Público
Público

Entrevista con el ex vicepresidente Pablo Iglesias: "El Partido Popular ha necesitado controlar a los jueces para no desaparecer como partido"

El ex líder de Podemos, en una entrevista en el programa 'En la Frontera', subraya que en la actualidad la derecha "solo puede pactar con Vox", ya que el modelo de ultraderecha, el modelo de Ayuso, es el que se acabaría imponiéndose en el PP.

Pablo Iglesias en La Frontera
Pablo Iglesias en La Frontera. PÚblico

Pablo Iglesias, ex vicepresidente segundo del Gobierno y ex secretario general de Podemos, considera que la posibilidad de los partidos para bloquear la renovación de la justicia "va en contra del espíritu de la norma", en alusión al Partido Popular, que "ha necesitado controlar a los jueces para no desaparecer como partido".

Para Iglesias, el gran problema de la falta de independencia judicial en España "se llama Partido Popular", que, en su opinión, ha forzado su control político de los jueces para evitar que sus miembros acabaran en la cárcel, según ha declarado en  una entrevista con Juan Carlos Monedero, en el primer programa de la nueva temporada de En la Frontera, que se emite a través de Público.

En la entrevista, el ex vicepresidente segundo asegura que en España hay una politización judicial, que no tendría tanto que ver con el sistema de elección de los jueces "que se ha quedado viejo" sino con el procedimiento, "que permite al PP tener secuestrado el mecanismo de renovación del órgano de los jueces".

Respecto al poder judicial, Iglesias apunta que hay un problema añadido, "el carácter conservador de la magistratura" que tendría que ver con el diseño del acceso al órgano entre otras razones. Esto, asegura, "nos han llevado a ver a algunos jueces resistirse a algunas leyes que emanan del poder legislativo", como fue el caso de la ley solo sí es sí.

"La derecha que pactaba hace años con el PSOE ya no existe"

Pablo Iglesias asegura en la entrevista de En la Frontera que la derecha, de origen franquista, que pactaba con el Partido Socialista "ya no existe". Comenta que existen sectores del PSOE que "sienten nostalgia del bipartidismo y de esa derecha con la que se podían pactar cosas".

El ex secretario general de Podemos señala que la derecha en la actualidad "solo puede pactar con Vox", ya que es el modelo de ultraderecha, el modelo de Ayuso el que se impondría en el PP. Y añade que "Si gobierna el PP con Vox estaríamos ante un grave peligro de involución democrática".

Según Iglesias, en un gobierno de coalición del PP y Vox no se erigiría los temas sociales o económicos para confrontar a la izquierda, sino que "se utilizarían los temas identitarios que tienen que ver con un tipo de nacionalismo español reaccionario de derechas". 

"La monarquía fue la negociación en la transición"

La monarquía actual para Iglesias fue la clave en la transición de lo que impusieron las élites franquistas que estaban dispuestas a transitar a un sistema político homologable con los países europeos. Como ejemplo, el ex líder de Podemos remarca que en el texto de la Constitución la palabra rey aparece 42 veces además de estar también incluido el propio nombre de Juan Carlos I. 

"La monarquía de Juan Carlos supo hacerse simpática para ciertos sectores del país" asegura el ex vicepresidente. El ahora rey emérito, dice Iglesias, tuvo la capacidad de "colocarse más cerca del PSOE que de la derecha", mientras que "el monarca actual solo hace gestos a la España más conservadora". Esa posición de Felipe VI, según dice, no es viable a medio plazo para la propia institución monárquica. 

Pablo Iglesias Y Juan Carlos Monedero en La Frontera.
Pablo Iglesias Y Juan Carlos Monedero en La Frontera. Público
"No se entendería el oligopolio eléctrico en España sin sus vínculos históricos con el poder político"

Respecto a la situación de las empresas eléctricas, en plena escalada del precio de la energía, Iglesias comenta que es "sencillo seguir el rastro del dinero", ya que se observa un proceso histórico de privatización que ha servido para que estas empresas tengan "una situación de privilegio oligopólico" en el mercado.

Asegura que las eléctricas han partido del privilegio, obteniendo grandes beneficios, con lo que habrían podido fichar políticos, como presidentes o ministros, que han llevado a sus consejos de administración, siendo estos "lobistas de lo privado con buenos contactos en el sector publico". Esto se traduciría para el ex vicepresidente en unas facturas escandalosas que afectan a los derechos humanos frente a  "la arrogancia que representa que estas empresas desafíen al Gobierno".

Más noticias