Público
Público

Elecciones en Galicia Los alcaldes de A Mariña exigen la suspensión de las elecciones y afean la "actitud omisiva" de Feijóo

Diez de los 14 alcaldes de la comarca lucense han remitido una carta abierta a la Xunta, al Ministerio de Sanidad y a la Junta Electoral Central para retrasar los comicios hasta que no se certifique el control del rebrote. La cifra de infectados continúa en aumento y se sitúa en 144.

Los alcaldes del BNG y del PSdeG-PSOE que firmaron el documento.
Los alcaldes del BNG y del PSdeG-PSOE que firmaron el documento.

Ante la decisión del Gobierno gallego de continuar con la celebración de las elecciones de A Mariña (Lugo) aún con 144 positivos y con la delegación de responsabilidades sanitarias en los ayuntamientos, los regidores de 10 de los 14 municipios de A Mariña han exigido por carta la suspensión de las elecciones autonómicas en la comarca. Ha sido enviada a la Xunta de Galicia, Ministerio de Sanidad y a la Junta Electoral ante la "ausencia de compromiso y responsabilidad" por parte de la Consellería de Sanidad.

En el documento, al que ha tenido acceso Público, los ediles declaran que los concellos no disponen de "medios, capacidad, recursos, experiencia ni competencia alguna" que se recogen en el Diario Oficial de Galicia (DOGA) del 5 de julio, cuando la Xunta declaró el confinamiento de cinco días en A Mariña y delegó las responsabilidades como autoridades sanitarias a los 14 ayuntamientos, muchos de ellos con carencias durante todo el año, como el caso de Barreiros que no tiene Policía local.

Los representantes del 81% de la población de A Mariña Lucense no se ven capaces de asumir en condiciones de seguridad el derecho a voto de sus ciudadanos, ya que el número de positivos en la comarca continúa en aumento. Las competencias en Atención Primaria, centros de salud y enfermería recaen en el Gobierno autonómico y por ello en la carta abierta los regidores tachan como una "grave irresponsabilidad" por parte de la Xunta eludir estos ámbitos de control epidemiológico.

De esta manera, afean el traslado de información por parte de la Consellería en cuanto al repunte de A Mariña por los "continuos cambios en los criterios escogidos para hacer públicos los datos y las informaciones contradictorias que se tienen manifestado en los últimos días", para poder conocer con exactitud la situación de su territorio.

La comarca no está en "normalidad sanitaria" ya que el 12 de julio podrán ir a votar personas que están en confinamiento por riesgo de contagio

Por todo ello piensan que la comarca no está en "normalidad sanitaria" ya que el 12 de julio podrán ir a votar personas que están en confinamiento por riesgo de contagio estando "acreditado el contagio asintomático en la mayoría de los casos". Esto puede poner en peligro principalmente a las personas de las mesas electorales cuando no existe, para estos alcaldes, un "protocolo sanitario adecuado a la situación actual".

Firman el documento ante la "indefensión que provoca la actitud omisiva" de la Xunta de Galicia por trasladar la gestión epidemiológica a los ayuntamientos: Jorge Val, alcalde socialista de Alfoz; Ana Ermida, alcaldesa de Barreiros del BNG; Alfredo Llano García de Burela, Francisco Cajoto de Foz, Rocío López de Lourenzá, José Luis Pajón de Ourol, Mayra García de Trabada, Edmundo Maseda de O Valadouro, María Loureiro de Viveiro del PSdeG-PSOE, y Fernando Suárez de Ribadeo, alcalde por el BNG.

La portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, ha pedido esta mañana a Alberto Núñez Feijóo en Telecinco que busque consenso con los alcaldes: "Es conveniente que el Gobierno de Galicia llegue a un acuerdo con los representantes institucionales y partidos para compatibilizar ambos derechos: el derecho a la salud y el derecho a voto".

El confinamiento en A Mariña termina el viernes 10 de julio y si la Xunta mantiene elecciones, el 12 de julio las casi 70.000 personas de la comarca podrán votar, ya que ante la "discusión jurídica y doctrinal" sobre si se puede prohibir a los positivos ejercer el voto, el presidente solo puede recomendarles que se queden en casa.

Más noticias de Política y Sociedad