Público
Público

Discrepancias en el PSOE entre votar “no” o “abstención” en la moción de Podemos

Lo único claro es que en ningún caso se votará a favor de Pablo Iglesias

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3

Los líderes del PSOE, Pedro Sánchez, y de Podemos, Pablo Iglesias.-EFE

La maldición del dilema entre optar por el “no” o la “abstención” parece que sigue 
persiguiendo al PSOE, y si hace unos meses fue con motivo de la investidura de Mariano Rajoy, ahora parece que vuelven las discrepancias sobre cómo pronunciarse en la votación de la moción de censura presentada por Podemos contra el Gobierno de Mariano Rajoy.

Hay acuerdo unánime en que en ningún caso se votará a favor de Pablo Iglesias, el candidato a presidente, y también en el rechazo total a los tiempos y a las formas con las que Podemos ha decidido dar este paso de manera prácticamente unilateral.

Pero las divisiones surgen a la hora de qué votar en la moción de censura. Desde el principio, los dirigentes de la Gestora dejaron claro que dicha moción no iba a contar con el apoyo del PSOE y todo indicaba que la bancada socialista devolvería el “no” a Pablo Iglesias con el que se posicionó este grupo en la investidura de Pedro Sánchez.

Sánchez insiste en que Rajoy es un presidente "censurable" y que debe dejar el puesto
de forma inmediata

Sin embargo, parece que el nuevo líder del PSOE y su equipo no tienen tan claro el
“no” en esa votación, entre otros motivos, porque no quieren que luego sea utilizado por Podemos para volver a señalar a los socialistas como responsables de seguir apuntalando a Mariano Rajoy por activa o por pasiva.

Además, Sánchez no se ha cansado de repetir, además de pedir su dimisión, de que Rajoy es un presidente “censurable” que debía dejar su puesto de forma inmediata. La abstención, según este criterio, reflejaría mejor que el “no” el rechazo total del PSOE al Gobierno de Mariano Rajoy, sin dejar de demostrar por ello que la solución de recambio no pasa ni por Podemos ni por su líder.

Posiblemente, este asunto también sea objeto de debate en la reunión de este lunes entre el todavía presidente de la Gestora, Javier Fernández; y Pedro Sánchez, e intentarán buscar un acuerdo estudiando con calma el asunto.

La paradoja socialista

La paradoja es que en la hipótesis de que Fernández se instalara en la posición de que el Grupo Socialista votara “no” a la moción de censura, el nuevo secretario general del PSOE no podría imponer el criterio de la “abstención”, ya que hasta el 39º Congreso la Comisión Gestora tiene el mismo poder que una Ejecutiva y mayor capacidad decisoria que el secretario general.

En todo caso, es irrelevante para el resultado de la moción de censura cualquiera de las dos opciones porque la moción de censura de Podemos no va a prosperar.

Más noticias en Política y Sociedad