Público
Público

Las enmiendas feministas al Congreso del PSOE pasan el primer filtro en la mayoría de la agrupaciones

Para que lleguen al cónclave socialista deben ser aprobadas en los órganos provinciales, que se reunirán este fin de semana, con más del 20% de los votos. El movimiento va creciendo en el seno del partido, aunque la dirección ignora el debate interno.

El feminismo vuelve a las calles de Madrid pero con menos fuerza
Imagen de la última manifestación convocada por la Comisión 8M de Madrid con motivo del Día Internacional de la Mujer, que se celebra este 8 de marzo de 2020. EFE

Las enmiendas feministas impulsadas por un colectivo de mujeres del PSOE de cara a modificar la ponencia marco del 40º Congreso han pasado la primera criba de forma mayoritaria en todas aquellas agrupaciones donde se han presentado. Sus reivindicaciones están creciendo en el seno del partido, aunque desde la dirección federal se sigue guardando silencio.

Dichas enmiendas pretenden impedir que en el proyecto socialista "se introduzcan formulaciones que supongan retrocesos para las políticas de igualdad entre hombres y mujeres mediante la minimización de los condicionantes que comporta el sexo y, con ello, se ponga en peligro la garantía de derechos reconocidos de las mujeres", según la carta que se reenvió a la militancia socialista para recabar apoyos.

Las enmiendas se centran, fundamentalmente, en precisar muchos conceptos o formulaciones que, según las feministas del PSOE, atentan contra las política de igualdad de manera flagrante, y en una simplificación sus propuestas tienen como objetivo no sustituir "sexo" por "género".

Entre otros temas, en las enmiendas se pide cambiar el título del epígrafe "Transversalidad para garantizar la igualdad de género" por "Transversalidad para garantizar la igualdad entre mujeres y hombres"; se pide sustituir en todo el texto el concepto 'trans' por "transexual"; se pide diferenciar claramente entre "principio de igualdad" y "principio de igualdad entre hombres y mujeres". En resumen, la reivindicación central es separar nítidamente las reivindicaciones de estos colectivos, que las feministas dicen que también defienden y apoyan, de lo que es la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres. 

Según fuentes de las impulsoras de esta iniciativa, las enmiendas han sido aprobadas en agrupaciones de Marbella, Ciudad Jardín, Antequera, Carretera de Cádiz (Málaga capital), Alhaurín El Grande, Guadalmedina (Málaga capital), Centro (Málaga capital), Estepona, Torrox, Vélez, El Palo (Málaga capital), Puerto de la Torre (Málaga capital), Coín, Almargen, Miraflores (Málaga capital), Churriana (Málaga capital), Mijas, San Pedro, (Malaga).

Además de en numerosas agrupaciones de Valencia, Castellón, Alicante, Ourense, A Coruña, Vigo o Murcia. En Madrid las enmiendas han sido aprobadas en Móstoles, Distrito de Chamberí, Madrid centro, Retiro, Carabanchel, Pozuelo, Rivas y Vallecas, entre otras.

Este es el listado recogido hasta ahora por las impulsoras de la iniciativa, pero aseguran que en todas las federaciones socialistas han salido adelante dichas enmiendas.

¿Llegarán a debatirse en el Congreso?

Sin embargo, esto no garantiza que se debatan en el 40º Congreso. Algunas voces contrarias a estas enmiendas apuntan que lo habitual, en esta fase, es aprobar todas las enmiendas que se presenten, pero que otra cosa es que lleguen para debatirse en el Congreso.

Por ello, la decisión final se sabrá este fin de semana, en el que las agrupaciones provinciales del partido tienen que aprobar las enmiendas que presentarán oficialmente a la ponencia marco. En este órgano interno cada enmienda debe superar el 20% de los votos.

Mientras tanto, en la dirección socialista que prepara el Congreso se sigue ultimando una alfombra roja para Pedro Sánchez, ultimando los apoyos que quiere exhibir el líder socialista en el Congreso tanto a nivel interno como internacional, intentado eludir todo debate interno.

Además, ni la secretaria de Igualdad Carmen Calvo se quiso pronunciar sobre este asunto, ni otras dirigentes del partido han querido hablar dando su nombre. Pero en el PSOE hay marejada de fondo con este asunto... y mucha. 

Más noticias