Público
Público

Ejecutiva Federal del PSOE Ábalos dice que las negociaciones del CGPJ las lleva el Gobierno y representa también a Unidas Podemos

El también ministro de Transportes admite que siguen las discrepancias para consensuar la futura ley de vivienda.

Ábalos sobre el resultado electoral en Cataluña: "Los socialistas no defraudaremos la confianza que han depositado en nosotros"
El secretario de Organización del PSOE y ministro de Transportes, José Luis Ábalos. EFE

El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, rechazó los vetos que quiere imponer el PP a Unidas Podemos en la negociación para la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), pero sí quiso dejar claro que es una negociación "que la lleva a cabo el Gobierno y representa a todo el Gobierno", remarcó el dirigente socialista.

El dirigente socialista, tras la reunión de la Ejecutiva Federal del PSOE, indicó que el Gobierno lo componen dos fuerzas políticas, y que es el Ejecutivo el que lleva la negociación, negando de esta forma que el partido morado haya quedado apartado de la negociación o del acuerdo final, como aseguró este lunes el Partido Popular. En este sentido garantizó que los negociadores del Gobierno también representan a Unidas Podemos.

Ábalos, en lo que insistió una y otra vez, fue en instar al PP a cerrar ya un acuerdo "sin más chantajes ni vetos"  y que es necesario llegar a un consenso cuanto antes porque así lo exige la Constitución. ​ 

Además, según fuentes consultadas, no se cerrará un acuerdo sin contar con las propuestas de Unidas Podemos en la negociación de los nombres para entrar en el CGPJ, y habrá al menos un jurista propuesto por el partido morado en la mesa del Poder Judicial.

Siguen las diferencias por la ley de vivienda

Por otra parte, en su calidad también de ministro de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana reiteró que persisten las diferencias con Unidas Podemos en torno a la futura ley de Vivienda, pero insistió en que se siguen buscando puntos de acuerdo.

Ábalos explicó que ambos partidos comparten los objetivos que debe perseguir esta ley, pero no cómo alcanzarlos. Y reiteró que persisten las diferencias ya explicadas en Público en este materia.

El ministro las sintetizó en que su Ministerio quiere incentivar y no imponer para sacar al mercado más viviendas sociales, con la implicación de todas las Administraciones Públicas. Por su parte, cree que Unidas Podemos defiende imponer y eso puede retraer todo el mercado de la vivienda.

En este sentido marcó las diferencias en cuanto a la "intervención de precios" en el mercado del alquiler y, en su opinión, pueden adoptar otras medidas que no sean las de la imposición.

No obstante, reiteró que los objetivo son los mismos: evitar la especulación y potenciar el carácter social de la vivienda.

Más noticias de Política y Sociedad