Público
Público

Elecciones en Madrid Gabilondo reorienta su estrategia para arañar 45.000 votos de Cs y movilizar a 200.000 votantes progresistas

Los estrategas de Ferraz han visto que sólo pueden crecer en el nicho del partido naranja por los votantes que rechazan reeditar el Gobierno de Madrid con Ayuso y Vox. El objetivo estos once días es movilizar a los votantes de izquierda y apostar por un Ejecutivo apoyado en Más Madrid y Unidas Podemos. 

Ángel Gabilondo durante un acto electoral en la localidad de Alcalá de Henares este jueves.
Ángel Gabilondo durante un acto electoral en la localidad de Alcalá de Henares este jueves. Fernando Villar / EFE

Desde el equipo de Ángel Gabilondo y desde Ferraz se niega que sea un cambio de estrategia de campaña los llamamientos a "Pablo" para gobernar que formuló en el debate de Telemadrid. Se prefiere utilizar el eufemismo de que se ha buscado "una nueva orientación" con un claro objetivo: arañar hasta el último voto. Y es que más allá de la encuesta del CIS, que no difiere mucho de otros estudios que manejan los socialistas, se cree que el Gobierno de la Comunidad se va a decidir por un puñado de papeletas.

Fuentes socialistas dicen que este cambio de orientación estaba en el guion de campaña y que estaba previsto que Gabilondo sacaría la bandera de apostar abiertamente por un Gobierno de izquierda, pero no ocultan que se ha precipitado el movimiento por distintas circunstancias.

Una de ellas es el posicionamiento de Ciudadanos al anunciar abiertamente su apoyo a un nuevo Ejecutivo presidido por Isabel Díaz Ayuso, y con Vox. Y otra, es que el trasvase de antiguos votantes de Ciudadanos al PSOE pasa ahora por convencer más a aquellos que no quieren una repetición del tripartito madrileño, que a los que no iban a darles el voto porque rechazaban cualquier acuerdo de Gabilondo con Iglesias, ya que estos últimos, en su inmensa mayoría, han optado ya por el Partido Popular.

En las 'cocinas' del PSOE hay realismo y se calcula que pueden atraer unos 45.000 votos de los más de 625.000 electores que tuvo el partido naranja en 2019, "que sabemos que no son muchos, pero como va a estar todo tan igualado, pueden ser decisivos", afirma un dirigente socialista consultado por Público.

Pero, además, el cambio de estrategia reflejado en el debate también pasa por movilizar el voto de la izquierda. Por ello, se celebró este jueves que el porcentaje de votantes socialistas que acudirán a las urnas con toda seguridad creció un 9% en el último CIS, el mismo porcentaje que el de los votantes de Unidas Podemos y un 3% de Más Madrid.

"Ganó la izquierda, para la izquierda"

En PSOE se calcula que aún pueden movilizarse de aquí a las elecciones en el entorno de estos tres partidos de izquierda unos 200.000 votos más, que serían claves para conseguir la victoria en porcentaje y en diputados.

En este sentido, fuentes socialistas hicieron un balance muy positivo del debate de Telemadrid que resumen en una frase: "Ganó la izquierda, para la izquierda", y consideran que esa tendencia de movilización de su electorado se va a acentuar los once días que aún restan de campaña.

"Esta es la campaña, estos once días que nos quedan, y tenemos que conseguir movilizar a los nuestros". Así se expresan en Ferraz, donde no quieren entrar ahora en disyuntivas de si habrá un Gobierno de coalición con Más Madrid y Unidas Podemos, o se buscarán otras fórmulas de apoyo. En ese sentido se remiten a lo dicho en el debate por Gabilondo: "Estamos de acuerdo en los objetivos y en los propósitos. Y hablando, nos entenderemos".

Más noticias de Política y Sociedad