencias.

Además, en su cuenta de Twitter, Vox, en su línea, amenazó con retirar el apoyo al Gobierno andaluz con estas palabras: "No vamos a tolerar que no se implante el #PINParental. El Gobierno de la @AndaluciaJunta dejará de tener nuestro apoyo si no vemos que se dan los pasos oportunos para implantarlo en las próximas semanas. ¡Los pactos están para ser cumplidos!".

El Ejecutivo andaluz lo forma una coalición de PP y Ciudadanos, que no suman mayoría absoluta. Para dar cualquier paso de relevancia, tienen que contar con Vox. De momento, los tres partidos tienen aprobado el presupuesto hasta final de año, lo que relativiza la gravedad de cualquier bronca. Las próximas cuentas, cuyo rechazo podría desembocar en una convocatoria electoral, no se verán hasta el otoño. 

Previamente al tuit, en rueda de prensa, el portavoz de Vox en el Parlamento, Alejandro Hernández, había manifestado que el punto que se recoge en el acuerdo presupuestario que suscribió su partido con PP-A y Ciudadanos tiene una dicción "clara e incontestable" y "no es susceptible de interpretaciones encontradas". El vicepresidente de la Junta, Juan Marín (Ciudadanos), ha sido claro muy sobre este asunto esta semana: "[La censura parental] no tiene el apoyo de Ciudadanos. No coincidimos con PP ni con Vox".

Lo que firmaron los tres partidos antes de aprobar los presupuestos para 2020 es lo siguiente: "Se procederá a impulsar la igualdad de oportunidades en el sistema educativo que permita a las familias educar a sus hijos en libertad, sin imposiciones de ningún tipo, mediante el establecimiento de una autorización expresa de las familias para la participación de sus hijos en actividades complementarias, en base a los preceptos consagrados en la Constitución”.

La sesión de la Diputación Permanente, en la que participan los portavoces de los partidos, fue tensa y se produjo un cruce de reproches entre Hernández y José Antonio Nieto, portavoz del PP andaluz. "En política no se puede ser amigo de todos", dijo Hernández. Nieto le replicó: "No se puede ser amigos de todos pero teníamos la confianza de ser amigos siempre y parece que eso tampoco no es posible".

Estrategia de salud sexual

Además de la decisión de que comparecieran los consejeros, Rocío Ruiz y Javier Imbroda, Vox decidió rechazar –a pesar de que había manifestado al principio su apoyo– la comparecencia del de Salud, Jesús Aguirre, del PP, por el nombramiento de Trinidad Lechuga, exdirectiva en el Obispado de Córdoba, como coordinadora de la Estrategia de Salud Sexual y Reproductiva de la Junta.

Lo hizo tras escuchar los argumentos del PSOE y Adelante sobre el nombramiento de Lechuga. Alejandro Hernández afeó a estos partidos que "lo que les gusta es que se hable del sexo anal", según recoge Europa Press. Antes del comentario de Hernández, el portavoz socialista, José Fiscal, había advertido de que el nombramiento era poner a "la zorra al cuidado del gallinero", afirmación que Nieto le reclamó que retirase.

Nieto defendió el nombramiento a la ofensiva y manifestó que el Gobierno central "acaba de nombrar al frente de estas políticas a una persona que hace unos meses reconocía que había tenido una relación con una alumna suya menor de 17 años". La portavoz adjunta de Adelante, Ángela Aguilera, reclamó que se revocase el nombramiento: "Flaco favor se le hace a la salud sexual poniendo a una ultra católica conservadora al frente".