Público
Público

Elecciones 10-N Podemos repite programa y no presentará memoria económica hasta que otro partido lo haga

Iglesias lanza un programa electoral casi idéntico al del 28-A. El secretario general de Podemos critica que solo se haga un debate durante toda la campaña y propone que se celebre otro entre los economistas de cada formación. 

Acto de presentación del programa electoral del 10-N / Podemos

Podemos presentó este domingo su programa electoral para el 10-N. Un programa casi idéntico al del 28-A en el que casi no hay nuevas medidas ni modificadas. "Las razones siguen intactas", dicen desde el partido para explicar la falta de novedades. "Presentamos las mismas propuestas que hace cinco meses y que hace cinco años porque las recetas para que se ponga la vida en el centro son las mismas", explicó la número dos del partido, Irene Montero.

El responsable de Acción Institucional y Programa, Pablo Echenique, también confirmó otro punto que ya sucedió el pasado noviembre: Podemos no presentará memoria económica "hasta que otro de los grandes partidos lo haga". El 10-N ningún partido la presentó y en las elecciones de 2015 y 2016 publicaron memorias el partido morado y Ciudadanos y el PSOE una previsión de gastos e ingresos derivados de la política económica de su programa.

La parte central del acto estuvo enfocada hacia la economía. Pablo Iglesias criticó que durante esta campaña solo se realice un debate electoral y propuso a los partidos que debatieran los economistas de cada formación. "La pregunta fundamental de esta campaña la dijo antes nuestro responsable de economía, Nacho Alvárez: ¿cómo vamos a responder a la desaceleración económica? Por esto hago una propuesta desde aquí y es un debate entre todos los responsables", insistió el candidato a la Presidencia del Gobierno.

Iglesias animó al público a votar el 10-N y aseguró que Unidas Podemos es el único grupo que puede evitar la gran coalición PP-PSOE y que puede garantizar una agenda progresista de Gobierno: "Hemos cometido muchos errores: no hemos dado la importancia a los círculos que deberíamos, hemos hablado de nosotros más de lo que deberíamos, nos hemos fiado de la palabra de Sánchez y no hay que fiarse de nadie. Pero hemos demostrado que nosotros no nos vendemos y que no tenemos que avergonzarnos de haber cambiado de bando nunca. Estas elecciones van de quien esta dispuesto en hacer lo q hay que hacer para defender a la gente", sostuvo.

"Para saber si un programa es feminista ecologista o está intentando arrancar unos votos a otro partido hay que mirar la parte económica"

Montero también lanzó alguna indirecta al resto de partidos: "Si un programa es ecologista o feminista o si está intentando arrancar un puñado de votos a otro partido hay que mirar la parte economica", aseguró. La portavoz de Unidas Podemos en el Congreso afirmó que hay programas que tienen muchas medidas sobre transición ecológica o feminismo, pero que en la materia económica están vacíos y esto hace que no sean creíbles y que sean imposibles de cumplir. 

En esta línea, Echenique defendió el programa que han elaborado como el único " de verdad" y criticó que el resto de partidos presentan "medidas ambiguas", utilizan palabras "que no significan nada como impulsar" y no se concretan plazos, datos ni presupuestos. 

Iglesias se mostró sorprendido por la afluencia de gente en el acto y salió a las puertas del edificio a pedir disculpas a las decenas de personas que se quedaron sin poder entrar por el aforo: "No esperábamos que en la presentación del programa viniera tanta gente. Habíamos calculado 400 o 500 personas y habéis venido muchas más. Lo tendremos en cuenta de ahora en adelante. Los actos nos están desbordando", explicó. 

El documento casi idéntico al del 28-A

El programa no cambia ni los ejes centrales del programa ni las principales medidas económicas: mantienen la reforma fiscal con el impuesto sobre los beneficios de las grandes empresas por contaminar, el impuesto a la banca que aumente 10 puntos el tipo impositivo de las entidades financieras o eliminar privilegios fiscales de grandes corporaciones con un tipo mínimo efectivo del 15 por ciento.

Una de las novedades es un impuesto a quien más contamina: un tipo agravado en el impuesto sobre sociedades para desincentivar las actividades contaminantes y aumentar la contribución de las empresas con más responsabilidad en la transición ecológica.

Desde Podemos también prevén derogar tanto la reforma laboral de José Luis Rodríguez Zapatero de 2010 como la de Mariano Rajoy de 2012. Y defienden el ingreso básico garantizado de al menos 600 euros al mes, un salario mínimo interprofesional de 1.200 euros y reducir  la jornada laboral a 34 horas semanales.