Público
Público

Encuestas electorales El pacto Sánchez-Iglesias no penalizaría a la izquierda en unas nuevas elecciones

Los de Pedro Sánchez perderían dos diputados (118), los mismos que sumarían los de Pablo Iglesias (37), según un sondeo de 'Key Data' para 'Público' que analiza los resultados de las encuestas electorales publicadas tras el 10-N. Ciudadanos agravaría su caída.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, en la firma del pacto para un Gobierno de coalición / EFE

El pacto para conformar un Gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos no perjudicaría a ninguna de las dos formaciones si se produjeran unas nuevas elecciones. Así lo recoge un estudio de Key Data para Público que analiza los resultados de las encuestas electorales publicadas después de los comicios de noviembre. 

Según este estudio, el pacto que alcanzaron Pedro Sánchez y Pablo Iglesias (apenas unos días después de la celebración de las elecciones) no restaría ningún escaño al eventual gobierno de coalición, aunque tampoco se lo sumaría. La intención de voto del análisis arroja un resultado ligeramente peor para el PSOE del que obtuvo en el 10-N.

Los socialistas perderían dos escaños, y seguirían en caída después de haber perdido tres diputados entre el 28 de abril y el 10 de noviembre. El Grupo Socialista se quedaría así con 118 parlamentarios en el Congreso, mientras que en los anteriores comicios sacaron 120. 

Estimación de escaños según las proyecciones de Key Data para 'Público', comparados con los resultados del 10-N.

"La dificultad para formar mayorías, en un parlamento tan fragmentado como el votado el 10-N, parece que ha debilitado ligeramente la posición del PSOE. En lugar de fortalecerse tras la victoria en las urnas, que es lo que suele ocurrir con los partidos vencedores, pierde alguna décima de voto válido y algún diputado", analizan en Key Data.

La caída del PSOE contrasta con el ascenso de Unidas Podemos en intención de voto. Los de Pablo Iglesias lograron sacar 35 diputados en los comicios de noviembre, y ahora, según el estudio, sumarían dos parlamentarios más y se harían con 37 escaños en la Cámara Baja.

Tabla completa de estimaciones de Key Data, comparadas con los resultados del 10-N.

En las elecciones de abril, Unidas Podemos obtuvo 42 diputados en el Parlamento. Además, la formación morada sumaría 200.000 electores más respecto a noviembre. Con estos resultados en intención de voto, el Gobierno de coalición mantendría la misma aritmética en el Congreso, y sumaría 155 escaños, 158 si sumamos los de Más País, formación a la que Key Data otorga los mismos resultados.

Respecto a las formaciones que pueden apoyar la investidura de Pedro Sánchez, el único partido que modificaría sus resultados de noviembre es ERC, que lograría sumar un escaño y llegaría a los 14 parlamentarios. Tanto el PNV como los denominados partidos regionalistas conservarían sus resultados.

También se producirían algunos movimientos en la derecha, aunque en este caso se continuaría con la tendencia que se inició en el 28-A. Ciudadanos agravaría su caída (perdió más de 40 escaños en las elecciones de noviembre) y perdería dos diputados, por lo que se quedaría con ocho parlamentarios.

El PP seguiría recuperando diputados, pero de forma muy lenta y progresiva; los de Pablo Casado sumarían dos escaños más respecto al 10-N y obtendrían 91 diputados en el Congreso. También subiría Vox, un solo escaño, y la ultraderecha seguiría siendo la tercera fuerza de la Cámara con 53 asientos en el hemiciclo.